Río caudaloso que accidenta el paisaje de la banalidad

Dúo Lien y Rey • La Habana, Cuba

Hablar de lo que significa para nosotros el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau y su espacio A guitarra limpia no es tarea fácil, dada la cantidad de personalidades de prolija pluma que lo han hecho ya, desde hace 15 años; y es que muchos de los trovadores, poetas, ensayistas, periodistas, pintores, fotógrafos y artistas digitales de nuestra —y otras— generaciones le debemos mucho. Nos concentraremos en la mirada personal y cercana que tenemos del Centro.

Imagen: La Jiribilla

Ante todo, la afinidad viene desde la postura de resistencia cultural que, a nuestro entender, mantiene el Centro y este espacio de trova desde sus inicios hasta la actualidad. Lo vemos como un gran río caudaloso que accidenta el paisaje de la banalidad, y todos esos creadores que lo circundamos, somos los afluentes que lo alimentan y fortalecen para seguir resistiendo, avanzando hacia un mar común. Refugio de los trovadores, tanto en épocas en que las canciones se oían solo en los parques, como en estos tiempos, donde encontrar canciones que alivien o nutran el alma se hace cada vez más difícil —ya huérfanas hasta de los parques—. El Centro, y en especial A guitarra limpia, es sitio donde cantar es un verdadero placer, bajo el amparo de los pájaros y las yagrumas, quienes han puesto ya su sello sonoro en todos los conciertos, y la complicidad, cariño y respeto de todos los que allí han trabajado hasta hoy, empezando por esos dos seres de singular sensibilidad que son Víctor Casaus y María Santucho.

El Centro Pablo y A guitarra limpia han sido fundamentales en la ya no tan corta trayectoria nuestra, tanto así, que los acontecimientos más importantes de nuestras carreras han tenido que ver de alguna forma u otra con el Centro. Desde un premio Cubadisco en el 2008, la posibilidad de presentarnos en el Festival de la canción más importante de España, hasta conocer personalmente a figuras de renombre mundial y de gran importancia para nosotros como Silvio Rodríguez, Pedro Aznar, Liliana Herrero, Teresa Parodi, además del placer de compartir muchos conciertos con los trovadores de nuestra generación y propiciar la confluencia entre todos.

No sabemos con certeza si merecemos tal gesto de bondad para con nuestra música; pero lo cierto es que, cada vez que lo solicitamos, tenemos su apoyo incondicional. Y es una entrega recíproca, pues al llamado del Centro y de A guitarra limpia acudimos con la mayor premura, a sabiendas de que todo lo que allí se gesta engrandece el espíritu y la cultura cubana.

*Ganadores de la Beca de Creación Sindo Garay 2013.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato