Bloqueo contra la Cultura

Breve recordatorio para el mundo

Rachel D. Rojas • La Habana, Cuba

Habana, una película de Sydney Pollack, no pudo ser filmada en su locación natural a causa del bloqueo que EE.UU. mantiene contra Cuba. En ese contexto, numerosas líneas de producción y servicios culturales cubanos dejan de ser comercializados cada año, lo cual supone además el insuficiente posicionamiento y la depreciación del talento nacional en los mercados internacionales.

En un encuentro con la prensa, el vicepresidente del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), Benigno Iglesias, explicó que más de 20 películas norteamericanas, por su tema, debieron ser filmadas en la Isla. Esto no sucedió, pues lo ocurrido con Habana no ha sido un hecho aislado, sino una política injusta sostenida contra el desarrollo económico, político y cultural del país por más de 50 años.

“Pollack tenía tanta esperanza depositada en su película, que aunque se filmó en Santo Domingo, le pidió a Tomás Gutiérrez Alea que le filmara, de modo clandestino, unas tomas de ambientes exteriores en La Habana, de lo contrario el material carecería de autenticidad alguna”, explicó Iglesias.

Específicamente en el campo de las artes, las instituciones cubanas dejaron de percibir, solo en 2012, más de 12 millones de dólares, “debido a la imposibilidad de interactuar en condiciones normales con los circuitos artísticos de los EE.UU”, según el Capítulo II Informe sobre la resolución 67/4 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, titulado “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

Para Susana Llorente, vicepresidenta del Instituto Cubano de la Música (ICM), “el primer impacto en el orden del desarrollo cultural es que se interrumpe la relación entre la cultura de ambos países”, y agregó que, aunque en los últimos años se ha incrementado la presencia de artistas cubanos en territorio norteamericano, “en muy pocos casos transitan por circuitos culturales importantes de ese país”.

El pasado año, el ICM realizó 51 proyectos de trabajo en EE.UU. con una importante participación de músicos cubanos, a los cuales no les fue permitido comercializar sus presentaciones. Además, existe un alto nivel de desamparo al patrimonio autoral a causa de su “invisibilización” por parte de las más influyentes sociedades de autor.

“Pero no todas las consecuencias son cuantificables”, afirmó Llorente, refiriéndose a la privación que también se le impone a los públicos para disfrutar de auténticas producciones artísticas cubanas.

Precisamente, la música ha sido una de las áreas de negocios de ARTEX más afectada por el bloqueo norteamericano contra Cuba. Entre los elementos mencionados por Marta Caballero, su vicepresidenta de imagen y desarrollo, no solo se encuentran los músicos, sino también “las licencias, la discografía, las ventas online”, etc.

Según el documento ya mencionado, esta empresa “no tiene acceso de forma directa a empresas norteamericanas de distribución mayorista, con alto poder negociador en el mercado mundial”.

Por su parte, el ICAIC no dispone tampoco de un acceso lícito a la tecnología desarrollada por la empresa norteamericana Dolby, por lo cual, en palabras de Benigno Iglesias, los procesos de sonorización de las producciones cinematográficas de la institución utilizan la tecnología sin poner créditos. Esta situación dificulta la posterior inserción del audiovisual en el mercado internacional y obliga a los directores cubanos a asociarse con coproductores extranjeros.

El mundo se posicionará nuevamente ante la consideración de levantar el bloqueo contra Cuba en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Por más de 20 años la mayoría de los países ha votado a favor del cese de las medidas de EE.UU. contra un país independiente y soberano.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato