Entrevista con "Tin" Cremata

Una colmena musical

Estrella Díaz • La Habana, Cuba
Fotos: R. A. Hdez

La compañía infantil de teatro La Colmenita clausuró en el capitalino teatro Karl Marx la quinta edición del Festival Internacional de Música de Cámara Leo Brouwer, y este fin de semana, nuevamente, estuvo en esa misma sala de teatro —que cuenta con cinco mil capacidades— presentando otra versión de la obra Meñique.

<a href='http://www.epoca2.lajiribilla.cu/temas/colmenita' title='temas/colmenita'>La Colmenita</a>

En diálogo exclusivo con La Jiribilla, Carlos Alberto Cremata (Tin), director de la reconocida agrupación teatral aseguró que “fue un honor muy grande” que el maestro Leo Brouwer confiara en La Colmenita para montar dos piezas (Cantía del tiempo nuevo y Varias maneras de hacer música con papel), que no se interpretaban en Cuba desde el inicio de los años 70.

Según Tin esas piezas tienen mucho que ver con los niños y poseen un carácter marcadamente lúdico: “Fue una prueba muy fuerte y difícil para nosotros; pero descubrimos que Leo Brouwer es, ante todo, un niño grande o un homo ludens como él mismo se califica, y eso nos lo demostró con una ternura, con una paciencia y con un amor sin límites”.

<a href='http://www.epoca2.lajiribilla.cu/temas/colmenita' title='temas/colmenita'>La Colmenita</a>

Y además, Leo es un gran pedagogo…

¡Extraordinario pedagogo! Les comentaba a mis compañeros que ojalá hubiera visto una clase o una sesión de ensayos —como lo disfruté ahora— cuando nacíamos como compañía porque, seguro, otra hubiera sido la historia. Nada más que ver cómo ensayaba Leo, con qué ternura, con qué paciencia, con qué amor, con qué entrega me ha dado lecciones para todo lo que me queda por crear.

Como espectadora no me sorprendió ver al maestro Leo Brouwer sobre el escenario dirigiendo a un coro de niños de La Colmenita, pero sí me sorprendió sobremanera verlo con un disfraz y actuando… 

Quiso disfrazarse de leñador. Y me narró una anécdota maravillosa: según me dijo, uno de sus primeros trabajos, antes de dedicarse a la música, fue ser leñador, y sentía que regresaba a los inicios.

Esto es una prueba más de su extraordinaria sencillez. Cuando vemos a Leo haciendo esas cosas, corroboramos eso que tantas veces él mismo repite, que es un homo ludens; es decir, el hombre que juega. Él afirma que existe el hombre que trabaja y el hombre que  piensa, pero que siempre olvidamos al homo ludens y enfatiza que el arte es eso, jugar. Y como es un gran artista se presta ante todo a jugar, y para jugar al teatro hay que disfrazarse. Él lo propuso y nosotros nos pusimos arrebatados de contento. Además, concibió todo un personaje que entraba cojeando, ¡era como niño con juguete nuevo con su personaje de leñador!

<a href='http://www.epoca2.lajiribilla.cu/temas/colmenita' title='temas/colmenita'>La Colmenita</a>

Este fin de semana La Colmenita vuelve al Karl Marx, ¿con qué propuesta?

En el Festival de Leo, La Colmenita hizo la función número 1114 de Meñique, obra que estrenamos el 2 de abril de 1994. Y como aún estamos conmemorando el Aniversario 160 del natalicio de José Martí, decidimos aprovechar todo el montaje para hacer, solamente durante este fin de semana, nuestra puesta de Meñique, pero invitando a grandes amigos músicos. El sábado con Pupy y Los que son son, Manolito Simonet y su Trabuco, Vocal Sampling, Habana Compás Dance y Adalberto Álvarez y su son. El domingo estuvieron junto con La Colmenita, David Álvarez y Juego de manos y Arnaldo y su Talismán. 

Durante esta última etapa, La Colmenita está poniendo mucho acento en la música, ¿es así?

Así es. Esa fue una de las razones por las que Leo nos invitó. En estas funciones de fin de semana, La Colmenita hizo, en vivo, toda la música que acompañó la puesta. Son “vacunas” que nos inoculamos ante el ataque despiadado y diario de tanta música chatarra a que estamos sometidos. Estas “vacunas” hacen que los niños de La Colmenita conozcan a la perfección parte de la música de esos gigantes de la música popular cubana. 

<a href='http://www.epoca2.lajiribilla.cu/temas/colmenita' title='temas/colmenita'>La Colmenita</a>

¿Proyectos?

El número mágico de La Colmenita es el 14: nacimos un 14 de febrero, los integrantes iniciales fuimos 14… y así a lo largo de nuestra vida colmenera han acontecido una serie de sorpresas o coincidencias alrededor del número 14. El año que viene es el 2014 y, por lo tanto, nos estamos preparando fuertemente porque cumplimos 24 años. Vamos a viajar por todas las provincias cubanas, pero estaremos en los sitios más humildes de cada provincia: no iremos a las capitales provinciales sino visitaremos lugares donde viven muy poquitos niños a los que les es difícil acceder a la más cercana institución cultural. Eso es lo que haremos el próximo año, además de estrenar una obra dedicada al mártir Frank País que es algo que nos está quitando el sueño desde hace mucho rato y en lo que estamos trabajando duramente. 

<a href='http://www.epoca2.lajiribilla.cu/temas/colmenita' title='temas/colmenita'>La Colmenita</a>

Comentarios

me gusta mucho como relatais esta noticia

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato