Convergencia

Si me pides el “pescao”, no te lo doy

Ivette Vian Altarriba • La Habana, Cuba
“En el puente de pino, apoyado
sobre la baranda
esperé el Kin-tsi-yu”.
(Su-Tsu-Mei, 1030)

 

El Kin-tsi-yu era un pez que —decían en China, allá por el siglo III—  tenía “oro en la cabeza” y que existía en el río Li-Po-Se. Bueno, parece que aquel pez puede considerarse el que ahora se conoce como golfish (Carassiusauratusauratus).

Y resulta que, desde hace alrededor de cuarenta y pico de años, cua