Recuperando lo peor

Diario Vasco • España

Afganistán planea recuperar la lapidación en caso de adulterio

Fuente: EUROPA PRESS | Madrid

El comité de la sharia -ley islámica-, un grupo de trabajo involucrado en la redacción del nuevo Código Penal en Afganistán dirigido por el propio Ministerio de Justicia, ha propuesto recuperar la lapidación en casos de adulterio, según ha denunciado este lunes Human Rights Watch (HRW), que ha pedido al Gobierno afgano que rechace esta propuesta.

El jefe de la Asociación Independiente de Abogados afganos y miembro del grupo de trabajo, Rohulá Qarizada, ha asegurado que están "trabajando para que los casos de adulterio en los que haya cuatro testigos presenciales sean castigados con la lapidación", según ha informado la agencia de noticias Reuters.

HRW ha pedido a los donantes internacionales que envíen un "mensaje claro" al presidente afgano, Hamid Karzai, de que la inclusión de la lapidación en el nuevo código penal tendrá un efecto adverso inmediato en la financiación del Gobierno.

"Los donantes tienen que dejar claro que el apoyo internacional al Gobierno afgano no es un cheque en blanco", ha asegurado el director de HRW para Asia, Brad Adams. "La ayuda internacional debe apoyar a programas de educación y salud, y otras necesidades vitales, ese dinero no debería pagar la vuelta a los abusos de la era de los talibán", ha añadido.

Régimen talibán

La lapidación fue utilizada en Afganistán como sentencia para casos de adulterio desde mediados de la década de los noventa hasta 2001. Con la caída del régimen talibán, se estableció un nuevo Gobierno que rápidamente firmó las convenciones internacionales y se comprometió con la defensa de los Derechos Humanos en Afganistán, especialmente con los de las mujeres. Desde entonces, las ejecuciones por lapidación han sido casos aislados.

"Es absolutamente desconcertante que 12 años después de la caída del Gobierno talibán, el Ejecutivo de Karzai quiera volver a instaurar la lapidación como castigo", ha asegurado Adams. "El presidente Karzai tiene que demostrar al menos un compromiso básico con los Derechos Humanos y rechazar este proyecto", ha añadido.

La propuesta, a la que HRW ha podido acceder, sostiene que serán castigados tanto el hombre como la mujer que estén involucrados en una relación fuera del matrimonio "si el adúltero, o los adúlteros están casados" y la lapidación tendrá lugar en un "lugar público predeterminado". En caso de que "el adúltero o los adúlteros no estén casados", la sentencia será de "cien latigazos".

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato