Tarde con Serrano:

Una primera cita entre viejos conocidos…

Luisa María González • La Habana, Cuba

Aquello fue una invasión, literalmente, lo que ocurrió en la tarde del 28 de noviembre en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí. Y también una primera cita entre viejos conocidos.

“¿Qué cabe esperar de la producción social de comunicación en las sociedades globalizadas?”, fue el  título de una de las citas más atractivas del ICOM 2013. Aunque a decir verdad, poco importaba el nombre, que pudo haber sido cualquier otro, lo más significativo era el conferencista sentado tras la mesa de la sala principal: el mismísimo Manuel Martín Serrano.

Imagen: La Jiribilla

Lo allí sucedido era fácilmente predecible: lleno total de la sala y puertas abarrotadas de personas que intentaban entrar. Pese a tratarse de un encuentro, digamos, “científico”, cuando todos los pupitres quedaron ocupados los “sin-sillas” no dudaron en echarse al piso y acomodarse como pudieran en cualquier rincón para no perderse las palabras de ese hombre cuyas páginas han sido harto leídas por los eternos discípulos de las aulas de la Facultad de Comunicación, cuyas ideas acumulan una cantidad record de citas en la tesis de licenciatura, maestrías y doctorados.

Pero más que una conferencia, o taller académico, los minutos pasaron como si se tratara de un encuentro entre viejos conocidos, más bien, una conversación entre el experimentado maestro y antiguos alumnos que se debatían en el intento de descifrar los significados y sentidos implícitos en las palabras, quizás ya conocidas, del sabio.

Y el sabio no defraudó.

Imagen: La Jiribilla

“No se pueden hacer estudios de comunicación fuera de un contexto socio histórico determinado”, afirmó Serrano, una aseveración en apariencia sencilla, pero cuya profundidad es entendible solo cuando se observa todo lo dicho y escrito en torno a la comunicación casi sin apenas voltear la mirada hacia el costado.

El catedrático de la Universidad Complutense de Madrid habló del que muchos consideran su mejor libro: La Producción Social de Comunicación, una obra escrita como para hacer evidente la necesidad de entender la sociedad si se quiere comprender cuál comunicación en ella se produce.

“Fue un trabajo muy arduo”, rememoró, pues tuvimos que analizar productos comunicativos elaborados en los tres años previos a la muerte de Francisco Franco y el fin de la dictadura en España; y también materiales producidos tres años después de la instauración de la monarquía parlamentaria.

Todo ello facilitó un resultado final: encontrar qué procesos sociales y comunicativos eran determinables con regularidad en los dos momentos, pese al cambio radical operado en el país.

Tal análisis llevó a Serrano a una conclusión en dos partes. Primero: un cambio de sistema social no provoca inevitablemente una transformación en el sistema comunicativo en la sociedad en cuestión. Segundo, y a la inversa: tampoco podría decirse que modificaciones en la producción de la comunicación desencadenen automáticamente cambios sociales. La cuestión, en definitiva, es un poco más complicada.

Imagen: La Jiribilla

Según Serrano, las relaciones entre sistema social y comunicativo no pueden entenderse como determinantes o causales, sino que están atravesadas por procesos constitutivos complejos mediados por factores de diversa índole que él decidió llamar, en consecuencia, mediaciones. Y aquí el profesor recordó que aunque a la luz de los años la popularidad de La Producción Social de Comunicación ha resultado ser imbatible, ese libro tuvo un precursor que se llamó La Mediación Social.

Sobre La Producción… finamente mencionó lo que él considera quizás el aporte más útil: la puesta sobre la mesa de un método de análisis histórico para los fenómenos comunicativos en las diferentes sociedades que…, “yo creo que da resultados”, apuntó bajando el tono.

A veces llevado por sus propios pensamientos, otras por las preguntas del moderador, el profesor cubano Salvador Salazar, o de algunos espectadores, Serrano habló también de temas variados como la Utopía, como qué teoría de la Comunicación enseñar en el mundo de hoy, o cómo definir y articular aquello que los izquierdistas llamamos Comunicación Contrahegemónica.

Desde el público, la profesora e investigadora cubana Milena Recio lanzó una idea que probablemente puso a pensar hasta al propio Serrano: el académico español, dueño de una obra certeramente seguidora y cultivadora en la contemporaneidad del mejor legado marxista, quizás nunca antes había dialogado con un auditorio, a su vez, tan marxista.

Es decir, agregó Recio, sería casi imposible contar cuántas horas de lecturas marxistas hay reunidas en esta sala.

Aquello fue una invasión, literalmente, y también un primer encuentro entre viejos conocidos.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato