Josué Tacoronte y Brouwer en flamenco

A. L. García • La Habana, Cuba

Con una sonrisa imborrable en los labios, el guitarrista cubano Josué Tacoronte ha disfrutado este nuevo encuentro con la música cubana e internacional: el Festival Leo Brouwer de Música de Cámara, que en su opinión es único de su tipo en Cuba y el mundo: “Es un espacio para actualizarnos con la obra del maestro Brouwer y acercarnos a piezas poco conocidas de compositores importantes desde el Renacimiento hasta la actualidad. Otro aspecto sorprendente resulta el hecho de que incluye varios géneros y períodos; se respira libertad creativa y eso invita, emociona a los artistas. Vemos cómo Leo disfruta lo mismo con el jazz, la danza, el humor o el flamenco; sabemos que cada año va a ser increíble y lo esperamos con ansiedad. Yo pensaba que lo ocurrido el año pasado iba a ser imposible de superar y, sin embargo, lo sucedido este año ha sido también extraordinario”.

Imagen: La Jiribilla

La extensión del Festival a otras provincias del país como Pinar del Río y Santiago de Cuba, donde tuvo la oportunidad de presentar por primera vez su más reciente disco Brouwer Flamenco, también fue elogiada por este joven, que asegura sentirse muy cubano aunque trabaje con el flamenco desde hace varios años. “Siempre voy a mantener mi esencia latina, porque es algo que llevo dentro, que forma parte de mi formación como músico. El flamenco incorpora las más disímiles raíces culturales y esa es una de sus potencialidades. Vas a Japón y hacen flamenco como si fuera Andalucía pero con sus características distintivas; vienes a América y sucede lo mismo. En Cuba tiene la esencia inconfundible de la síncopa, que resalta mucho dentro de esta música y que se disfruta mucho”.

La pasión por el género y la admiración hacia el artífice de este Festival, lo llevaron a retomar un proyecto que había comenzado hace más de diez años. “Siempre supe que al Maestro le apasiona el flamenco y me dije: «Por qué no pruebo cómo suena su obra con el rasgueo, la fuerza, el golpe». Entonces hice un concierto aquí en La Habana donde interpreté algunas de sus piezas más emblemáticas llevadas al flamenco, pero Brouwer no pudo asistir pues se encontraba fuera de Cuba. A partir de ese momento varias personas me recomendaron que repitiera la experiencia”.

Sin embargo, sus compromisos personales y las responsabilidades como compositor-intérprete y Director del Área de Música del Centro Proart y de la Compañía Ballet Español Proart, en México, le impidieron repetirla antes. Hace dos años aproximadamente retomó ese encuentro con la obra del destacado compositor cubano y, con mayor experiencia en cuanto a arreglo y composición, volvió a concentrase en la idea y se la mostró. “A él le gustó mucho escuchar su obra con arreglos diferentes y cantes, porque incluso fueron musicalizados versos de su autoría. Ha sido una experiencia fantástica, un sueño hecho realidad porque siempre quise estrechar su mano, conocer más de su música, saber cómo piensa. Ahora entiendo mejor su obra y es algo que espero conservar en mi recuerdo, como un gran regalo de la vida”.

Imagen: La Jiribilla
Portada del fonograma Brouwer Flamenco

“El disco tiene un repertorio basado en casi todos sus éxitos o sus piezas más reconocidas como Un día de noviembre e incluye también una obra muy contemporánea que se llama Metáfora del amor que el maestro grabó en vivo en el año 1974 en Francia. En el concierto ofrecido en el Museo Nacional de Bellas Artes tuve la suerte de disfrutar de la compañía de varios amigos a quienes admiro mucho, como el venezolano Silfredo Pérez (cuatro) y los cubanos Niurka González (flauta), Eduardo Bethencourt (cantes y percusión), Alejandro Martínez (cello), Arnulfo Guerra (bajo) y las bailarinas Irene Rodríguez y Thais Doimeadiós. El público ha acogido con mucha alegría estos conciertos y el disco que les ha dado origen, que ha sido elogiado, incluso, por personas que aman la música clásica y saben que el flamenco es un género más popular”.

Esta experiencia le ha dado un nuevo impulso a su carrera artística y más fuerzas para continuar innovando: “la única manera de enriquecerse como músico”. Luego de estas presentaciones, se prepara para un próximo disco con nuevos arreglos, en el cual incorporará el cello de Alejandro Martínez. Por ahora continúa disfrutando de este Festival, soñando con el venidero y regalando a todos su sonrisa imborrable.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato