Tras la estela de los álbumes de la prensa cubana del XIX

Cira Romero • La Habana, Cuba

Las publicaciones periódicas cubanas del siglo XIX fueron proclives a utilizar el sustantivo álbum como parte principal de sus respectivos títulos. Las dos más importantes fueron El Álbum (1838-1839), editada por Ramón de Palma, y Álbum cubano de los bueno y de lo bello (1860), dirigida por Gertrudis Gómez de Avellaneda, ambas comentadas en esta sección, por ser portavoz, la primera, de los inicios del movimiento romántico en Cuba, y la segunda por pronunciarse a favor de los derechos de la mujer, de los que fue su directora incansable defensora. Pero hubo otras de igual o parecido título: El Álbum (Matanzas, 1887-1888), El Álbum (Santiago de Cuba, 1891-1892), Álbum Cubano (Matanzas, 1884), Álbum de las Damas (Matanzas, 1894-1895), Álbum Güinero (Güines, 1862) y Álbum Habanero (La Habana, 1856).

Los tres aparecidos en Matanzas, en diferentes años, tienen relevancia, no solo para la vida cultural de la bien llamada Atenas de Cuba, sino que se destacan en el quehacer sistémico de la prensa cubana. La primera en el tiempo fue dirigida por un dominicano asentado en Cuba desde niño, Nicolás Heredia, quien fundó, además, el Diario de Matanzas, sumado a sus colaboraciones en importantes revistas de la capital. Su nombre ha pasado a la literatura cubana por dos novelas: Un hombre de negocios (1882), que compitió y ganó en un torneo literario organizado por el Liceo de Matanzas en certamen a donde llegó, con ánimo también de concursar,  Cecilia Valdés; o, La Loma del Ángel, de Cirilo Villaverde, pero fue descalificada por entrar fuera de la fecha de cierre del concurso, y Leonela (1893). Se subtituló “Semanario ilustrado” y comenzó a salir el 12 de junio. Desde el número 28 apareció como órgano oficial del Liceo de Matanzas Base Ball Club. Se destacó como dibujante de la revista Ricardo de la Torriente, quien posteriormente creó el personaje emblemático de Liborio, que fue también su director artístico. Publicó cuentos, poesías, crítica literaria, crónicas teatrales y artículos y dibujos humorísticos y deportivos. Su director colaboró bajo el seudónimo de César de Hispanolia y junto a esta firma aparecieron las de José de Armas y Céspedes, Bonifacio Byrne, Manuel Serafín Pichardo, Felipe López de Briñas, Ildefonso Estrada y Zenea y Aurelio Mitjans. Este último, destacado estudioso de la literatura cubana, dio a conocer en estas páginas algunos fragmentos de su obra de publicación póstuma Estudio sobre el movimiento científico y literario en Cuba (1890). Asiduo colaborador de esta publicación fue José Quintín Suzarte, estimado en su momento por ser “escritor fecundo, castizo y elegante, filósofo distinguido, buen economista y experto en los trabajos periodísticos”. Allí aparecieron numerosas composiciones poéticas de su autoría, como la titulada “Resignación”:

Iba ayer por la calle
Que llaman del Obispo
Mugriento y tembloroso
Un pobre viejecito,
Por la edad medio ciego,
Por el hambre abatido.
Un mocetón robusto
Tan alegre y tan vivo
Que no miraba al suelo,
Según iba de erguido
Tropieza con el pobre
Y lo echó redondito
Sobre las duras losas,
Siguiendo su camino,
Sin conciencia ninguna
Del estrago que hizo.
Ayudaron al viejo
Viandantes compasivos;
Quisieron que acudiese
Al quejarse, mas dijo:
“Líbreme Dios de hacerlo
Y aún de pensarlo mismo.
Sería gran pecado
Turbar el regocijo
Que el alma de ese joven
Convierte en paraíso.
¡Son tan cortos los ratos
De placer efectivo!
Respeto ese contento,
Ese aire distraído;
Ni siquiera sospecha
Que atropelló al mendigo.
Constantemente vemos
Sucesos parecidos.
Quien niega una limosna
Al hambriento afligido,
¿No es más cruel que el joven
Que tropezó conmigo?
Dios hizo así este valle
Tan triste en que vivimos:
Respetemos, hermanos,
La obra del Altísimo.  

Álbum Cubano fue una “Revista quincenal de literatura, ciencias, bellas artes, modas e intereses generales”, se lee en el único ejemplar localizado, número 3, correspondiente al 15 de febrero de 1884, aunque se sabe que se inició un mes antes. Fue dirigido por José Alfonso Forn. En el cuadro de colaboradores se destacan los nombres de Juan Ignacio de Armas, Enrique José Varona, José Antonio Cortina, Nicolás Heredia, Bonifacio Byrne, José Fornaris, Federico Milanés. En dicho número de referencia aparecen trabajos sobre cuestiones científicas, música, literatura —poesías, cuentos, críticas— firmados, entre otros, por Guillermo Schweyer y Sebastián Alfredo de Morales. Por último, Álbum de las Damas  fue un “Periódico literario, de espectáculos y variedades dedicado al bello sexo matancero”. Comenzó a publicarse, con periodicidad semanal, el 10 de junio, redactado y dirigido por Pablo Peniche. Sus primeros números estuvieron dedicados casi por completo a la literatura: poesías, pequeñas prosas, artículos de crítica literaria. Entre los colaboradores figuraron Luisa Pérez de Zambrana, Carlos Pío y Federico Uhrbach y Álvaro de la Iglesia, que dio a conocer algunas de sus Tradiciones cubanas, al estilo de las Tradiciones peruanas de Ricardo Palma. También aparecieron poesías de los modernistas hispanoamericanos Rubén Darío, Manuel Gutiérrez Nájera, José Santos Chocano y Salvador Díaz Mirón. En mayo de 1895 dejó de publicarse.

 El Álbum aparecido en Santiago de Cuba fue “semanario de literatura” y se inició el 10 de mayo. Entre sus redactores estuvieron Eduardo Yero Buduén, amigo de José Martí, y contó entre sus colaboradores a Carlos Noreña y Emilio Bacardí. De este último se reprodujeron algunos apuntes históricos sobre Santiago de Cuba, desde su fundación hasta los primeros años de la década del veinte, en varios volúmenes, que posteriormente formarían parte de sus Crónicas sobre esa ciudad.

El Álbum Güinero fue una publicación quincenal que reunió artículos científicos, literarios, de agricultura, comercio, economía y bellas artes. Posteriormente fue “Periódico semanal, oficial del gobierno de esta jurisdicción”, “Periódico trisemanal de la villa de Güines” y desde 1863 “Diario de la villa de Güines”. Comenzó a salir el 15 de septiembre, editada en La Habana, pues dicha localidad carecía de imprenta. Fue dirigido en sus inicios por Francisco Calcagno, importante figura de la cultura cubana, autor, entre otras obras, de un todavía útil Diccionario biográfico cubano. En algunos momentos estuvo bajo la tutela de Francisco Pie y Faura, que había alcanzado cierto renombre en la prensa habanera de la época. Desde sus comienzos Álbum Güinero, primer periódico aparecido en esa villa, dedicó bastante espacio a la publicación de trabajos de índole literaria, además de muchas noticias de interés local. Colaboraron en sus páginas escritores de la propia ciudad, quienes se interesaron, la mayoría, por ofrecer trabajos relacionados con la vida  social y cultural del terruño. Uno de sus colaboradores fue Anselmo Suárez y Romero, que dio a conocer en sus páginas algunos artículos sobre educación.  Según noticias, se publicó hasta 1867.

Por último, Álbum Habanero fue “Periódico quincenal de amena literatura, modas y teatros”. Solo apareció la primera entrega, que se repartió en la segunda quincena de febrero de 1856. Fue dirigido por Fernando Pie y Faura. Figuraron entre sus colaboradores José Fornaris, Antonio Sellén, Virginia Felicia Auber y José de Poo.

Otras revistas hubo que utilizaron igualmente el sustantivo álbum en su título, pero de menos repercusión en la vida literaria cubana, como Álbum de Remedios, Álbum Trinitario y El  Álbum de Sancti Spíritus

Comentarios

SOY UNA ASIDUA LECTORA DE ESTA REVISTA, SOY PROFESORA DE LA UNIVERSIDAD DE ORIENTE, ME LLAMO TAILY VARGAS LÓPEZ Y ESTOY HACIENDO EL DOCTORADO, TRABAJO EL SUJETO LIRICO FEMENINO EN LAS PUBLICACIONES PERIODICAS SANTIAGUERAS DEL SIGLO XIX, ME GUSTARIA MUCHO PUBLICAR EN SU REVISTA, QUE DEBO HACER, GRACIAS
Mi direccion de correo es taily@fch.uo.edu.cu

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato