Exposición de Nelson Domínguez

Homenaje

“Hay cosas que no por retóricamente repetidas,
dejan de ser ciertas”.

Rufo Caballero

Con su distintiva figuración expresionista y un imaginario pletórico de lirismo, Nelson Domínguez, sin constricciones u objetivos preestablecidos, ha decidido apropiarse del semblante del Líder cubano, con el fervor de quien necesita saciar ciertos impulsos creativos. Ha de entenderse que la imagende Fidel en su obra no es una cita de connotaciones políticas. Su interés surgió de cierta intriga plástica por dibujar a piacere el rostro de sugestivas formas del Comandante.

Imagen: La Jiribilla

Es por ello que considera esta temática una serie totalmente abierta. Algunas piezas utilizan modelos fotográficos, como la titulada “Homenaje a Korda”, pero por lo general el referente es muy íntimo. Cada obra representa “sus” Fidel; a veces, pensador, dubitativo; otras, vigilante, dispuesto en su uniforme verde olivo; de pronto puede transmutarse en ángel ovolar sobre un caballo alado, convertirse en alma gemela del gran Martí o compartir unas palabras con la prima ballerina assoluta Alicia Alonso.

Imagen: La Jiribilla

Al autor le interesa explorar nuevos intersticios de la figura del Líder, por ejemplo, cómo representar la imagen del Fidel viejo de barba y pelo blanco, cuya senectud lo evidencia hombre común y terreno. ¿O a dónde irá este gran hombre tras abandonar la materia viva? ¿será acaso “Retorno a la montaña verde”, una respuesta idílica o muy lógica a tal interrogante?, lo cierto es que a la usanza de las figuras flotantes de Chagall, Fidel se imbuye en la esencia misma de la montaña como si se convirtiera en savia imprescindible.

Imagen: La Jiribilla

Todas estas apropiaciones evidencian sin soslayo la admiración del pintor por Fidel, hombre al que considera irrepetible y portador de una sensibilidad artística como la de muy pocos líderes. Pues Nelson no olvida, cómo en la confección de murales-batallas el líder estuvo allí como uno más. Esta relación es trasladada al plano personal en la pieza “Un día inolvidable: dibujo a dos manos”, obra de técnica mixta donde el autor hibrida fotografía, prendas textiles y pintura, para narrar su experiencia junto al vasto ideólogo.

No es casualidad, entonces, la decisión de realizar una muestra de este tipo en el Instituto Superior del MININT Eliseo Reyes Rodríguez “Cap. San Luis”. No se interprete esta idea ceñida al plano de la temática que se aborda. Entiéndase que la apertura de un espacio galerístico en este centro, donde se exhiba arte cubano de primer nivel, funciona como catalizador necesario para generar en los estudiantes y profesores que allí radican un nuevo tipo de sensibilidad artística.

Esculturas, grabados y pinturas conforman esta exposición que se erige como un debido Homenaje, y marca el inicio de un necesario camino hacia la educación artística de futuros hombres y mujeres punteras.

Comentarios

Me gusta mucho este sitio, además fuy graduado en la Capitan San Luís en el 2001, ahora estoy en Quito Ecuador

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato