Teresa Carreño: la niña prodigio

Josefina Ortega • La Habana, Cuba

Es indudable que la pianista venezolana Teresa Carreño (Caracas, 22 de diciembre de 1853-Nueva York, 12 de junio de 1917) se sitúa por derecho propio entre los máximos intérpretes de su tiempo. El gran musicólogo español Adolfo Salazar llegó a expresar, refiriéndose a ella, que “realmente creo, en toda sinceridad, que fue la más grande artista del piano que yo haya escuchado nunca”, a lo que añadió –tal vez para recrear sutestimonio- que un profesor del Conservatorio, famoso por su mala lengua, decía que los pianos se echaban a temblar cuando veían aparecer a la Carreño, que del primer zarpazo los dejaba como para el arrastre.

Imagen: La Jiribilla

Pero hay más. “Situada en lo más viviente de una época magnífica para la historia de la mú