Taquillazos del continente

Lunes, 9 de Diciembre y 2013 (4:43 pm)

Fuera de la sección oficial de la competencia, el Festival de La Habana luce en su vitrina un cúmulo de obras que conforma también el panorama de las producciones latinoamericanas.

Reunidas en la sección A sala llena aparecen aquellas cintas que han logrado conectar con el gran público y dejar sin papeletas la taquilla. Esas que aprovechan los probados códigos de la comedia, el thriller y el policíaco, activando sus resortes junto a actores de renombre como Darín, Pauls, Grandinetti o Ariadna Gil, para despertar la curiosidad y prometer el entretenimiento, la carcajada o la dosis de adrenalina que siempre se agradece con fuertes aplausos.

La delantera la toman las pelis argentinas. Comedia nostálgica y retro es Días de vinilo, opera prima del guionista y director Gabriel Nesci que reúne a cuatro protagonistas amantes de la música, fanáticos empedernidos de las bandas de los 60, 70 y 80, y guardianes feroces de los vinilos que coleccionan. Sin embargo, al igual que el reconocido cuarteto de Liverpool, los cuatro amigos están a punto de separarse por culpa de sus respectivas Yoko Ono. Este filme generacional, que cuenta con la actuación de Gastón Pauls, genera empatía y provoca el más grato de los disfrutes.

Entretejiendo el amor con el humor, el nuevo largometraje de Jorge Algora, Inevitable, apuesta por figuras como Darío Grandinetti, Mabel Rivera, Carolina Peleritti, Federico Luppi y Antonella Costa. A su favor tiene, además del estelar elenco, una trama singular: Fabián y Mariela son la pareja perfecta. La muerte de un compañero de Fabián provoca una crisis. Fabián buscará refugio en las teorías de un famoso escritor, que lo llevarán a buscar la auténtica pasión de su vida.

Después que El secreto de sus ojos (2009), de Juan José Campanella, se alzara con el Oscar, una especie de fiebre del oro se ha desatado en la cinematografía argentina por explotar las mieles del género policíaco. Ricardo Darín se ha vuelto un rostro recurrente en tales lides, al protagonizar filmes populares como Carancho (2010) y ahora Tesis de un homicidio (2013). La trama de Tesis... gira en torno a la creciente obsesión de Roberto Bermúdez (Darín), abogado y profesor de Derecho Penal, para probar la culpabilidad de uno de sus alumnos, en el brutal asesinato de una chica, cometido delante de la Facultad de Derecho de Buenos Aires. Dirigido por Hernán Goldfrid a partir de la novela de Diego Paszkowski, el filme intenta sumar a la lógica detectivesca los vericuetos de thriller psicológico, al estilo Campanella.

Alberto Lecchi se apunta a esta moda en su tercera colaboración con la actriz española Ariadna Gil tras Nueces para el amor (2001) y Una estrella y dos cafés (2005). En Sola contigo hace convivir ahora con inteligencia el género policiaco y el drama romántico. Nos presenta a su protagonista, María Teresa, quien comienza a recibir llamadas telefónicas en las que una voz distorsionada le avisa que acabará con su vida en cinco días.

Por su parte, la cineasta argentina Verónica Chen se apropia de la fórmula “policiaco más mafia”, en su quinto largometraje Mujer conejo, cuando una funcionaria estatal de origen chino descubre que la policía está controlada por la mafia asiática y termina en un campo infectado por unos conejos genéticamente alterados y carnívoros. Presentada en el Festival de San Sebastián, esta coproducción entre Argentina, España y Venezuela se basa en uno de los bestsellers del danés Jussi Adler-Olsen y mezcla de manera arriesgada el rodaje en vivo con la animación manga, e introduce hasta elementos de la ciencia ficción.

Con una cámara en constante movimiento, el director Gustavo Cova va en busca de la adrenalina en Rouge amargo, y logra otorgar al guión, del cual es coautor, un clima dramático que posee suficientes dosis de suspenso y de violencia, las que conjuga con siniestros planes políticos. Sus personajes son un ex presidiario y una prostituta que el azar reúne en la escena del asesinato de un famoso y controvertido diputado.

Presente en el 27 Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, La corporación (2012), de Fabián Forte, presenta un guión ingenioso acerca de la relación de consumo adquirida por la clase alta, y para ello al ingrediente mágico del thriller le añade algunas gotas fantásticas. Así obtiene un descarnado retrato de las relaciones humanas en el mundo actual, donde la mayoría de nuestras charlas pasan por mensajes de texto y las amistades se cuentan por el número de usuarios en Facebook.

De mujeres sensuales, vengativas y de armas tomar van las historias de la argentina Mala, de Israel Adrián Caetano, y de la chilena Tráiganme la cabeza de la mujer metralleta, de Ernesto Díaz Espinoza; mientras que la venezolana Azotes de barrio se une a las ráfagas de proyectiles desde la visión del cine amateur realizado en los barrios populares de Caracas. El director y guionista de este filme es el barbero Jackson Gutiérrez, quien en 2005 agarró una cámara sin formación alguna como cineasta y ya suman 15 producciones dedicadas al “lacreo” (vida y muerte del hampa), que en su gran mayoría han circulado a través de videos caseros y en las que él mismo actúa.

Con un elenco internacional llega la venezolana Nena, salúdame al Diego, de Andrea Herrera Catalá, Esta producción, que habla sobre la identidad y la emigración, cuenta con las actuaciones de Sofía Bertolotto (Diario de motocicletas) por parte de Argentina, el talento venezolano de Marialejandra Martin (Patas Arriba) y representando a España está Ana Villa (Juana la Loca).

Segundo filme en la carrera de Humberto Hinojosa, I Hate Love, se trata de una historia de amor juvenil. Con una fotografía luminosa narra los conflictos de cuatro jóvenes; una con ideas suicidas, otro con inestabilidad emocional y uno que solo busca aceptación. Su dinámico ritmo y situaciones graciosas contribuyen a que el filme sea llevadero y entretenido. A la cinta mexicana le acompañan sus paisanas Dariela los martes (Mauricio T. Valle) y En el ombligo del cielo (Carlos Gómez Oliver).

Con un acento marcado igualmente por la comedia, la película costarricense Por las plumas, dirigida por Ernesto Villalobos, gustó en festivales como el de Toronto, Vancouver y San Sebastián. Su director ha declarado que aunque la historia se inspira en la valla de gallos, su interés no se vuelca ni a las peleas ni a la violencia, sino a entender las relaciones personales que se generan en un ambiente “hostil” como ese.

Finalmente, el road movie La vera del camino (Brasil, Breno Silveira) y esa otra historia de viajes que alcanza hasta el Rincón de Darwin (Uruguay, Diego Fernández Pujol) se unen a los amores de una chef en Confía en mí (Brasil, Michel Tikhomiroff) y a la amistad que Entre nos regalan los hermanos cariocas Pedro y Paulo Morelli.

Mientras, La espera desespera (Puerto Rico, Coraly Santaliz) a una pareja sin recursos que ante el diagnóstico de muerte del esposo deciden de forma separada robar un banco para costear los gastos médicos. Propuestas todas a considerar, porque ya vienen avaladas por la aceptación de un buen número de espectadores.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato