Gloria quiere seguir rompiendo la rutina

Paquita Armas Fonseca • La Habana, Cuba
Jueves, 28 de Noviembre y 2013 (2:17 pm)

Gloria Torres es una de las polémicas realizadoras de la Televisión cubana. Musicóloga de formación, ha seguido investigando; y aunque sus propuestas no gusten a todo el público, indudablemente, solo se parecen a ellas mismas.

Ahora tiene en el aire A puro corazón, en el estelar horario dominical de ocho y treinta de la noche. Para los recursos con los que cuenta es una propuesta que se agradece, aunque ella aspira a más.

A Gloria le encargaron un A puro corazón para el fin de año. Ella hará el espacio; pero, según me confesó, será muy diferente.

¿Cómo llegas A puro corazón?

Es al revés: A puro corazón llega a mí por encargo  de la Dirección del canal Cubavisión. Me pidieron un programa esencialmente de canciones y boleros  para el domingo en la noche y, desde ese momento, comenzó el proceso de  creación para salir en el verano de este año 2013.

Teniendo en cuenta que el bolero es un género musical que le canta al amor y al desamor, elegí la temática del amor como leit motiv del programa, aunque en la forma  musical  que se interpretara estuvieran presentes otros  géneros como la salsa, el cha, cha cha, la bachata, la balada, el rock, entre otros, y que su interpretación llegara a todos los corazones; de ahí su nombre… a puro corazón.         

¿Has pretendido que el programa se distinga del resto de los musicales? ¿En qué aspectos?

Una de las características de mi trabajo es, justamente, buscar una identidad propia en cada programa que realizo; de ahí que Rompiendo la rutina, A moverse, El expreso, A romper el coco y Otros tiempos, entre otros espacios, no  tienen similitud en la puesta en escena, pero sí en la calidad musical, que es mi objetivo principal. Si soy tan aprensiva con mis propias producciones, soy mucho más exigente aún para evitar puntos de coincidencia con el resto de los musicales que se trasmiten por los canales de la Televisión cubana.  

Es un trabajo de búsqueda constante en  aspectos que definen una puesta  televisiva como la producción musical integrada al diseño escenográfico, de luces, de vestuario; el trabajo de edición y de cámaras; la conducción y la posproducción.

A puro corazón buscó, precisamente, alejarse un poco del mundo sonoro que nos rodea con mucha poliritmia, sin que esto quiera decir que no esté presente, pero con aire puro desde la terraza, con vegetación  predominando el verde, la elegancia ―faltan otros colores que pienso aparecerán poco a poco a medida que la música se torne un poco más exigente―.            

Mi condición de musicóloga especializada en los medios de difusión me permite realizar análisis de cada programa musical como sistema y de sus componentes: artísticos y de producción; ambos subsistemas deben integrarse teniendo en cuenta la dramaturgia para un programa musical de televisión y la dramaturgia de cada pieza musical. Todo esto está basado en una investigación que realicé sobre el programa musical de televisión.

¿Cuáles son los resultados de teleaudiencia y nivel de gusto?

Según el centro de investigaciones sociales del Instituto Cubano de Radio y Televisión, el programa tiene buen gusto y teleaudiencia; sobre todo, la reacción del público por las calles a cada paso del conductor y de los especialistas que intervienen en el programa es bien positiva.

¿Por qué empezaste con dos conductores y seguiste con uno?

El programa estaba concebido para dos conductores: una pareja formada por Liéter Ledesma y Bárbara Sánchez Novoa; ella se fue de viaje y  realizamos un casting para buscar a una sustituta que no encontramos. Liéter siguió solo hasta el regreso de  Barbarita. Al llegar ella, se incorpora  nuevamente al Noticiero Nacional de Televisión los domingos, el mismo día de la trasmisión del programa pero media hora antes, por lo que su retorno no fue aprobado por la Dirección de la Televisión. 

El público (mayoritariamente femenino) ha recibido muy bien a Liéter por sus características como presentador, su profesionalidad y versatilidad: baila, estudió música y toca varios instrumentos de percusión; es elegante, varonil, joven, apuesto, simpático…  Estas cualidades se unen a las oportunas presentaciones de Ciro Bianchi con sus historias musicales y a las de los maestros Germán Velazco y Manolito Simonet.        

¿Tiene este espacio algo de Rompiendo la rutina?

Yo creo que sí. Rompiendo la rutina es el programa que me dio a conocer y que sigue siendo la propuesta musical que me acomoda: la fusión de géneros y estilos de interpretación, la búsqueda de repertorio y de nuevos intérpretes, nuevas puestas televisivas sin clichés ni formas estereotipadas  que me aten a seguir caminos trillados; de ahí que aún sigo Rompiendo la  rutina.

Comentarios

creo que es un espacio muy bien pensado, incluso que le dá opurtunides a voces como yo, que se encuentran escondidas en cualquier rincon de nuestra isla. Personas que a pesar de tener una buena actitud por el canto, no han tenido posibilidades de ser conocidas al estar desempeñando honestamente una vocación para defenderse con la vidad cotidiana cubana.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato