Colección Cuba en vivo

Primer concierto de la Orquesta Cubana de Música Moderna

Joaquín Borges-Triana • La Habana, Cuba

Hay cosas que por más que le expliquen a uno, no se logran entender. Hace años, cuando la EGREM disponía de muchos menos recursos que en la actualidad y no se contaba con las enormes posibilidades que ofrecen las nuevas Tecnologías de Información y Comunicación (las llamadas TICs), dicha empresa utilizaba un estudio móvil de grabación, el cual dejaba registrado para la historia el acontecer musical de numerosos conciertos y festivales, a fin de que esas presentaciones no quedasen como un suceso efímero.

Gracias a tal atinado proceder, en los archivos de la principal firma discográfica de nuestro país, se conservan actuaciones de tremenda valía y que hoy, si se quiere, pueden ser reproducidas en formato digital y puestas en circulación en el mercado nacional e internacional. Resulta en extremo contradictorio el hecho de que,  cuando en la actualidad hacer algo así es tecnológicamente mucho más fácil que cuarenta años atrás, tal política de preservación no se lleva a cabo como acontecía en las décadas de los sesenta, setenta y ochenta de la pasada centuria.

A partir de la posibilidad brindada por todo el cúmulo de materiales en vivo que se conservan en los archivos de la EGREM, Jorge Rodríguez tuvo la feliz iniciativa de iniciar un proyecto de rescate de lo que sin dudas conforma parte de nuestra memoria sonora y decidió otorgarle el nombre de Colección Cuba en Vivo. Entre los fonogramas que por suerte ya se han preparado en esta línea, uno de especial significado es el que recoge el primer concierto ofrecido por la mítica Orquesta Cubana de música Moderna.

La función, realizada en la lejana fecha de 1967 y efectuada en el teatro Amadeo Roldán, da testimonio del nivel artístico (tanto en el empaste colectivo como en la brillantez de los pasajes solistas) de la desaparecida formación encabezada por el maestro Armando Romeo y que, por causa de los prejuicios de la época, se presentaba como cultora de «música moderna», cuando en realidad lo que hacía era jazz del más auténtico.

En el repertorio escogido para aquella primera presentación de 1967, aparecen tanto temas de compositores cubanos, como otros con la rúbrica de autores foráneos. Es significativo que más allá de la variedad estilística entre los compositores de las siete piezas aquí compiladas (poco o nada tienen que ver morfológicamente hablando las obras de George Gershwin y Moisés Simons, por poner solo un par de ejemplos), de conjunto en el disco uno aprecia que hay una línea conceptual que otorga unidad a la grabación. En ello mucho tiene que ver el desempeño de Armando Romeo y de Rafael Somavilla, como los principales orquestadores de los cortes registrados en el álbum.

Cuando transcurridos 46 años de aquella actuación de la Orquesta Cubana de Música Moderna, escucho el testimonio sonoro de dicha presentación, alguien que como yo, por causa de la edad entonces, no tuvo la oportunidad de asistir a una función de la agrupación, no puede menos que maravillarse por el resultado artístico que el colectivo dirigido por Armando Romeo alcanzó en su momento. Cualquiera de los temas compilados en este reciente fonograma editado por el sello EGREM deviene una clase magistral de interpretación. Por supuesto que yo tengo mis favoritos y esos son «El manisero», «The man I love» y «Pastilla de menta», que suenan con un espíritu de contemporaneidad como si se hubiesen hecho por los días que corren en este 2013.

Con producción a cargo del ya mencionado Jorge Rodríguez y diseño gráfico de Arnulfo Espinosa, el CD Colección Cuba en vivo. Primer concierto de la Orquesta Cubana de Música Moderna, debería ser no solo escuchado sino, en particular, estudiado por todo aquel que entre nosotros decida orientarse por los caminos de la música popular y, en especial, por quien se oriente hacia el jazz, ya sea el latino o cualquiera de sus otras variantes. Digo yo.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato