Para leer la revolución en Cuba

• La Habana, Cuba

Los días 17 y 18 de septiembre, la Biblioteca Nacional de Cuba acogió el Coloquio Científico 50 Aniversario del Departamento de Filosofía de la Universidad de La Habana. De ese encuentro ha resultado una exposición de publicaciones nacidas de aquel espacio docente, que permanecerá en la propia Biblioteca durante las próximas tres semanas.

Una amplia muestra bibliográfica recibe por estos días a quienes llegan a la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí: publicaciones concebidas por el Departamento de Filosofía de la Universidad de La Habana entre los años 1963 y 1971, que fueron dispuestas allí hace unos días en el contexto del Coloquio por los 50 años de aquel proyecto docente, pedagógico, social y cultural, y que se mantendrán en exhibición durante las próximas tres semanas.

Los lectores pueden asomarse allí a polémicas en torno al rol de los manuales y al “manualismo” en la enseñanza del marxismo en aquellos primeros años de la Revolución Cubana, y que tuvieron como plataforma de socialización a Teoría y Práctica: una revista editada por la entonces Dirección Nacional de las Escuelas de Instrucción Revolucionaria para temáticas asociadas a las ciencias sociales, que circuló entre octubre de 1963 y noviembre-diciembre de 1967 con frecuencia mensual y tuvo entre sus colaboradores a muchos de los profesores de aquel primer Departamento.

En su ponencia para el Coloquio, el pasado 18 de septiembre en la propia Biblioteca Nacional, Aurelio Alonso, uno de aquellos jóvenes profesores y autor de “¿Manual o no manual?... diálogo necesario” en Teoría y Práctica, señalaba que en aquellas polémicas se “intentaba resumir cómo se producía nuestro desprendimiento herético y las objeciones a las cuales habíamos llegado sobre el uso de los manuales en la enseñanza del pensamiento marxista. No recuerdo que nos hayamos centrado en criterios de autoridad, sino en reflexiones muy argumentadas”. La cultura general, teórica y política de un pueblo “no se realiza en un hágase la luz”, escribió Aurelio en los 60, justamente en una de esas ediciones, y el texto se muestra hoy de forma casi íntegra.

Se muestran en la Biblioteca otros títulos publicados desde aquel espacio docente en función de la enseñanza de la Filosofía en Cuba: lecturas de pensamiento marxista, materiales de estudio para círculos políticos, lecturas de Filosofía en varios tomos; y volúmenes concebidos por el Grupo de Lógica del Departamento, que van desde lecturas sobre lógica formal antigua hasta temas de lógica moderna.

Un importante espacio en esa exposición se ha dedicado también a mostrar varias ediciones de la revista Pensamiento Crítico. En páginas abiertas, los textos “Marx y el origen del marxismo”, de Fernando Martínez Heredia; “Filosofía y marxismo”, de Hugo Azcuy; o “El desarrollo del subdesarrollo”, de Andre Gunder Frank, entre otros que pueden ser leídos de cerca a través de los cristales.

Por un precio de 40 centavos, en Cuba circuló aquella publicación desde febrero de 1967 y durante casi cinco años. En ediciones mensuales de unas 224 páginas, se propuso servir desde el pensamiento al hervidero revolucionario en el tercer mundo. Y esa revista concebida y defendida por una generación joven participante en la revolución, que no se proponía ser solo una publicación teórica, se muestra también ahora con el objetivo de propiciar nuevos cruces de lectura, de motivar otros acercamientos.

Los días 17 y 18 de septiembre fueron en la Biblioteca Nacional tiempos de discusión, de puesta en común de experiencias, memorias, opiniones, intensos debates que sirvieron sobre todo para abrir el diapasón de referencias a profesores y estudiantes de otras generaciones. Incluso, para aquellos jóvenes que jamás habían escuchado o visto u olfateado una edición de Pensamiento Crítico. Y la exposición que ha quedado dispuesta justo frente a la sala que acogió el Coloquio, viene a extender, justamente, esa voluntad. 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato