Llegó a La Habana crucero con estudiantes norteamericanos

Lunes, 9 de Diciembre y 2013 (4:45 pm)

Tras una ausencia de nueve años el Crucero Semestre en el Mar regresa a Cuba. Ese programa, auspiciado por la Universidad de Virginia, EE.UU., permite a los estudiantes a bordo navegar por varias regiones del mundo.

En La Habana, última escala desde que partieron de Londres en agosto, desembarcarán este lunes los más de 600 pasajeros, la mayoría de ellos estadounidenses.

Debido a la prohibición del gobierno de Washington para que sus ciudadanos viajen a nuestro país, este tipo de intercambio requiere una licencia de la OFAC (Oficina de Control de Activos Extranjeros), perteneciente al Departamento del Tesoro.

El Crucero estuvo otras diez veces en Cuba, entre 1999 y el 2004, en siete de las cuales sus miembros se reunieron con el Comandante en Jefe Fidel Castro. Pero como consecuencia de las restricciones impuestas durante la administración de George W. Bush a los intercambios académicos y culturales, el proyecto había perdido su licencia.

El recibimiento a los visitantes será en la Universidad de La Habana, contraparte en Cuba de este viaje. José Manuel Febles, director de Relaciones Internacionales del centro de altos estudios, declaró a la prensa que como parte de las actividades los estudiantes conocerán la historia y el desarrollo científico de la Isla, y compartirán con alumnos cubanos de diferentes carreras.

Según precisó a Granma la asesora de la dirección de Relaciones Internacionales de la Universidad de La Habana, Milagros Martínez, los jóvenes recibirán tres conferencias: “Sistema político en Cuba”, “El impacto de la universidad en el desarrollo del país” y “Conflicto bilateral Cuba-EE.UU.”.

Durante la estancia de apenas dos días conocerán también las universidades de Villa Clara, Pinar del Río y Matanzas, dijo Martínez, y comentó que desde la travesía comienza el acercamiento a la realidad nacional, pues viaja con ellos un profesor cubano.

“La Universidad de La Habana está más que contenta” con que se retome esta tradición —enfatizó la asesora—, y se ha preparado para “ofrecer un programa de excelencia académica”. Añadió que los directivos del Crucero “siempre han considerado a Cuba como un lugar muy seguro”.

“Es una satisfacción poder cerrar el año con esta buena noticia, que nuestros estudiantes puedan intercambiar en este contacto pueblo a pueblo”, opinó.

Por su parte, el subdirector del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre EE.UU. (CEHSEU) de la Universidad de La Habana, Raúl Rodríguez, miembro del comité organizador de esta y anteriores visitas del Crucero, considera que el contacto con instituciones académicas norteamericanas es beneficioso, pues “permite llevar los puntos de vista y los logros científicos cubanos a la academia en función de aumentar el conocimiento sobre Cuba en ese ámbito y más allá, a la sociedad en general”.

“Es una demostración de que, si hay buena voluntad, respeto y rigor como existe en el campo académico, eso puede trasladarse a otras áreas de la relación bilateral”, comentó a nuestro diario.

De acuerdo con Milagros Martínez, quien durante más de 30 años se ha dedicado a trabajar estos temas, los intercambios académicos con Estados Unidos, aunque no exentos de problemas, “están en un buen momento”.

Así, explicó que entre ambos países existen programas de semestre, iniciados en el año 2000, que han posibilitado a unos 2000 estudiantes norteamericanos de pregrado matricular en la Universidad de La Habana. Otra modalidad son los cursos cortos, que pueden durar una semana, 15 días o un mes, donde viene un grupo de estudiantes con un profesor y se les diseña un ciclo de conferencias.

Para darle sustento legal, la Universidad de La Habana tiene 37 convenios firmados con universidades estadounidenses, afirmó Martínez.

Hay, además, talleres conjuntos de investigaciones, por ejemplo, con las universidades de Harvard, Columbia y Alabama, que en muchos casos han propiciado estancias de investigación para nuestros profesores e incluso la publicación de libros.

La especialista destacó la paulatina consolidación de los intercambios no solo en el área de las ciencias sociales, sino de las naturales y exactas, particularmente los que existen hace más de diez años en las ciencias del mar, donde el Centro de Investigaciones Marinas de la Universidad de La Habana ha tenido un papel protagónico.

Otro espacio de intercambio académico con EE.UU. es la participación de cubanos en los congresos de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA, por sus siglas en inglés).

Con respecto al Crucero, Martínez aseveró que se espera que regrese en noviembre del 2014, y así retome la práctica habitual de visitar la Universidad de La Habana todos los años.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato