El acompañante (más esperado)
de Pavel Giroud

Joel del Río • La Habana, Cuba

Luego de ganar el premio al mejor proyecto del II Foro de coproducción Europa-América Latina, en el Festival de San Sebastián, El acompañante, que está escrita y dirigida por el cineasta cubano Pavel Giroud, se ha transformado en una de las películas más premiadas (antes de rodarse) y por tanto en uno de los filmes cubanos más esperados en fecha reciente. La expectativa se explica a partir no solo de los varios y prestigiosos galardones que ha ganado el proyecto, sino también a la luz de la filmografía anterior de Pavel Giroud, catalogado por los especialistas como uno de los cineastas cubanos más prometedores de cuantos debutaran en la primera década del siglo XXI.

Pero volvamos al premio de San Sebastián. Según se anunció en una gala en el Museo San Telmo presentada por José Luis Rebordinos, director del festival, El acompañante acaba de ganar en la capital de la provincia de Guipúzcoa, un premio patrocinado por la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA). Esta Entidad elige entre centenares de proyectos iberoamericanos aún no rodados, selecciona el que le parece mejor, y le confiere una dotación de diez mil euros.

Por otro lado, gracias a un acuerdo de colaboración suscrito con el Producers Network del Marché du Film de Cannes y el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales de Argentina, El acompañante también figura entre los proyectos elegidos para continuar su trayectoria internacional en el Ventana Sur de Buenos Aires, y en la siguiente edición del Producers Network de Cannes. La idea de ofrecer este recorrido es “contribuir a impulsar de manera decisiva la promoción internacional”, según la organización.

Este guion de Pavel Giroud se hizo acreedor también, hace dos o tres años, del premio Julio Alejandro, uno de los más prestigiosos del mundo cinematográfico en español, y dotado con cincuenta mil euros. El jurado que eligió El acompañante estaba presidido nada menos que por el cineasta José Luis Borau, a quien acompañaron los también guionistas, o directores, Manuel Gutiérrez Aragón, Fernando Castets y Remedio Crespo. Este premio de guion lo concedió la SGAE en el marco del festival de cine de Málaga. Antes de esa primera consagración con el premio Julio Alejandro de guion, El acompañante fue distinguido por los jurados de los premios Cinergia y del Festival de Gontenborg en la categoría de desarrollo de proyectos 2009, y el cineasta obtuvo, además, la beca Fundación Carolina-Casa de América para desarrollo de guiones cinematográficos en Madrid, España. En esa beca fueron determinantes la participación en el proyecto de los guionistas Vicente Leñero (El crimen del Padre Amaro) y sobre todo Senel Paz (Fresa y chocolate), que trabajaron mucho en la relación entre los dos protagonistas.

El año pasado se dio a conocer, para alegría de todos los que aguardamos ansiosos porque El acompañante se verifique en pantalla de una buena vez, que Pavel Giroud estaba en Río de Janeiro ultimando detalles de la que será su tercera película, y había logrado contratar para uno de los papeles principales al actor brasileño Lázaro Ramos, conocido y respetado mundialmente por sus interpretaciones en Madame Satá, Carandiru, Cobrador: In God We Trust, y más recientemente en la exitosa telenovela Insensato Coração. Ramos interpretaría el papel del boxeador, es decir, el papel titular de El acompañante.

Según la sinopsis más reciente que hemos encontrado en internet, de un proyecto que consecuentemente se ha transformado mucho a lo largo de los últimos cuatro años, El acompañante se ambienta en La Habana, en 1988, y cuenta la historia de Horacio Romero, el más grande boxeador cubano del momento, que da positivo en un examen antidoping y es enviado a un hospital militar, de donde sólo puede salir una vez por semana.

Sin embargo, en 2010, cuando Pavel Giroud fue jurado de óperas primas en el festival de La Habana, declaró que estaba preparando este guión coescrito con Alejandro Brugués (Juan de los Muertos) y ambientado “en Cuba por los años 80, cuando comenzaron a aparecer los primeros casos de SIDA, y cuando —como es sabido— los pacientes eran internados en el sanatorio Los Cocos, para atenderlos, darles tratamiento y de ahí podían salir un día a la semana, en compañía de alguien que supervisara sus acciones y de quien dependían las pequeñas libertades del paciente, y estos eran los acompañantes. Este largometraje cuenta la historia de un paciente y su acompañante”.

Entre las dos sinopsis, la antigua y la nueva, el lector puede completar aproximadamente lo que será la trama de esta futura película cuyos numerosos premios internacionales sorprenden solo a quienes hayan olvidado que los proyectos de Pavel Giroud siempre contaron con la preferencia de los jurados y especialistas cubanos y extranjeros. El largometraje colectivo Tres veces dos ganó el Zenith de Plata a la mejor ópera prima en el 28 Festival de Cine de Montreal, y su primer largometraje, La edad de la peseta, fue nominado al Premio Goya por la Academia de Cine Española, y estrenado en la sección Discovery del Festival Internacional de Cine de Toronto, además de ganar los premios Coral de Fotografía y de Dirección de Arte en la vigésimo octava edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, de La Habana.

La edad de la peseta, una de las mejores películas cubanas de la década anterior, también resultó ganadora en los festivales de Cartagena y Cinesul, donde obtuvo el premio al mejor largometraje, mientras que en San Francisco se alzó con el premio Chris Holter de la audiencia. El público también lo premió en Lima, y además le valió al director ser reconocido como el mejor en CineCeará 2007, festival en el que añadió los lauros de Dirección de Arte y Música original. Por si fuera poco, la Universidad de Houston incluyó la película junto a otros siete filmes hispanos firmados por Luis Buñuel, Pedro Almodóvar o Víctor Erice en el programa de estudios Modern and Classical Languages. Spanish Films. Todo esto le valió a Pavel ser elegido como uno de los diez directores jóvenes más prometedores de Latinoamérica.

Cuando todavía se escuchaba el eco triunfal de …la peseta, otro gran premio: el de Mejor Guión Inédito, en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, efectuado en 2005, por Omerta, cuyo estreno mundial ocurrió también en San Sebastián, en 2008. Después de estrenar el filme en Cuba, Pavel Giroud decide distanciarse de las estructuras oficiales de la industria cinematográfica cubana y comienza el dificilísimo bregar en busca de producción para su nuevo guión El acompañante. En un momento intermedio de esa búsqueda, el cineasta declaró que “en el plano formal esta sería una película sin artificios, centrada en sus personajes, su drama y el ambiente hostil que les rodea. Una película sobre víctimas, como mis dos anteriores filmes, pero con otro carácter. Si mis películas precedentes están caracterizadas por una sofisticación manierista en la puesta en escena, un obvio exhibicionismo de ambientes, recurrencias a limpios movimientos de cámara y limpieza en el montaje; esta es todo lo contrario. El acompañante es una película SIN ACOMPAÑAMIENTOS. Sin música, cruda, sucia; sin parafernalia técnica rodeando a la cámara o sosteniéndola. Es el retrato de una época anulada, no solo por el cine complaciente de su momento, sino por la prensa y la memoria ciudadana”.

Según lo planificado, El acompañante entra en fase de rodaje a mediados de 2014, y cuenta con impulsos para la producción en Cuba (5ta Avenida), Panamá, Brasil y España, además del aval que representa la impresionante cadena de premios conquistados por el autor.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato