Selección de poesía

Resurrección del amarillo

Los magníficos muchachos se llevan mi aliento por el río,
burlan las fundaciones de mi fiebre, y en las lianas
me dejan contemplada. Yo sueño. Yo siempre sueño
entre las paredes del agua, y la lluvia como fino cabello
cae sobre la espalda. Orea la brisa, por el otoño regresan
acertijos de mi lengua.
Alguien me imagina desnuda bajo el paraguas

(puede costarle
el girasol de su pupila). Detrás del pozo la fiebre
tiende sus flores, el árbol su sombra como
una franja leve sobre la lejanía.

 

El arte de la caza

Galopa el conde
entre verdes vericuetos
en su caballo blanco
de pareja crin.
Se lanza a la captura
del jabalí magnífico.
Galopa entre pinos y sotas
que lo llevan al río
asusta su presencia
de cazador cazado.
La bestia cae
y cae el conde
el jabalí se pierde
en la maleza impía.
Guarda tu espada
oh viejo conde
tal vez no sea
tu mejor día.

 

Playas

La noche abre las pulsaciones de la casa.
¿Habré venido?
Atrás mi aliento sigue esos halagos,
cada fracción de labios
cada astro caído sobre estas azoteas.
El agua pasa con absurda pulcritud.
Sólo mis pasos y el ruido que hacen los cangrejos
en las cavernas de lodo.
A lo lejos ladran mis perros.
¿Habré venido? ¿Habré venido?

 
Tomado de Tus poemas
 
Mioara Cabrera Castillo: Poeta. Nació en La Habana, 1974. Miembro de la Asociación Hermanos Saíz.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato