Filosofía para soñar lo imposible

Paula Companioni • La Habana, Cuba

Imagen: La Jiribilla
 

De 1963 a 1971, una generación de académicos desarrolló el primer proyecto de una cátedra de filosofía marxista en Cuba. Este Departamento —situado en una casa de la calle K, en El Vedado— tuvo su precedente en la Reforma Universitaria de 1962, que entendía como una necesidad el estudio en las carreras universitarias de la Filosofía y la Economía Política.

Los jóvenes profesores del grupo tenían como leitmotiv la reafirmación de las ideas de la recién triunfante Revolución Socialista, e intentarían crear una teoría autóctona, que respondiera a nuestra realidad nacional.

Hablar de las Ciencias Sociales cubanas después de 1959 implica una referencia obligatoria al Departamento de Filosofía de la Universidad de La Habana o, como los llamaban, al grupo de filósofos de la calle K.

El Departamento fue el eje articulador de aquellos académicos cubanos que se interesaban por una investigación crítica acerca de los fundamentos de la ideología fundada por Marx y Engels. Este estudio tendría la intención de lograr una teoría socialista cubana pensada para, por, y desde el llamado Tercer Mundo.

El grupo “sacudió” mensualmente la década de 1960 por medio de una publicación de nuevo tipo en la Isla. La revista Pensamiento Crítico nucleó a los jóvenes profesores en un proyecto cultural, docente, pedagógico y social que pensaba a la Revolución desde la teoría que debía acompañarla. Esta publicación se convirtió en un soporte para la lucha por la descolonización latinoamericana.

Imagen: La Jiribilla

Medio siglo después del nacimiento del grupo de la calle K, varios de los fundadores (Aurelio Alonso Tejada, Fernando Martínez Heredia, Eduardo Torres-Cuevas y Marta Pérez Rolo) y otros seguidores de esa experiencia se reunieron en un ejercicio de memoria histórica en el Coloquio Científico 50 Aniversario del Departamento de Filosofía de la Universidad de La Habana, celebrado el 17 y 18 de septiembre del 2013 en la Biblioteca Nacional José Martí.

El Coloquio pretendió enriquecer los análisis sobre el pasado, presente y el futuro de la nación cubana. La Jiribilla propone en el siguiente dossier, algunas de las ponencias que allí presentaron y discutieron los académicos formados en aquella hornada de intelectuales imprescindibles para la historia de nuestro pensamiento crítico.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato