¿Grabar o grabar? Ese no es el problema

Virginia Alberdi • La Habana, Cuba

La realización, a lo largo de este noviembre, del VIII Encuentro Nacional de Grabado ha puesto, una vez más, sobre la mesa la eterna discusión acerca del agotamiento o renovación de las técnicas convencionales de una manifestación artística que en nuestro país, pese a limitaciones económicas y materiales, ha logrado una tradición y determinada expansión territorial ―esto último probado en los casos de Santiago de Cuba, donde destaca el liderazgo de Miguel Ángel Lobaina y el Taller Cultural Luis Díaz Oduardo, y recientemente Cienfuegos, donde se consolida la experiencia de la Sociedad Gráfica de esa ciudad―.

Hay quienes defienden a capa y espada la naturaleza del oficio, el trabajo con tacos de madera, planchas, bastidores de seda y otras superficies en las que vuelcan el talento para conseguir lo que bien sea dado en llamar originales múltiples. Hay para quienes la estampa no es más que una herramienta ancilar que se integra a obras únicas de otro carácter. Los primeros permiten que el grabado tenga varias vidas; pues cada ejemplar de una misma obra, por muy limitada que sea la serie, amplifica y diversifica la recepción y el disfrute de esta. Los otros, si bien restringen el impacto multiplicador que de la estampa se espera, abonan el camino de la experimentación siempre necesaria para el desarrollo de los lenguajes artísticos.

El jurado de este VIII Encuentro para la selección de las obras en concurso estuvo presidido por la artista Lesbia Vent Dumois e integrado por los también artistas Luis Lara y Rafael Zarza; Liana Ríos, curadora del Museo Nacional y Margarita González, curadora y subdirectora del Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, que decidió una especie de pacto de distinción entre las obras enviadas, unas más apegadas a las técnicas tradicionales y otras que se destacan por su carácter transgresor, en el que se diluyen los límites entre diferentes manifestaciones.      

El Gran Premio recayó en la xilografía “Elegía”, de la serie Raíz que no florece del cienfueguero Marcel Molina Martínez, un joven artista que trabaja con profundidad la temática relacionada con los centrales azucareros, y que ya ostentaba el principal lauro en el XXIX Salón  de su provincia. Resulta admirable el rigor con que Marcel ejecuta sus obras, y de manera muy especial su dominio de la técnica del grabado en madera (xilografía) en la obra premiada, preñada de significados que apuntan a la permanencia de la memoria histórica. Durante estos días, también será posible ver otra obra de su autoría, en esta ocasión, como parte de la muestra Perfiles gráficos que presenta la Sociedad Gráfica de Cienfuegos en coordinación con el Estate de Belkys Ayón en la Sala Villena de la UNEAC. Se trata de otra xilografía con el título “Viajes de Matías”.

Imagen: La Jiribilla

Elegia

de la serie Raíz que no florece
 

En el borde de la experimentación, la mención otorgada a Arianna Contino redescubrió las posibilidades expresivas del papel calado, mientras que la también mencionada serie de Norberto Marrero, un trabajo en calcografía iluminada, nos remite a las instancias de la nueva figuración tan cara a la vanguardia gráfica cubana de los 60 y 70.

Ya no se puede hablar de original múltiple en el caso de otra mención, la obra de Randy Moreno de kilométrico título, “Es tan difusa la frontera entre nosotros que solo puede definirse allá, en el horizonte, donde parece que  nos tocamos”. Tan abarcador como el título es el dispositivo técnico: aglomeración de efectos visuales, incluyendo el uso del video, y del grabado un taco revestido con polímeros. Habrá quién se cuestione: ¿qué tiene que ver esto con el arte de la estampa? Y habrá también quien responda: grabar o no grabar no es el problema, la cuestión está en la capacidad de generar inquietudes estéticas. De ser así, la obra de Moreno cuenta.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato