Sorpresa y desafío en Del corazón de la col y otras mentiras

Pocos poetas pueden definir en un par de líneas el sentido de su poesía, aunque la mayoría lo intenta infatigablemente. Para Jamila Medina Ríos, en cambio, queda claro desde las primeras oraciones de Del corazón de la col y otras mentiras, [1] colocadas a modo de presentación bajo el nombre de «Metamofosis»: “La escritura como una mutación. De araña a primavera cortada, de armadillo a langosta abierta al medio, de anémona a hongo.” Como se ve, el precepto contiene un elemento de intervención preponderante, por cuanto la mutación no se aviene, como en el absurdo, por una abrupta intromisión de la vida inmediata en la continua evolución del ser, sino por el choque de las circunstancias. La primavera que muta de la araña esta “cortada”; la langosta que muta del armadillo ha sido “abierta al medio”, en tanto el hongo, no adjetivado, remite a un hábitat radicalmente arbitrario y diferente del de su antecesor.

Y así es posible verlo en los once poemas que componen el cuaderno, siempre al encuentro de lo sorprendente, de lo provocador que muta incluso en nuevos cursos de provocación. Más que intención, provocar se hace objetivo, obsesión inveterada del sujeto lírico y búsqueda estilística. Y, como es de esperar en un ámbito moral occidental, lo relativo al sexo, sus sensaciones y prácticas, marca el decursar de ese objetivo. Y aunque el tono no deja dudas acerca de la seriedad con que la autora asume el riesgo de pergeñar la poesía, de asumirla como un oficio más que el alma necesita, el verso se sazona con una constante entrada al juego. Hay juegos semánticos y juegos fonológicos; juegos de subversión y juegos de readmisión del sentido e, incluso, juegos que obligan a mutar hacia esas reescrituras de la interpretación, de la cultura y de la Historia universal.

En una estrofa del poema «Wonder Wall» escribe:

Esta noche

hemos decidido decorar el túmulo

con los grabados de Berlín

con los grafitis franceses

con el bajío de cruces de la Muralla de la Tortilla

alegremos

esos muros gris rata

Y en «Aftermaths» sentencia:

Detenido

lo suficientemente detenido en mi

como para dejar correr en ti

las gorjeantes

las gorgoteantes

las tunelíferas filtraciones de la necesidad

Se trata, por tanto, de una poesía vital, no solo a través de su supuesta rareza simbólica, sino además a lo largo de sus proposiciones. Esa rareza no es más que subversión: de códigos poéticos pero además, y sobre todo, de códigos de percepción de la existencia. Poesía que se construye para participar de la vida, sin las renuencias típicas del existencialismo y, sí, con el desafiante tono de los vanguardismos.

En «Cascanueces o Salto mortal del manatí» apunta:

Así mi cuerpo-alud entrando en el amor

así jalándote

con la mano rapaz que descapulla

con la boca-cuchilla

que haría de Dios una descabezada mantis

un rescoldo

un muñón

un deslenguado eunuco.

Una estrofa que da para un ensayo, con la instrumentación del sujeto colmada de la misma jerarquía que la sublimidad del erotismo y el propio modo electivo para la relación, y que anuncia hasta qué punto esa vertiginosa corrida mutante de los simbolismos aprehendidos obliga a jugar con las inagotables variables del sentido. Y el propio título incluso, que muta lo paródico en matriz femenina y, de inmediato, en otro laberinto, menos biológico y más deudor del espectro poético convencional del que ha mutado a fuerza de imponer estilo y construcción estructural.

Ciertos juegos fraseológicos, sobre todo aquellos que piden su modo a la tradición del retruécano, huelgan, pues se obstruyen entre sí al repetir el recurso, o simplemente tascan el ingenio. Pero de cualquier modo, Del corazón de la col y otras mentiras, de Jamila Medina Ríos, ocurre bajo el objetivo esencial de sacudir la tranquilidad natural del lector, para convertirlo en receptor activo, opuesto o favorable, pero, eso sí, siempre sorprendido por un verso cuyo único culto se acusa en la inconformidad.

 

[1] Jamila Medina Ríos: Del corazón de la col y otras mentiras, Colección Sur Editores, La Habana 2013, 44 pp. ISBN. 978-959-302-116-6

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato