Roberto Ferguson, Premio Nacional de Televisión

Toneladas de prestigio

Paquita Armas Fonseca • La Habana, Cuba
Miércoles, 23 de Octubre y 2013 (12:36 pm)

Debí entrevistarlo hace años; pero lo fui posponiendo y, un tiempo atrás, cuando estuvo más cerca de la muerte que de la vida, le rogué que no se fuera, le afirmé que le debía un texto, porque por Roberto Cornelio Ferguson nada más he sentido admiración desde que me enredé en este mundo televisivo.

Este creador ha cosechado toneladas de prestigio, no solo por ser un excelente profesional, sino —y sobre todo— por ser una persona decente, de esas que llevan la ética como bandera pero sin lucirla como pavo real.

Aún recuerdo su cara de niño pícaro cuando lo abracé al enterarme de que era Premio Nacional de Televisión. En su rostro había asombro y un intento de negativa; hasta que me dijo que sí, que se lo habían dicho, pero pidió por favor que fuera un secreto.

Inmediatamente, me comentó que se lo darían junto con Antonio Gómez, “El loquillo”, que muy bien se lo