Donde se preserva el fuego de la trova

Rafa Bocero • España

Felicidades al espacio A guitarra limpia del Centro Pablo de La Habana por su 15 aniversario, y gracias por haberme permitido cumplir mi sueño de tocar allí, donde yo entiendo y siento que se preserva la llama del fuego eterno de la Trova. Ese Duende, esa Esencia que significa esa palabra que deriva del árabe Tarab. Enhorabuena a todos los que lo habéis hecho posible, especialmente a su espíritu vivificador, la admirable María Santucho y al sonidista Jaime Canfux, un encantador maestro del sonido.

Le tengo un gran respeto y admiración a la labor que realiza, a la vez de un tremendo cariño. Me encantaría que en España se hiciera algo así. Lo más parecido que existe es un centro de documentación dirigido por el historiador Fernando Lucini, gran amigo del Centro Pablo, pero lamentablemente no disfrutamos de una acción tan completa como la de A guitarra limpia… por ahora.

Imagen: La Jiribilla

Su apuesta por la trova cubana es enorme. Y creo que el germen de esa labor ya se atisba en el libro Silvio: Que levante la mano la guitarra de Víctor Casaus y Luis Rogelio Nogueras (1944-1985) publicado en 1984, donde los autores echan en falta una atención formal y un estudio coherente por parte del ámbito académico e institucional sobre la Nueva Trova. A guitarra limpia se encarga de favorecer que Cuba siga siendo hoy en día el lugar de referencia mundial para cualquier trovador.

La importante de este espacio es enorme, ya que A guitarra limpia apuesta por los tres principios básicos que creo han de guiar a un cantautor: el estudio, la creación y la promoción. 

¡Felicidades y que cumpla muchos más!

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato