Maridaje de lo bello

Joaquín Borges-Triana • La Habana, Cuba

Con apenas cinco emisiones, ya puede asegurarse que el Festival Leo Brouwer de Música de Cámara resulta uno de los eventos musicales de mayor importancia en Cuba. De alguna manera cabría decir que el encuentro es una suerte de continuación lógica de lo que fuese el Festival Internacional de Guitarra de La Habana, que durante las décadas de  los ochenta y noventa de la pasada centuria tuviese al maestro Brouwer como su máximo propulsor.

Por todo lo anterior es razonable que La Jiribilla dedique su dossier de la presente semana a compilar un grupo de textos que, desde diferentes perspectivas, hablan del V Festival Leo Brouwer, que por estos días se ha celebrado en Santiago de Cuba y La Habana. Así, no puede faltar la referencia obligada a la visita del gran Paco de Lucía y su agrupación, que tras 25 años de no presentarse en nuestro país vuelve a hacerlo para el regocijo de quienes antes disfrutamos de su arte entre nosotros y en particular, para las nuevas generaciones que por razones obvias no habían visto en vivo al maestro de la guitarra flamenca, alguien que también ha colaborado con jazzistas como Al Dimeola y John McLaughlin.

Se incluye en el presente dossier, un abordaje a propósito de la relación entre humor, música         y en general el elemento lúdico, a partir de esa singular inauguración que tuvo el Festival con el Concierto para dedo y orquesta, en una perfecta simbiosis entre los talentos de Leo Brouwer (un hombre que se autodefine como una persona que gusta del juego) y Osvaldo Doimeadiós, y que a mí en lo particular me remontó a los ya lejanos tiempos en que este actor era director del grupo Salamanca, sin lugar a dudas —junto a NOS-Y-OTROS— uno de los colectivos de mayor importancia en el movimiento humorístico nacional de los ochenta y noventa.

Así pues, les invito a adentrarse en un dossier que pretende ser testimonio de un festival que, como ha enseñado con su propio ejemplo Leo Brouwer, no hace distingos entre música académica y/o popular, por lo que al mismo tiempo rinde homenaje a corrientes sonoras como el minimalismo o a figuras que van desde Benjamin Britten, Harold Gramatges, Ernesto Lecuona, Alejandro García Caturla, Bobby Carcassés, Benny Moré, hasta Pablo Milanés…, a sabiendas de que todos son hacedores de lo bello.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato