Imprescindible hoy como ayer

Juan Miguel Morales • España

A guitarra limpia me parece un espacio fundamental, necesario. Una rica aportación al panorama musical cubano y, en general, al mundo, para todos los que amamos la "canción inteligente", la riqueza de la melodía y el pensamiento forjando el canto, ya que ha sido una iniciativa que ha trascendido sus propias fronteras físicas.

Sin A guitarra limpia la trova cubana –la nueva o novísima  o requetenovísima, la trova según las distintas generaciones que la han recreado – se hubiera quedado, para los que vivimos lejos de la Isla, en los rutilantes grandes nombres que un día nos la descubrieron –los imprescindibles Silvio, Pablo, Noel, Sara, Augusto, Vicente y tantos otros– y para los cubanos, en un gesto sin una tribuna potente que la impulsara y la alentara.

Imagen: La Jiribilla

A guitarra limpia, y el esfuerzo del querido Víctor Casaus, según mi parecer, desarrolla la labor que un día impulsara desde la Casa de las Américas la inolvidable Haydée Santamaría.

La importancia de A guitarra limpia es notable. Su labor ha sido necesaria siempre; pero en estos tiempos de globalización, de pensamiento único, donde la agonía lenta de un modelo capitalista que domina todavía  el planeta nos enseña su cara más feroz y totalitaria, es imprescindible escuchar las voces de los muchachos y muchachas que están dispuestos a darnos su visión del mundo, y en ocasiones, hasta a plantarle cara.

Hoy más que nunca –o como siempre– la voz y la guitarra –como símbolo esencial– son un medio de comunicación alternativo necesario, aparte de una búsqueda de la belleza atávica y nueva a la vez.

La labor de A guitarra limpia es imprescindible hoy como ayer, si no más.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato