Sobre Electra Garrigó

Roberto Blanco • La Habana, Cuba

 

Electra Garrigó, la tragicomedia de Virgilio Piñera, tiene para mí múltiples significados que arranqué del esplendente arropamiento en la memoria. Han transcurrido tantos inacabables años desde la juventud recordada, desde aquel primer deslumbramiento sobre el escenario; tan lejos me queda lo que aprendí de una vez por todas, para toda la vida…

Cuando comencé a incluir sistemáticamente en los programas de Teatro Irrumpe este concepto: “Hacer teatro, celebrarlo, es dar cuerpo y voz a esa colectividad que forman público y actores. Cuando se logra, irrumpe allí una poesía muy peculiar que, siendo, deja de ser: esa es una de las claves para comprender la consistente inconsistencia del teatro”; estaba invocando aquellos primeros duendes y tiempos de mi formación. El futuro parecía quedarme más allá de cualquier “azul en lontananza”, detrás de todos los telones que aún debían cerrarse.

Imagen: La Jiribilla

Ahora, entusiasmado con rendir homenaje a creadores como Francisco Morín y Andrés, vuelvo sobre la Electra de Virgilio —que así se dice en el argot teatral— en recuerdo de mis queridos Omar Valdés, Lilian Llerena y Helmo Hernández, que ya no nos acompañan. La obra, cuando tuvo su puesta en 1958, a todos nos reunió en el elenco, y toma ahora nuevos significados.

Y de repente, manejando crónicas, libros y noticias, me encuentro con un fragmento de Las Furias, el poema de Piñera escrito en años cercanos a su Electra, con versos centelleantes que lo resumen todo:

“Nada tengo sabido, alegres Furias:
esas islas por aguas ataviadas,
donde hombres sombríos y suntuosos
furiosamente sobre dioses ríen.
Esas islas y luz furiosa unidas
pesan con ramos y consagraciones
reclinadas en tenues soledades.”

Aquí estoy. El resto es teatro.

Cortesía del Centro de Estudios del Diseño Escénico

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato