VIII Congreso Internacional de Lectura 2013: Para leer el XXI

Leer para ser más humanos

Johanna Puyol • La Habana, Cuba

En el mundo del siglo XXI, cada vez más sumido en una cultura del entretenimiento globalizada en la que dominan los contenidos banales y rápidos, también el libro y la lectura se han convertido en productos de consumo controlados por el mercado. Unas de las principales víctimas de tal situación son los niños y los jóvenes, quienes se ven arrastrados por esta corriente conformista que limita el pensamiento y la capacidad crítica. La tendencia a la lectura simple y acrítica, o peor, a no leer, es solo uno más de los síntomas que marcan a todas las manifestaciones culturales y que son un reflejo de un deterioro progresivo que nos concierne a todos sin límites geográficos.

Imagen: La Jiribilla

Precisamente estos temas medulares son los que esta semana se estarán discutiendo en el VIII Congreso Internacional de Lectura 2013: Para leer el XXI, inaugurado el 22 de octubre en el Hotel Tryp Habana Libre y organizado por el Comité Cubano del IBBY y su Cátedra Latinoamericana y Caribeña de Lectura y Escritura, con el coauspicio de la Fundación del Libro Infantil y Juvenil de Brasil (FNLIJ), el IBBY de Canadá, Fundalectura Colombia y A Leer / IBBY México (Secciones Nacionales de Brasil, Canadá, Colombia y México de International Board on Books for Young People, respectivamente).

La capital cubana es un espacio privilegiado en el que se reunieron por cinco días cerca de 300 delegados de 15 países para dialogar y discutir alternativas, desde la experiencia práctica, en cuanto a la promoción de la lectura y el libro. Bajo el lema martiano de “Se ha de conocer las fuerzas del mundo para ponerlas a trabajar” el Congreso hizo un llamado a repensar desde lo contemporáneo el papel de los libros, la literatura, la lectura y los lectores, y rinde homenaje a José Martí en el aniversario 160 de su natalicio. Temas tan importantes como la calidad de la formación y el acceso a la buena literatura fueron analizados en un ambiente fraternal rico en diversidad de criterios y formas de hacer, por editores, críticos, pedagogos, bibliotecarios, libreros, escritores e investigadores, entre otros profesionales del ámbito del libro, en una aproximación multidisciplinar que ha caracterizado al encuentro desde sus inicios.

El Congreso ha ganado prestigio como espacio de resistencia que enarbola la lectura como una apremiante cura a la tendencia destructiva de no pensar, de no sentir, en definitiva de dejar de ser humano. Sobre ese papel crucial de revelar la esencia humana habló en el discurso de apertura la Dr. Emilia Gallego, presidenta del Comité Cubano del IBBY y organizadora del evento, y allí aseguró que solo ha sido posible alcanzar el nivel actual de reconocimiento internacional gracias al esfuerzo incansable de un equipo que se ha sobrepuesto a los obstáculos y que ha logrado mantener la calidad de este evento necesario, en el que también se analizan las políticas de educación en la región latinoamericana.

“La lectura es un derecho, no un lujo ni una obligación”, afirmaba Fabiano dos Santos Piuba, director del libro, lectura y literatura del Ministerio de Cultura de Brasil, uno de los conferencistas que se dan cita en La Habana. Este principio solo puede ser amparado desde la infancia misma por la familia, por los maestros y por la biblioteca del barrio como los primeros eslabones de una larga cadena que termina en los promotores y en las políticas para el fomento de la lectura, que deben ir de la mano de las políticas culturales. Lograr que los niños y los jóvenes se interesen en los libros, y más, en los buenos libros, no es tarea fácil. Menos que la lectura logre maravillar y asombrar, de modo que siembre semillas que duren toda la vida. Crear un lector apasionado, o por lo menos uno que lea regularmente, es un trabajo de muchos y que transita por muchos caminos. Es en espacios como el Congreso de Lectura del IBBY donde se concretan muchas de estas aspiraciones y sueños.

Si algo fue evidente en sesiones de debate como las “Conversaciones a pie de página”, es que los problemas que enfrentan los actores del libro son comunes para todos los países, y también los obstáculos: la gradual debilitación de la escuela como formadora de hábitos de lectura, la pérdida de la biblioteca escolar, el empobrecimiento generalizado del lenguaje, la formación insuficiente de los educadores y la baja calidad de la educación en nuestra región, el protagonismo de los nuevos medios de entretenimiento en la preferencia de los más jóvenes… Las nuevas tecnologías han modificado en gran medida la forma de leer y de interactuar con el texto: “Hay que dar un salto en la discusión y en el pensamiento de lo que es un libro y un lector”, opina la también brasileña Dolores Prades, editora, profesora y crítica literaria.

En estas condiciones ¿cómo llevar los libros a los niños y jóvenes, cómo formar lectores? La lucha por la lectura abarcar un amplio espectro que va desde poner libros impresos al alcance de personas que jamás han visto uno, hasta promover la distribución de libros electrónicos para acceder a los llamados “nativos digitales” que solo interactúan con la pantalla. También está en lograr el equilibrio en las selecciones de editoriales y librerías, que actualmente huyen de los libros difíciles siguiendo las demandas del mercado y que tienen el poder de invisibilizar y de silenciar, limitando así las opciones de niños y jóvenes.

El programa del VIII Congreso Internacional de Lectura 2013: Para leer el XXI, incluye conferencias de expertos en sesiones plenarias, paneles, seminarios y talleres de escritura creativa. Además sesionaron en este marco el II Coloquio Internacional sobre el libro para bebés, niños y jóvenes, y los encuentros de debate “Conversaciones a pie de página”. Algunas de las actividades no académicas incluyeron la visita a escuelas primarias de La Habana, a editoriales nacionales y galas culturales con sendas presentaciones del Coro Exaudi y la Compañía de Teatro Infantil La Colmenita.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato