No se pueden rechazar los orígenes

• La Habana, Cuba

Creo que no se está haciendo énfasis en rescatar los orígenes. En la enseñanza musical te encuentras con maestros que, como no dominan la música cubana, son incapaces de impartir ese contenido y lo rechazan. No aceptan una propuesta de tocar la música popular como parte de tu repertorio cuando eres estudiante. Eso es un problema de mentalidad.

Pienso que tiene que ver con que hubo una época en la que todos iban a estudiar al conservatorio de Chaikovski [Conservatorio de Moscú] —la cual fue maravillosa porque permitió que la técnica de los instrumentistas tomara más valor— pero, sin querer, se renunció a los orígenes del violín cubano que vienen de la Orquesta Aragón, la Enrique Jorrín.

Es como que quisiéramos ir a Europa a tocar la música clásica mejor que un europeo que lo lleva en la sangre, o que un europeo quisiera venir a Cuba a tocar mejor que uno la síncopa cubana. Eso es imposible. De eso hablo: no se pueden rechazar los orígenes.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato