La guitarra de Enrike Solinis:

Música de todos los colores

Eydi Sanamé Flores • La Habana, Cuba

Dentro del V Festival Leo Brouwer de Música de Cámara, se presentó en la Habana el solista de guitarra clásica Enrike Solinis, descrito por el afamado compositor, guitarrista y director de orquesta cubano (cuyo nombre lleva el Festival) como “un coloso” de este instrumento.

Solinis ha sido elegido por el Maestro Brouwer en varias ocasiones para interpretar composiciones suyas, con las que  ha recorrido prestigiosas salas de concierto como el Carnegie Hall, de New York y la Konzerthaus, de Berlín.

“Participar en el Festival y poder intercambiar con tantos músicos de distintos estilos y corrientes es una gran oportunidad que le agradezco al Maestro Brouwer. Él es un referente para todos nosotros. Yo mismo, por ejemplo, hice parte de mis estudios en la Escuela Superior de Música de Cataluña, a partir de su obra”, comenta.

La presentación del guitarrista vasco en el V Festival estuvo unida al Conjunto de Música Antigua Ars Longa, junto a quienes, en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional, interpretó dos piezas dentro del programa De Vivaldi al Minimalismo: el “Concierto para dos mandolinas, arcos y órgano”, del violinista italiano y la “Electric Counterpoint para ensamble de guitarras”, del estadounidense Steve Reich, precursor de este movimiento artístico.

Su segunda presentación —De sonatas, conciertos y fantasías— en la Basílica Menor del Convento San Francisco de Asís, demostró a los oyentes por qué la crítica especializada lo reseña como uno de los más virtuosos músicos de su generación.

“Él toca, con rigor barroco, absolutamente todos los instrumentos de cuerda pulsada y además de eso la guitarra moderna de seis cuerdas”, así lo presentó Brouwer al auditorio.

En esta ocasión ofreció un repertorio barroco con piezas de compositores españoles de este estilo como Gaspar Sanz y Santiago de Murzia, así como algunas del italiano Domenico Scarlatti y del propio Brouwer. En este desplegó su arte en el manejo de instrumentos como la tiorba, el cual es semejante al laúd barroco, pero con mayores dimensiones.

Aunque diestro en el manejo de varios instrumentos y en el conocimiento de las características musicales de distintas épocas, Enrike Solinis no tiene prejuicios hacia ninguna escuela o tendencia. Para él, “la música está por encima de todo”. Así, cuando introdujo la guitarra eléctrica en el repertorio clásico, suscitó la admiración del público, y la sorpresa de quienes asocian la guitarra eléctrica únicamente con el rock.

“He tocado música barroca con la guitarra eléctrica, porque al fin y al cabo es un instrumento musical, y la música se pude tocar con cualquier instrumento, de la misma forma que se toca a Vivaldi con un violín moderno.

“Si estás habituado a escuchar la ‘música de todos los colores’ que hay en el mundo, siempre encontrarás algunos parámetros como la improvisación; la creación basada en el ritmo, en la altura, en la expresión… y eso se percibe en todas las escuelas de música. Tenemos que aprovechar eso y aplicarlo al barroco.

“Cuanta más cultura musical tengas, más fácil podrás reconstruir un legajo, un papel del barroco (que no son cuatro puntos mal puestos, porque la grafía musical ha llegado hasta ese punto) y entonces podrás darle un color nuevo a esa música.

“No tenemos datos para saber qué ocurría exactamente durante el barroco, sólo tenemos unos pequeños bocetos escritos; entonces, por encima de todas las escuelas y todos los prejuicios está el poder hacer música. Lo necesario es tocar la música de este período con cualquier instrumento, como si lo quieres tocas con unas celestas, una guitarra eléctrica o un laúd del renacimiento.

“Hoy solo conocemos un 20 porciento de los datos acerca del barroco como estilo musical, el resto lo tiene que cubrir el intérprete a través de sus ideas”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato