Grande y humilde

Adys González de la Rosa (Ediciones Alarcos) • La Habana, Cuba

Querido Estorino, entrañable y cariñoso, grande y humilde como un grande. Eres, entre muchas otras cosas, el primer libro de Alarcos, inauguraste Aire frío, nos parimos mutuamente en esa hazaña de presentar El baile en el estreno de la obra, del brazo de tu inseparable Adria.

Enfrentamos juntos el gran desafío de tu Teatro completo, pretexto ideal para compartir largas charlas en tu casona del Vedado, entre gigantescos cuadros de Raúl, y donde ya nos vaticinabas la incorrección evidente: el libro saldría incompleto.

Maestro querido, un abrazo cercano como siempre te sentí.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato