Grupo teatral Los Cuenteros en aniversario

Pilares de su contexto

Blanca Felipe Rivero • La Habana, Cuba

El 19 de noviembre de 2013 se cumplieron 44 años desde que Los Cuenteros existen como una de las agrupaciones de teatro de títeres y para niños más importantes de la familia titiritera cubana. Junto al Guiñol de Guantánamo, es el único grupo sobreviviente de aquellos que se fundaron en el año 1969, llamados Grupos Pedagógicos, sostenedores de una clara señal de su tiempo.

Desde el Ariguanabo de tres parques, junto a un río, un museo del humor, una escuela de cine y ese olor dulce de la tierra ligado al musgo, Los Cuenteros son parte de la memoria viva de su localidad, con la misma naturalidad que entregan su hacer en cualquier espacio del país.

Imagen: La Jiribilla

El titiritero mayor, Félix Dardo, junto con Graciela González, Fernando López, Rosenio, Rogelia y Gilberto Perdomo, Raúl Mederos, Lázaro Martínez, Norma Amín, Malawy Capote, Orlando Santana, Arelys Monzón ―y me incluyo―, plantaron una estética marcada por un arraigo popular con un gracejo criollo que se inscribe dentro de una herencia folclórica campesina; esta dio luz a un repertorio con una dramaturgia espectacular que no ha tenido igual en el movimiento teatral cubano. Dígase espectáculos como El canto de la cigarra, El conejo Blas, De mi pueblo te cuento, El caballito enano, La serpenta, El extraño caso de la zorra gallina, La guarandinga de Arroyo Blanco y Romelio y Juliana, por solo mencionar algunos títulos. Después se incorporaron otros actores como José Luis Romero, Carlos Rafael Aguiar y una reciente generación formada por Daibel Flores, Maidolys Herrera, Yasnely Freire y Ediht Ibarra; todos integran los últimos títulos dirigidos por Félix Dardo: El barrio de la Martina, Arroz con maíz y una versión para actores de Comino y Pimienta vencen al diablo.

Pero identitarios son también los espectáculos que constituyeron variantes de espacios abiertos para las tantas zonas rurales, parques, plazas y variedad de ofertas en salas o no, ellos son: La mano del titiritero, el propio Comino y Pimienta vencen al diablo y El pez de plata. Estos también inundaron las salas de un sinnúmero de casas de cultura, círculos sociales, hasta llegar a El bosquecito, parque infantil de La Quintica, situado en los márgenes del Río Ariguanabo, donde Los Cuenteros, en los primeros años del 2000, sostuvieronla programación y armaron estrenos específicos como Al son del arcoíris, La isla del coco y La calle de los fantasmas, concebidos para ese espacio y su público habitual.

Todos esos montajes identifican un hacer titiritero pleno de recursos escénicos, donde se trabaja el humor desde otra mirada, más pegada al trabajo del clown o lo específicamente titiritero. Una extensa producción musical en vivo, el trabajo grupal de coreografías, y los coros de actores y muñecos, forman parte de la estética del grupo, la cual viene desde su fundación con las propuestas artísticas dirigidas por Julio Capote Cao. Esta estética atraviesa casi toda la producción del grupo, junto a la de Dardo, que se enlaza luego con las habilidades de Malawy Capote, hoy directora artística y general. A su cargo estuvo el más reciente estreno: Blancanieves, puesta en escena heredera de esta mirada, que marca una nueva etapa de continuidad, natural y necesaria.

Este espectáculo constituyó un suceso de pueblo y la certeza de permanencia del grupo, aun con la desaparición física de su líder principal y de otros que no se han ido, pues continúan más cerca que nunca en una agrupación sentida y tan auténtica como las historias populares de Dardo, sacadas de las entrañas de San Antonio de los Baños. Ellos están presentes en la memoria y el referente de muchos creadores de la Isla, sobre todo como pilares de su contexto y como artesanos de la escena,en una localidad que siente orgullo natural por la presencia de Los Cuenteros entre las calles cercanas al Ariguanabo.

Comentarios

Yo naci y me crie entre los cuenteros, forman parte de mi vida, es parte de mi pasado y mi presente. Los amo para toda la vida... Leduan Macias Spindola.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato