Digna Guerra

Una mujer que canta

Joaquín Borges-Triana • La Habana, Cuba

"Heredé un coro que tenía 14 años de fundado y que había estado bajo la dirección del maestro Serafín Pro, lo que significaba enfrentarme a un coro poseedor de su propia sonoridad. Se dice que una orquesta es un gran instrumento en manos del director. Con el coro ocurre lo mismo, con la diferencia de que los instrumentos que están detrás del atril se afinan con relativa facilidad para ajustarlos al temperamento de cada director, mientras que con un coro no se puede hacer eso. El coro es otro gran instrumento, pero que se afina emocionalmente”.

Quien así se ha expresado a propósito de sus funciones como Directora del Coro Nacional de Cuba desde 1975 es Digna Guerra Ramírez, que en estos días en el contexto del II Congreso de la Asociación Hermanos Saíz ha recibido la distinción Maestro de Juventudes.

Nacida en La Habana, el 6 de agosto de 1945, paralelo a su trabajo artístico, ella se ha desempeñado durante años como docente. En dicho terreno, ha laborado como profesora de la Escuela Nacional de Música (Cubanacán) y cuando en 1976 se funda el Instituto Superior de Arte, comienza su actividad docente de Nivel Superior como Jefa de Cátedra y Profesora en dicho centro, donde todavía se mantiene como Profesor Titular.

Un momento importante en la trayectoria de Digna Guerra es el año 1981, fecha en la que funda el Coro de Cámara Entrevoces, agrupación con la cual ha obtenido numerosos premios internacionales, en virtud de la calidad sonora y el grado depuradísimo de la interpretación de obras de complejas y diferentes facturas y texturas sonoras del repertorio universal. Asimismo, en el presente dirige el Proyecto Cantorías del Coro Nacional de Cuba, el cual agrupa cientos de niños que conforman un Coro Infantil y un Coro Juvenil.

En la rica historia artística de esta Maestra de Juventudes, un hecho que hay que resaltar es que en el 2007 resultó presidenta del América Cantat, uno de los más importantes festivales internacionales de coros y que ese año tuvo a Ciudad Habana como sede, en señal de reconocimiento al desarrollo del movimiento coral cubano.

En cuanto a la discografía en la que Digna Guerra ha jugado un sobresaliente rol como directora coral, caben mencionarse los acreditados al Coro de Cámara Entrevoces, es decir, los discos Date una vueltecita, Aporreumbosis, O vos omnes (EGREM), Una manera mejor, Qué rico é, Mi son entero (Unicornio) y con el Coro Nacional de Cuba los fonogramas De todo Coro Son (Colibrí) y el DVD A Capella es mi Habana (Verso Corporación).

Esta discografía se destaca porque en ellos aparecen tanto canciones populares, como piezas del repertorio culto o académico. Tal selección responde a que Digna Guerra ha grabado por igual discos heterogéneos en su contenido, así como otros fonogramas de carácter temático, como por ejemplo el álbum Una manera mejor, con música del Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, o el dedicado al centenario del natalicio de Nicolás Guillén, Tu son entero, con textos del Poeta Nacional de Cuba y con la inigualable colaboración del maestro de la declamación Luis Carbonell.

Luego de muchos años dedicados a la dirección de coros y a la enseñanza artística, Digna Guerra recibió en 2006 el Premio Nacional de Música de Cuba, concedido por un jurado presidido por el maestro Harold Gramatges. Creadora que disfruta todas las etapas del trabajo coral, desde el instante mismo del montaje de las voces, con su quehacer como cantora verifica la vieja idea de que la persona que canta es más feliz, porque con ello engrandece su espíritu.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato