Carcassés no es un héroe,
los héroes estaban frente a él

Enrique Ubieta Gómez • La Habana, Cuba

¿Robertico Carcassés es un héroe? Dice en su mensaje que no puede ser oportunista alguien que arriesga el sustento de su familia para decir lo que piensa. Todo es riesgo en la vida, uno apuesta a lo que cree, y juega sus cartas. Si  aceptamos la hipótesis que más nos consuela a los revolucionarios, y creemos a pie juntillas que nada ni nadie nos mueve el consenso, que no lo movemos nosotros con nuestros errores, muy a nuestro pesar, hacia la orilla de la desmovilización, entonces Carcassés actuó como un valiente. Pero si comprendemos que la retórica del amor manipulado –no de aquel que el Che defendió con su vida, el que caracteriza a un revolucionario, si es verdadero–, que insta a los explotados a la reconciliación con los explotadores, que pide el abrazo de dignos y sietemesinos, de neoanexionistas y antiimperialistas, está de moda, entonces es un gesto oportunista. 

Retar la supuesta “corrección” de cualquier postura es un acto de valentía solo si no es moda. ¿Qué era “lo oficial” aquella tarde-noche en la Tribuna, en La Habana, en cada rincón y en cada casa de Cuba?, ¿el agradecimiento a cinco cubanos que estuvieron dispuestos, por amor, a entregar 15, o si fuesen necesarios 20, 25 años o toda la vida, por la de todos los que viven en Cuba, sean militantes o “disidentes”?, ¿con quiénes supuestamente compartimos culpas los revolucionarios, que Carcassés debe decirle algo a la legión de espías de la CIA que trabaja en el edificio de la SINA y luego, también, a quienes defendemos la independencia?, ¿la inconformidad, justa o no, es tan estrictamente personal que, en una convocatoria de respaldo a personas que han entregado todo, no puede obviar el reclamo de un auto, cuya venta ha sido burocráticamente pospuesta?, ¿por qué apelamos a la legítima insatisfacción que compartimos con las manquedades de nuestra prensa y la contaminamos, al hablar de “libertad de prensa o de información”, con la terminología del engaño burgués?, ¿está más informado, o políticamente más instruido, el pueblo estadounidense que el cubano?

Hoy el imperialismo cree que las revoluciones latinoamericanas, muertos o enfermos Chávez y Fidel, son más vulnerables, que es la hora final de la venganza, y apuesta a que los Lineamientos –que nos llevan a la victoria por el borde del acantilado–, nos hagan resbalar y caer en el vacío del capitalismo. No apuesta, empuja. No espera, construye consensos para la derrota.

Las palabras y los contextos cuentan. El pueblo respondió al llamado de su héroe de forma espontánea y llenó los hogares, las plazas y los cuerpos de cintas amarillas; acudió a la Tribuna, frente a la SINA, junto a René y a los familiares de los prisioneros, para declarar su repudio a la injusta prisión. Carcassés no es un héroe, los héroes estaban frente a él, y Cinco de ellos, incluido René (cuya suerte es la de sus hermanos, esté donde esté), siguen presos en cárceles norteamericanas, desde hace más de 15 años, para defender la libertad de cada uno de nosotros, también la de Carcassés. El talento musical no justifica ni disculpa el agravio.

Publicado en el blog La Isla Desconocida

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato