Ágora y laboratorio de la cultura cubana

Luis Morlote Rivas • La Habana, Cuba

Querido Raúl:

Queridos Maestros de Juventudes:

Distinguidos invitados:

Delegados e Invitados, participantes todos en nuestro Segundo Congreso.

Con la constitución de la Asociación Hermanos Saíz, hace hoy 27 años, las aspiraciones de los más jóvenes escritores y artistas cubanos alcanzaron un espacio excepcional de confluencias y diálogos que permitiría la articulación de obras y proyectos muy diversos. Es la voz de una nueva generación, fuerte en su diversidad.

En torno a la Asociación se han nucleado varias promociones de escritores y artistas para quienes, la organización ha sido ámbito de crecimiento espiritual y profesional, taller para la confrontación de ideas. Ágora y laboratorio, donde se ha defendido, al unísono, una visión genuina y renovada de la cultura. Artistas, escritores e instituciones se han identificado participando en el amplio espacio que los más jóvenes tienen derecho a conquistar en la política cultural de la Revolución.

Imagen: La Jiribilla

La Asociación ha ayudado a reconocer expresiones artísticas que tienen su raíz lejos del amparo institucional y ha trabajado por colocar esos proyectos frente a las instituciones culturales, junto a las que ha pensado soluciones promocionales, en muchos casos, totalmente novedosas. La mirada ha estado puesta siempre en lo más valioso, en la obra que se impone por su rigor y compromiso.

Hoy, los proyectos más audaces de la organización se gestan en respuesta a una nueva sensibilidad, acorde con los adelantos tecnológicos que ponen en manos de los creadores las herramientas que antes solo podían manejar unos pocos. Esa realidad, unida a la obra de la enseñanza artística, ha hecho posible el surgimiento de una nueva generación que piensa y produce, no pocas veces, al margen de las instituciones.

La Asociación Hermanos Saíz se asume continuadora de la tradición martiana y antiimperialista sostenida por lo mejor de la intelectualidad cubana. No se ha pensado nunca como un espacio para la conquista de ventajas gremiales, sino como foro de diálogo y participación en la obra de la Revolución, defendiendo una postura ética y renovadora desde el arte y el pensamiento. Nuestra organización se concibe en diálogo con la tradición humanista e insurgente, contra la expansión avasalladora de la hegemonía imperial impuesta por los grandes consorcios que regentan la “aldea global” y que buscan aniquilar la diversidad cultural y el pensamiento crítico que ya se perfila no solo como alternativa, sino como solución viable.

En estos tiempos en que los enemigos de la nación conciben el espejismo de una Revolución sin relevo, envejecida, sin respaldo ni continuidad, donde resulta insalvable, al decir de ellos, el abismo entre la generación que la construyó y la generación más joven, la Asociación se confirma certidumbre, porque niega la desesperanza y apuesta por la defensa de la utopía, que la Revolución aspira a conquistar.

Quienes estamos hoy aquí, de generaciones distintas, hemos sido y continuaremos siendo rebeldes. La rebeldía es consustancial al proyecto revolucionario que emprendió Fidel, a su legado y a su perspectiva. Los miles de creadores que hoy pertenecemos a la Asociación nos sentimos comprometidos con la obra renovadora emprendida por el Partido, con la clarinada crítica y movilizadora de Raúl.

Imagen: La Jiribilla

Este 18 de octubre será recordado como un día muy especial. Ya es tradición que en esta fecha festejemos el aniversario de la Asociación Hermanos Saíz y que lo hagamos precisamente agradeciendo a los maestros. Sin embargo, el hecho de que este acto se realice hoy como parte del programa de nuestro Segundo Congreso, otorga al suceso un especial relieve.

Este momento constituye en verdad una pausa feliz, en medio de los importantes debates de estos días, que no son sino la conclusión de un amplio y participativo proceso que se inició con la convocatoria misma del Congreso, en octubre de 2012, y que nos ha permitido discutir y proyectar la Asociación Hermanos Saíz del presente y también del futuro. Y es que en la renovación está la clave de la permanencia. Está el secreto de por qué, a 27 años de fundada nuestra organización, continúa viva, y creciendo.

Jóvenes también en espíritu son nuestros premiados, que han sabido mantenerse cerca de los creadores que comienzan y permanecen alimentándonos con el fruto de su talento fundacional.

Así es nuestra Nancy Morejón, Premio Nacional de Literatura, eternamente joven; ensayista, periodista, crítica literaria, traductora, eminentemente poeta. Es una voz imprescindible en la literatura contemporánea de nuestra Isla. Ha escrito también importantes ensayos y textos sobre el poeta nacional, Nicolás Guillén. Su obra abarca la mitología de la nación cubana y el mestizaje de culturas españolas y africanas en una identidad nueva, cubana.

La maestra Digna Guerra en 1962 comienza su trayectoria laboral como instructora de arte, que la llevó trece años después a ser nombrada directora del Coro Nacional de Cuba. Con la fundación del Instituto Superior de Arte comienza su actividad docente. En 1981 funda el Coro de Cámara Entrevoces, agrupación con la cual ha obtenido numerosos premios internacionales. Como parte de su trabajo a favor del arte coral ha creado proyectos que agrupan a cientos de niños y jóvenes.

Si decimos Wilfredo Salvador Naranjo Verdecia, no lo conocerían, pero si decimos Pachy Naranjo, nos llega enseguida su música, el deseo de bailar con ella, el mar de su ciudad natal. Su gran talento musical ha logrado mantener a la Orquesta Original de Manzanillo por más de 25 años en la preferencia del público. Le fue conferido el Premio Nacional de la Música 2011. La obra de este músico es fiel reflejo de cubanía.

El destacado artista de la plástica Nelson Domínguez Cedeño, ha desarrollado en su obra la pintura, el grabado, la cerámica y la escultura. Cursó estudios en la Escuela Nacional de Arte. Estuvo en la docencia de la Escuela Nacional de Arte hasta 1980 y luego en el Instituto Superior de Arte. Ha integrado el claustro de profesores en la especialidad de Grabado en esa institución, de la que es Profesor Consultante y del Diploma del Mérito Artístico. Como artista nunca ha hecho concesiones, ha puesto en el lienzo, la piedra y el papel lo que ha querido y sentido.

Curadora y artista de la plástica, Lesbia Vent Dumois, es graduada de la Escuela de Artes Plásticas Leopoldo Romañach de las Villas, de la Escuela Normal de Maestros, y de Pedagogía en la Universidad Central y Litografía en Praga, Checoslovaquia, beca obtenida por la UNESCO. Fundadora de la Escuela Nacional de Arte. Miembro Emérito de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. Dirigió el Departamento de Artes Plásticas de la Casa de las Américas, y, más tarde, la Galería Villa Manuela de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba. Recibió el Premio Nacional de Curaduría por su intensa labor en la Casa de las Américas.

Tulio Raggi González es director y guionista de filmes de animación. Creador de una extensa filmografía que incluye más de sesenta títulos, muchos de los cuales se consideran clásicos del género en Cuba. Obras como El primer paso de papá, El negrito cimarrón y La gamita ciega, han emocionado a varias generaciones de niños en la Isla.

El arquitecto Mario Coyula Cowley es Doctor en Ciencias Técnicas, Profesor de Mérito del Instituto Superior Politécnico "José Antonio Echeverría". Participa de la lucha clandestina con el Directorio Revolucionario, subteniente en el Cuerpo de Ingenieros del Ejército Rebelde al triunfo de la Revolución. Fue director de la Escuela de Arquitectura en la CUJAE y de otras importantes instituciones. Se le considera una autoridad dentro del mundo de la arquitectura cubana, además de ser un crítico sagaz y de avezados planteamientos en todo lo que respecta al cuidado, preservación y uso racional del entorno urbano y social.

Imagen: La Jiribilla

Hijo ilustre de la localidad de Bejucal, Carlos Díaz, el director del Grupo de Teatro El Público ha obtenido innumerables reconocimientos y premios a lo largo de su carrera profesional que lo avalan como uno de los mejores directores de teatro en Cuba. Graduado de la Facultad de Artes Escénicas del Instituto Superior de Arte, se ha convertido en uno de los nombres más celebrados y polémicos de la escena cubana. Su teatro, mezcla de discursos y lenguajes contemporáneos en una dimensión multidisciplinaria, ha convocado no solo a actores, dramaturgos y diseñadores, sino también músicos, artistas de la plástica en general, coreógrafos y bailarines.

Reciban, queridos Maestros, junto al Premio que ustedes se merecen y hoy les conferimos, el abrazo y el cariño sincero de nuestra generación, que al reconocernos se compromete con continuar la obra que ustedes nos han legado.

Felicidades a todos. Muchas gracias.

 

Palabras de Elogio a los Premios Maestros de Juventudes. 17 de octubre de 2013

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato