Luis Marré, un poeta de arte mayor

La Jiribilla • La Habana, Cuba

“No estudié bachillerato, sino comercio, porque padecía de dolores reumáticos en los pies y no podía trabajar con mi familia en el campo. Tuve suerte en la escuela de comercio porque la profesora de Inglés me prestó la antología de Cintio Vitier Diez poetas cubanos, y ahí aprendí cuál era la poesía que se estaba haciendo en Cuba. (…) Al principio no sabía hacer versos de arte mayor, mi retórica la aprendí leyendo a otros poetas” declaraba acerca de cómo conoció la poesía el destacado intelectual cubano Luis Marré (Premio Nacional de Literatura, 2008), quien falleció este 31 de octubre en La Habana.

Imagen: La Jiribilla

Aunque sus primeros intentos literarios fueron versando décimas, Marré fue un destacado poeta, novelista, traductor y ensayista. Su obra ocupa un lugar especial dentro de la Generación del 50 y se destacó como una figura imprescindible en la historia de la poesía cubana.

Entre sus libros, que comprenden una decena de poemarios, dos antologías de su propia poesía y una novela, sobresalen Los ojos en el fresco (1963), Habanera y otras letras (1970), Voy a hablar de la dicha (1977) y A quien conmigo va (2001).

Su labor también abarca la colaboración en las revistas Orígenes, Ciclón, Unión, Casa de las Américas, El Caimán Barbudo, Santiago, Universidad de La Habana, Extramuros y La Gaceta de Cuba —de la que fue jefe de redacción durante 18 años. Internacionalmente, publicó en las revistas Sur de Buenos Aires, Estaciones (México), Surgay (España) y Casa de la Poesía José Asunción Silva (Colombia).

Fue jurado en importantes premios de instituciones cubanas como la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, la Casa de las Américas, el Premio de la Crítica Nicolás Guillén; y fuera de la Isla en el Ateneo de Quetzaltenango (Guatemala), Prometeo de Medellín (Colombia) y Nosside Caribe (Italia).

También participó como combatiente en las luchas del Escambray y Playa Girón.

Marré ejerció como narrador, editor, crítico y traductor; pero la poesía fue el arte mayor que le concedió el Premio Nacional de Literatura en el 2008. En esa ocasión, el jurado que le otorgara el premio (presidido por otro Premio Nacional de Literatura, el escritor Humberto Arenal) subrayó los valores de sus textos narrativos y críticos, pero se refirió especialmente a la poesía de Marré como poseedora de “un lenguaje de seductora maestría, elegante y equilibrado, supo conjugar la inspiración clásica con los aires renovadores de la vanguardia”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato