Expo en Collage Habana

¿Qué merece el prefijo “post” en el arte joven?

Mabel Machado • La Habana, Cuba

Sin proponerse asestar un golpe de impacto en la historización y estudio del arte contemporáneo, el Fondo Cubano de Bienes Culturales acaba de lanzar una provocación que seguramente no pasará desapercibida ante las narices de los críticos. Convocó a creadores menores de 35 años a enviar a un concurso obras no premiadas en otros certámenes, recibió más de 100 propuestas de todas las regiones del país y eligió 58 para exhibir, en una movida a la que ha nombrado Post- it.

A todas luces, los especialistas de esta institución que promueve y comercializa arte de la Isla, buscan llamar la atención sobre un fenómeno emergente en el panorama actual de la cultura, que de paso funciona también como etiqueta de mercado. Se trata de la presencia pujante,en espacios públicos de corte oficial o alternativo, de un grupo de jóvenes, en su mayoría graduados de las academias provinciales, de la Universidad de las Artes y de San Alejandro.

Pese a que el número de artistas cubanos y lo abundante de su producción exceden todavía la cantidad de espacios de exhibición y la velocidad de rotación de las muestras, es común encontrar nuevas firmas —algunas repetidos— en sitios como el Centro de Desarrollo de las Artes Visuales, el Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño Factoría Habana.

En el verano, esta última galería, que dirige la curadora Concha Fontanella en el Centro Histórico de la capital del país, mostraba un video del artista Néstor Siré, quien se cuenta entre los elegidos para la muestra que desde el 2 de noviembre, el Fondo ha repartido entre los salones de Collage Habana del Vedado y la calle Galiano.

Para El ardid de los inocentes (este era el título de aquella exposición) fue seleccionada entre la producción del artista, “Tótem”, una pieza que arremete contra el verticalismo y la endeblez de la participación ciudadana en procesos sociales que afectan a comunidades enteras.

En Post-it, sin embargo, Siré retoma, casi de modo retórico, la pregunta sobre el sentido del arte que aparece como constante en la obra de decenas de creadores de diferentes épocas. Que aquí se muestre una pieza como “Equilibrio” y no otra, resulta un detalle a no perder de vista si se quiere comprender el sentido del “post” (ulterior) y del “it” (eso, aquello) con que han bautizado los especialistas del Fondo a esta nueva muestra.

La serie de fotografías manipuladas digitalmente que forman esta pieza, puede antojársele a cualquier lector como una variante de monólogo interior del artista. Objetos suyos, de uso cotidiano, algunos imprescindibles, se mezclan con pensamientos propios y opiniones de amigos y familiares sobre el trabajo creativo y su utilidad. Las reflexiones y los objetos se ordenan de modo distinto en cada cuadro (si se quiere, la obra también puede verse como fragmentos de fotogramas que pertenecen a un mismo filme), dando la impresión de que el autor intenta encontrar coherencia para un pequeño caos o que pretende armarse un concepto que involucre a todo el conjunto.

La voluntad de creación artística está, para Siré, en choque permanente con la escasez de recursos y con la representación negativa que tiene sobre su trabajo una parte de la sociedad. Una lata de sopa Cambell, de aquellas que hicieron mítica la obra de Andy Warhol, aparece también en el centro de esta pieza, para recordar otra de las razones que hace que sea compleja y retadorala creación artística hoy.

Este autor, como el resto de los que ha reunido la exposición del Fondo, se halla ante el desafío de encontrar un camino auténtico cuando parece que todo está inventado y que ya nada podrá ser más estridente, revolucionario, sedicioso o heterodoxo que los aullidos del pop, la autoflagelación desinteresada del bodyart o la extinción intencionada del arte-proceso.  

Más que afirmar que el arte cubano hecho por autores de una nueva generación es portador de un gesto iconoclasta, Post-it llama al reconocimiento de que hoy los creadores graduados de las aulas del sistema nacional de enseñanza artística y los otros —menos— que han empezado a dar pasos en este terreno de manera autodidacta, portan inquietudes distintas a las que con frecuencia se ven reflejadas en la producción de creadores actuantes en el ecosistema de lacultura cubana desde finales del siglo XX.

Uno de los indicios es la cantidad de piezas de la exposición que han sido alentadas por el resurgir actual del discurso feminista, un asunto que se ha abordado de manera secundaria entre los artistas de la generación precedente.

La imagen de un torso femenino con cabeza de cabra, construida por Rodney Herrera en “Mito del ama de casa”, comparte el espíritu crítico hacia la estigmatización del rol de la mujer en la sociedad, que se evidencia también en “Corsé”, de Khadis de la Rosa Alejo.

Una serie de fotografías de ganadoras de concursos de belleza semidesnudas, recopiladas por Carlos J. González, continúa la misma línea de las obras mencionadas, en tanto el díptico “Mucho más que dos” de Lyam Eylé Perdomo, aporta quizá la nota más contundente sobre este asunto. En esta última obra, otros dos torsos femeninos aparecen sin ropa: sobre uno de ellos se extiende una pluma de pavo real, mientras que encima de los senos del otro, dos guantes de boxeo explican, claramente, el sentido del título.

No quiere decir esto que la obra de los artistas más jóvenes en Cuba no esté atravesada también por preocupaciones que han estado presentes en casi toda la creación plástica de las últimas cinco décadas. Cuestiones como la identidad nacional, la insularidad y los horizontes político-ideológicos del proceso cubano, prorrumpen entre otras, en las obras de Raydel Lázaro González y Yoan Pérez.

El adentrarse en otros derroteros temáticos, más universales, parece ser, sin embargo, la causa fundamental para que estos jóvenes merezcan el rótulo de “post”. Aún así, la palabra inglesa también puede entenderse en otra de sus acepciones, como el anuncio público de algo que está siendo noticia.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato