Historia del movimiento fantástico cubano

Sheila Padrón Morales • La Habana, Cuba

En nuestra Isla calurosa tenemos una tradición de literatura fantástica que ha hecho historia, con varios escritores importantes que han trascendido por sus cuentos y novelas memorables. Pero es necesario recordar que el fantástico ha perdurado gracias a talleres literarios, eventos, y revistas, realizados también por aficionados (o fans), intentando superar la marginalización con que ha sido tratado el género en el país.

Es por esto que hablaré del trabajo de divulgación del fantástico en nuestro país realizado por los mismos escritores y el fandom cubano.  En la primera parte del artículo se presentarán los principales movimientos y encuentros ocurridos en el período del 1980 al 1999 (para lo cual me apoyé fundamentalmente en la información contenida en el libro Universo de la Ciencia Ficción Cubana, de Nelson Román, ediciones Extramuro, La Habana, 2005). Y luego se continuará con la historia del nuevo movimiento fantástico cubano en el siglo XXI, gracias a entrevistas realizadas.

Por falta de tiempo y espacio en estas páginas, solo haré referencia a las manifestaciones más importantes que se han desarrollado en la Ciudad de la Habana. Es importante precisar, sin embargo, que en casi todas las provincias del país han existido la promoción del fantástico, fundamentalmente de Ciencia Ficción (CF).

Todo comenzó en la “Década de Oro” de la CF cubana

Imagen: La Jiribilla

De izquierda a derecha, Antonio Orlando Rodríguez, Chely Lima, Alberto Serret 
y Daína Chaviano
 

A decir verdad, los primeros escritores nacionales del género siempre se interesaron por su divulgación. Nombres como Oscar Hurtado, Ángel Arango, Miguel Collazo, entre otros, fueron rápidamente asociados a la circulación de la CF nacional (en especial Hurtado, cuya labor por géneros como el policíaco, el terror, y la CF todavía se recuerda, y Arango con la realización de encuentros literarios). Pero no es hasta la década del 80, tras el “quinquenio gris”, cuando comienzan esfuerzos más sistemáticos para desarrollar y promover el género fantástico, con la aparición de los primeros talleres literarios dedicados a la CF.

Es en diciembre de 1980 cuando se funda en La Habana el primer taller literario dedicado a la creación del género fantástico en nuestro país. Llamado (no podía ser de otra manera) Oscar Hurtado, por idea de Bruno Henríquez, y en honor al padre del género en Cuba. Sus fundadores fueron: el propio Bruno, Daína Chaviano, Nelson Román, Arnoldo Águila, y Roberto Estrada Bourgeois. El taller abrió sus puertas en la Casa de Cultura de Plaza, y sesionaba una vez a la semana. Contó con la invaluable asesoría de Daína Chaviano por varios años, y Bruno Henríquez fue presidente del mismo en una época.

Tras el Oscar Hurtado, otros talleres comenzaron a aparecer a lo largo de todo el país. El segundo, fundado también en la Habana fue el Julio Verne, en 1983, el cual sesionaba todas las semanas y estaba ubicado en la Casa de la Cultura de Playa, en aquel entonces sita en 5ta y 70, y donde Raúl Aguiar fue presidente por varios años.  De este taller saldrían escritores como José Miguel Sánchez (Yoss), Julián Pérez, María Felicia Vera, Enrique D´ Cepeda, Orlando Vila, entre muchos otros amantes del género.

Entre 1982 y 1987 se realizan encuentros entre estos dos talleres, donde se debaten obras literarias, se realizan conferencias sobre diversos temas, y se proyectan películas. Los participantes de estos eventos eran personas de cualquier edad y profesiones, una característica que se trasmitirá a los posteriores eventos que le sucedieron. Muchos de los escritores que hoy en día son figuras importantes en la literatura cubana del género fantástico, salieron de estos dos talleres y reuniones. Además, pronto su influencia rebasaría el ambiente literario.

En efecto, en 1984 algunos integrantes del Oscar Hurtado (Bruno Henríquez, Daína Chaviano, Eduardo Frank y Roberto Estrada), con motivo de un Festival de Música Electroacústica en Varadero, propusieron la idea de hacer un espectáculo con bailarines, efectos especiales de iluminación y música electroacústica. Llamado “Primavera en Varadero”, el espectáculo conformaba una trilogía: Génesis, Evolución y Contacto.

Imagen: La Jiribilla
Obra de teatro Violente. Imagen tomada del libro Universo de la Ciencia Ficción Cubana N. V. Román, Ediciones Extramuro, La Habana, 2005.
 

Por tres noches consecutivas el público asistente conoció de un grupo de jóvenes creadores apasionados por la ciencia ficción. También, en 1987 se estrena Violente, primera ópera rock de Ciencia Ficción cubana, con guión de Chely Lima y Alberto Serret, y música de Edesio Alejandro. En 1988 sale a la luz la primera revista cubana de fantasía y Ciencia Ficción: Nova. Editada por Daína Chaviano, Chely Lima y Alberto Serret, sólo contó con un número. Un año después, en noviembre de 1989, se realiza el Primer Festival Nacional de la Ciencia Ficción en Guantánamo, el cual tuvo un programa de varias actividades con una duración de cuatro días. El aspecto más emocionante de este festival fue que se enterró una Cápsula del Tiempo en el Zoológico de Piedra con mensajes de los escritores de esa generación, para ser recuperada en el año 2050 por las generaciones futuras.

Por desgracia, a partir del año 1989 comenzaron a desintegrarse los talleres Oscar Hurtado y Julio Verne. Unido a la desaparición, primero del prestigioso Premio David (abierto desde 1979 hasta 1990 por la UNEAC, para creadores inéditos), y luego del concurso de CF de la revista Juventud Técnica; provoca que se cierren inesperadamente todas las puertas a los creadores, y la CF cubana cae en un nuevo letargo.

Cubaficción: eventos en los años del “período especial”

Sin embargo, y pese a la difícil situación por la que pasó el país en estos años, no faltaron ánimos para que se fundaran grupos, se crearan revistas, y se realizaran eventos del género. Ejemplo memorable de esto fue la fundación, en casa de Luis Alberto Soto Portuondo, del grupo Grupo i+Real en 1991 (léase irreal, como representación de ‘i’, símbolo matemático del número imaginario, unido a lo real), y cuyo presidente fuera Bruno por varios años. El Grupo i+Real se crea para promover el género mediante la realización de actividades, y desde 1992 ha intentado crear una Asociación Cubana de Ciencia Ficción (ACCF), que agrupe a creadores y aficionados.


Imagen: La Jiribilla
Figura3. Revista i+Real.
 

Con i+Real apareció también una revista en formato digital del mismo nombre (en Iris, un programa para MS-DOS). En ella se publicaban artículos, ensayos, relatos breves, historietas, ilustraciones, y otras informaciones. Era de circulación libre y se difundía en un disquete de 3.5. Contó con un total de 29 números y se publicó hasta 1997.

En 1993, en pleno período especial, ocurren tres sucesos importantes para la CF cubana. Primero se creó un nuevo taller literario llamado El negro hueco, el cual sesionó en la Fragua Martiana hasta 1995, liderado por Aresky Hernández, y asesorado por el Grupo i+Real. Segundo, se estrenó la recordada serie televisiva Shiralad, de Alberto Serret y Chely Lima, ganadora de siete Premios Caracol. Y tercero, se realizó en Guantánamo el Segundo Festival de CF, bajo el nombre En otro espacio.

Tras este evento comienzan a surgir nuevas convenciones de CF en nuestro país, organizadas fundamentalmente por el Grupo i+Real. En ellas se impartían conferencias sobre el género en diferentes campos artísticos, científicos y tecnológicos; se realizaban encuentros con escritores; se organizaban exposiciones plásticas, y narraciones orales. En 1994 se celebra el evento Ibeficción, de carácter internacional, en el Centro Internacional de Prensa de Ciudad de la Habana. Luego, este evento toma el nombre de Cubaficción, y se realizan sus ediciones del 96, 97 y 98 en la Casa de la Cultura de Centro Habana, el Instituto Cubano del Libro, y el Capitolio Nacional, respectivamente.

En 1995 se realiza el evento Quásar Dragón, en el Patio de María, organizado, entre otros, por Raúl Aguiar. Y en febrero de 1996 se habla por primera vez de ciberpunk en Cuba, también gracias a Raúl, en un taller efectuado en el marco de la VII Feria internacional del libro en PABEXPO, con el título de “Cibernética y el futuro del libro”.

En mayo de 1999 se celebró un gran evento en el Teatro de la Habana García Lorca, el Ciencia Ficción Habana´99, organizado por Bruno, donde se desarrollaron varias actividades como conferencias, mesas redondas, paneles, espectáculo de ballet, narración oral, el concurso Dragón de cuento corto, y hasta una fiesta de disfraces.

Casi terminando el siglo comienza una nueva etapa en la Ciencia Ficción cubana, la cual se va a caracterizar por la creación de nuevas revistas y fanzines que se enfrentan a las limitaciones de ser forjadas con medios caseros, gracias al esfuerzo de los propios autores (característica de la mayoría de estos tipos de revistas).

Imagen: La Jiribilla
Portada Fanzine Nexus
 

En 1997 aparece el fanzine Nexus, realizado por los escritores José Miguel Sánchez (Yoss), Vladimir Hernández Pacín y Fabricio González Neira. Nexus era elaborada e impresa por sus propios creadores, con cinco o seis ejemplares destinados a pasar de mano en mano. Poseía varias secciones para divulgar la  literatura nacional y extranjera, promover el género, espacio para la crítica, etc. Solamente tuvo dos números.

En enero de 1999 se crea la Revista Digital miNatura, especializada en microcuentos de fantasía, Ciencia Ficción, y terror. Editada por Ricardo Acevedo Esplugas, integrante de los talleres Óscar Hurtado, El Negro Hueco y el Grupo i+Real. En sus inicios la revista era en formato de boletín y se publicaba en una sola hoja, gracias al esfuerzo de su creador y el apoyo de alguna que otra institución. Muchos autores jóvenes se han dado y todavía se dan a conocer con ella. En la actualidad miNatura es una publicación bimestral que se puede descargar desde su sitio web (Acevedo ya no vive en Cuba). También es distribuida vía e-mail (minaturacu@yahoo.es), lo que la convierte en la revista de CF hecha por un cubano que más años ha estado en activo. Desde el año 2002 miNatura convoca un Certamen Internacional de Microcuento Fantástico, y desde el 2009 un Certamen Internacional de Poesía Fantástica.

Imagen: La Jiribilla
Organizadores y participante del CubaFicción. 
 

Con altibajos, los Cubaficción se ganaron el derecho a ser conocidos como el evento más antiguo de su tipo en el país. Celebrados principalmente en diciembre, hubo Cubaficción en el 2000, 2001, 2002 (al que fueron invitados los estudiosos de la CF Scott Edelman, Charles Brown y Jennifer Hall), 2005 y 2007 y 2008. Todos contaron con el auspicio del Instituto Cubano del Libro, y la Biblioteca Rubén Martínez Villena. Es importante señalar que los Cubaficción sirvieron de ejemplo a eventos que desarrollarían otros grupos en años posteriores. A destacar la labor memorable de Bruno Henríquez como promotor del género, muy conocido en la actualidad por presentar el programa de TV Ciencia y Ficción que salía al aire en los meses veraniegos.

La explosión de proyectos fantásticos en el nuevo siglo

La llegada del año 2000 constituyó un período “mágico” para el fantástico cubano, pues en este único año se fundaron y crearon tres proyectos de gran importancia. El primero de ellos fue el sitio web cubano Guaicán Literario. Fundado en el año 2000 por Gerardo Chávez gracias al auspicio de la Editora Electrónica Cuba Literaria, el Guaicán Literario es descendiente directo de “El Guaicán Dorado”, primer sitio web de la ciencia ficción cubana, aparecido entre los años 1998 y 1999 gracias a la colaboración del malagueño José Antonio López Ruiz.

Imagen: La Jiribilla
Portada del sitio web Guaicán.
 

El Guaicán desarrolló una labor sistemática de divulgación y promoción de la ciencia ficción cubana. En él se alojan artículos, ensayos, entrevistas, noticias, cronologías, críticas, crónicas, cuentos, avisos de eventos y concursos, y enlaces a otros sitios electrónicos relacionados con el tema. Durante los años 2003 y 2004, y con el auspicio del Instituto Cubano del Libro y la editorial electrónica Cubaliteraria, este sitio convocó al Premio Guaicán de Ciencia Ficción y Fantasía.

Hoy en día el Guaicán se encuentra desactualizado por razones ajenas a la voluntad de su creador.  Pese a que se anunciara su regreso a principios del 2009, (y luego a finales del 2010), con un nuevo equipo de colaboradores que trabajaron arduamente para nuevo Guaicán Literario, una serie de imprevistos han demorado su renacer. Realmente extrañamos al Guaicán en la red de redes.

El segundo proyecto fundado en febrero del año 2000, se llamó Límites de la realidad, y tenía como objetivo tratar temas colindantes entre realidad y fantasía, como fenómenos paranormales, misterios inexplicables, ovnis y esoterismo. La idea original partió del incansable Bruno, con motivo de un número de la revista Signos dedicado a la ufología. Tras el lanzamiento, hubo una motivación a organizar encuentros para tratar el tema, recordando antecedentes ya plasmados en noviembre de 1998 por el Grupo i+Real, y la “Primera Jornada Científica de Ufología”. Ya en el 2001 se instaura como espacio fijo en la Biblioteca  Rubén Martínez Villena, los tres primeros viernes de cada mes, de 4 a 6 pm. En sus inicios dirigido por Bruno Henríquez y Hugo Parrado. Luego, por cuestiones de trabajo, su dirección pasó a Carlos Alberto Heredero, a Carlos Andrés García, y por último a Adolfo Zulueta-Acunay Roseñada, en marzo del 2003. Este proyecto se mantuvo hasta el 2009.

Y el tercer grupo creado en el año 2000 (y el que más impactó en el fandom nacional) fue el Taller Espiral, a partir de una idea originada durante el CubaFicción 2000. Espiral se fundó para promover el género y fomentar la creación literaria. Sus creadores, Vladimir Hernandez Pacín, Fabricio González Neira, y José Miguel Sánchez (Yoss), le nombraron así en homenaje a la primera novela del escritor cubano Agustín de Rojas.

Los años del Taller Espiral

Imagen: La Jiribilla
Integrantes del taller Espacio Abierto
 

El taller Espiral de ciencia ficción comenzó a sesionar en octubre del 2000, todas las semanas, en el Centro Cultural Habana, donde se discutían textos y se realizaban debates sobre ciencia ficción.  En el 2001 sus miembros organizan su primer concurso, el “Media Vuelta”, de Cuento de Ciencia Ficción y Fantasía, y participan activamente en el Cubaficción. En el 2002 se proponen su primer evento de ciencia ficción en la provincia de Santa Clara (a iniciativa de Anabel Enríquez), el VillaFicción 2002, con el auspicio de la AHS (Asociación Hermanos Saiz) de la provincia. Pese a un infortunio inicial (falló el transporte que debía trasladar a los participantes habaneros a Santa Clara), los de Espiral pudieron llegar a las Villas por sus propios medios a culminar el evento, y dar los resultados del “Concurso Asteroide 259” (Cuento Breve, Historieta y Poesía). Al año siguiente, cambios en la AHS de Villa Clara impedían continuar los “VillaFicción”.

En diciembre de ese mismo año (2002), Espiral le propone a la dirección nacional de la AHS la realización de la “Jornada 24 Horas Fantásticas” en la Madriguera. Este evento tuvo el atractivo (como su nombre lo indica) de durar todo un día con actividades, proyección de cortos y música sobre temas fantásticos.

Finalizada la Jornada se crea el Grupo Nexos, proyecto conformado por tres grupos: el Taller Espiral, la Madriguera del Mapache (aficionados que promovían la creación de historietas mangas), y el Taller Literario Quasar Dragón (fundado en el 2002 por Michel Encinosa, y que sesionaba en Alamar). Con el Grupo Nexos se pretendió crear una fuerza motriz para realizar eventos y actividades. En la primavera del 2003 el Grupo Nexos coordina el evento “Nexo CH” en el Centro Cultural de España (actualmente Centro Hispano-Americano de Cultura), pero es suspendido por circunstancias políticas, ajenas a la voluntad de sus organizadores.

Con el paso de los años el Taller Espiral cambió de sede varias veces: del Centro Cultural Habana a la Madriguera, y de allí, a la Casa de la Cultura de 10 de Octubre. De responsable y organizadores cambió otras tantas (fueron sus presidentes Yoss, Juan Pablo Noroña, y Michel Encinosa), hasta finalmente quedar como coordinadores Anabel Enríquez, Javier de la Torre, Eliete Lorenzo Vila, y Eric Mota.

A partir de enero del 2004, los miembros del taller adoptan el nombre de Grupo de Creación Espiral, como forma de reflejar la capacidad que han ganado para abarcar los más disímiles proyectos. Es así como, además de su función como taller literario (dos veces al mes, impartiendo conferencias sobre narrativa, teoría del género fantástico, y discutiendo textos de talleristas), el Grupo Espiral comienza a realizar sus propios eventos: el Ansible y el Concilio de Lorien.

Imagen: La Jiribilla
  Ansible 2005
 
Imagen: La Jiribilla
Concilio 2004. Exposición
 

En abril del 2004 se realiza el primer Ansible, un Encuentro Teórico sobre los géneros fantásticos (aunque siempre predominantemente de CF) en el Pabellón Cuba. En los tres años siguientes, del 2005 al 2007, estos encuentros teóricos tuvieron lugar en el Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, en los meses de mayo. Además, desde el primer Ansible se convocó al premio literario ARENA. Los Concilios de Lorien, por otra parte, fueron concebidos como un Festival de Arte y Literatura, y tuvieron ediciones en el 2004 (dedicado a Tolkien, y donde se celebró una boda élfica); en el 2005 (“Espada y Hechicería”); y en el 2006 (“Nuestras raíces en la magia”). Los dos primeros realizados en la Madriguera, el último en la Casa de la Cultura de 10 de Octubre. A finales del 2007, el Grupo Espiral realiza su último evento, el Arco de Korad, bajo el auspicio del Cine Teatro Los Ángeles.

Imagen: La Jiribilla
Revista  Disparo en Red
 

De entre los proyectos del Grupo Espiral, mención especial merece la revista Disparo en Red, publicada por primera vez en noviembre del 2004. Editada por Eric Mota Pérez, con la ayuda de Javier de la Torre Rodríguez, Disparo en Red fue creada con los objetivos de generar un espacio para la publicación de cuentos, artículos, ensayos, críticas y reseñas escritas por autores nacionales y extranjeros, y de esta forma aumentar el conocimiento sobre la ciencia ficción entre los escritores, ensayistas y aficionados cubanos. También daba a conocer concursos literarios y otras actividades. Disparo en Red se estuvo editando hasta octubre del 2008, y llegó a los 50 números.

Imagen: La Jiribilla
Revista electrónica Qubit
 

Y hablando de revistas, es imposible dejar de destacar en esta etapa que en febrero del 2005 sale a la luz la revista electrónica Qubit, realizada por el escritor Raúl Aguiar. Con el objetivo de promover la literatura y pensamientos ciberpunk, tanto nacional e internacional, desde un principio esta revista ofreció artículos, materiales, y cuentos sobre este subgénero. Su gran atractivo ha sido la historia del movimiento ciberpunk en el arte (literatura y cine), y en los diferentes países latinoamericanos, dedicándose un número a cada país. En la actualidad la revista se mantiene en activo y puede ser solicitada a: qubit2005@yahoo.com y qubit@centro-onelio.cult.cu

Lamentablemente, a principios del 2008 el Grupo de Creación Espiral decide recesar sus actividades por tiempo indefinido. Sin embargo, el arduo trabajo realizado por Espiral constituyó un aporte ejemplar para grupos posteriores del fantástico cubano. Por su taller pasaron gran parte de los escritores y artistas de CF y fantasía que han explorado nuevos caminos en el género en Cuba, como han sido Yoss, Vladimir Hernández, Fabricio González, Michel Encinosa, Ariel Cruz, Juan Pablo Noroña, Yailín Pérez Zamora, Ricardo Acevedo, Alberto Mesa, Duchy Man, Anabel Enríquez, Sigrid Victoria Dueñas, Eric Mota, Eliette Lorenzo, Leonardo Gala, Gabriel Gil, entre muchísimos otros.

El fandom se ramifica. De Onírica al Proyecto DiALFa… y mucho más

En septiembre del 2001, un grupo de amigos, motivados por hacer un club que reuniera a los fans de la fantasía y la Ciencia Ficción, crean el Club de Arte Fantástico Onírica, el cual años después cambiaría el nombre a Proyecto de Arte Fantástico Onírica en el 2004. Los fundadores del club (el Concilio Onírica) fueron Izbel Valdés Leiva, Reinel Rodríguez Sánchez-Ossorio, Jorge Félix Peñate Hernández, Gonzalo Morán Miyares  y Sheila Padrón Morales (quien esto escribe). Luego se sumaría también a su dirección Jorge Padrón Morales.

Imagen: La Jiribilla
Boletín Onírica
 

A principios del 2003, el proyecto crea el Boletín Onírica, realizado por Gonzalo Morán, y enviado cada mes por correo electrónico a los miembros del club e interesados, con noticias y artículos sobre el género. También los miembros del club comienzan a reunirse en parques como el de 21 y H, en el Vedado, donde se debatían diversos temas y se brindaban informaciones. En septiembre del 2005 Onírica comienza a organizar encuentros mensuales fijos para promocionar el género fantástico, primero en el museo Casa Natal Camilo Cienfuegos en Lawton, municipio 10 de Octubre, y desde marzo del 2006, en la Biblioteca Rubén Martínez Villena. También en este año, el Informativo Onírica cambia a un nuevo formato (MHT), que permite contener varias secciones de artículos, y recibiendo la colaboración de nuevos integrantes del proyecto como Michel Ibarra, Jeffrey López, Sahai Couso, entre otros. También el Proyecto contó con una lista de discusión por email, el “Correo Debate”, administrado por Jorge Padrón (Vegueta), que consistía en un grupo de discusión a través del correo electrónico que permitía el intercambio de opiniones (a menudo bastantes extensas) entre los miembros inscritos en él. Además, partiendo de Onírica, en esta época se gestan otros dos proyectos que nacerían y se desarrollarían de forma independiente.

Imagen: La Jiribilla
Informativo Estronia
 

Es el 29 de marzo del 2005 cuando se funda el Informativo Estronia. Creado por Gonzalo Morán y Yadira Álvarez, con el objetivo de divulgar temas relacionados con el fantástico en todas sus facetas. Desde su inicio, tuvo la característica de ser un vehículo para brindar noticias e informaciones actualizadas del acontecer del género en el cine, la literatura, la plástica, la música, etc. Gracias al formato sencillo en que se publica, especialmente para ser enviado por correo, este informativo es leído por un gran número de suscriptores. Con un estilo muy propio, en este informativo aparecen entrevistas a autores (como la realizada a Úrsula Le Guin), ilustradores y a promotores internacionales del género; y número especiales con temas de indudable interés para los aficionados (como los dedicados a Tierra Media). Al salir el programa televisivo capitalino X-Distante en el 2006, Estronia rápidamente puso a disposición de los lectores un suplemento que brindaba información sobre las cintas que se transmitirían durante el mes. Sus realizadores, en especial, Gonzalo Morán, han organizado varias actividades y eventos de fantasía y Ciencia Ficción en coordinación con el Proyecto DiALFa, como son los Eventos Tolkien que desde septiembre del 2008 se organizan anualmente en la Biblioteca Rubén Martínez Villena. En la actualidad, tras 83 números, Estronia se mantiene en activo y puede ser solicitada a: estronia@gmail.com y roxer@etecsa.cu

Imagen: La Jiribilla
Revista electrónica La voz de Alnader
 

El 22 de octubre del 2006 sale a la luz la revista electrónica La voz de Alnader, fundada por Jeffrey López Dueñas, Sahai Couso Díaz y Sandor Gálvez de la Paz. Con un diseño muy atractivo, hacía gala de más de 15 secciones, en las que se abordaban temas mitológicos, literarios, cinematográficos, juegos didácticos, y se fomentaba la creación literaria. En ella se podía encontrar diversos artículos y noticias del género fantástico en todas las manifestaciones del arte. Contaba además, con un suplemento informativo llamado El Oráculo. En la actualidad, los editores de La Voz de Alnader trabajan en un nuevo formato que les ayude a vencer las dificultades técnicas que se les presentaron, y esperan volver pronto a la red, con nuevos números.

De vuelta a Onírica, en el 2007 (y por desacuerdos acerca del rumbo que debería seguir el proyecto), los hermanos Sheila y Jorge Padrón Morales deciden crear un nuevo proyecto de divulgación: DiALFa-Hermes (Divulgación del Arte y la Literatura Fantástica). Fundado en febrero del 2007, en casa de Michel Ibarra, el nuevo proyecto tenía en principio los mismos objetivos de Onírica, divulgar el arte fantástico en todas sus manifestaciones, pero con un carácter más dinámico de su directiva y colaboradores. Inicialmente el proyecto fue dirigido por Sheila Padrón, Jeffrey López, Sahai Couso, Michel Ibarra, Geober Guibert y Siomel Savio.

Imagen: La Jiribilla
Organizadores y participantes del Proyecto DiALFa
 

En el 2008, DiALFa realiza el primer BEHÍQUE, un evento de fantasía y ciencia-ficción en el Centro Hispano Americano de Cultura. Con homenajes a figuras nacionales del género, conferencias, conversatorios, juegos de participación, paneles y exposiciones, el evento contó también con un concurso literario para escritores inéditos: el Premio Salomón de CF (idea de Jeffrey López), y cuyo nombre era una referencia al desaparecido Premio David. A partir del 2009 se decide que las futuras ediciones del BEHÍQUE se realizarán en julio de cada año, y aunque en el 2010 no se convocó el concurso Salomón, en la edición del año 2011 se organizó un nuevo concurso, el Mabuya, en las categorías de Historieta, Ilustración y Literatura.

Desde su fundación, DiALFa ha realizado actividades mensuales para promover el género, en la Biblioteca Pública Rubén Martínez Villena los últimos sábados de cada mes. Luego de cambios en la dirección en el 2009, Sheila Padrón asume la responsabilidad del proyecto con el importante apoyo de sus miembros colaboradores entre los que se encuentran: Geober Guibert, Williams Suarez, Gonzalo Morán, Leonor Hernández, Larissa Jiménez, Yudith Vargas, Ernesto Hernández, Yusmani Águila, y de los escritores Yoss y Leonardo Gala. También se encuentra apoyo de instituciones y otros proyectos, como La Vitrina de Valonia, el Informativo Estronia, el Proyecto Anime no kenkyū y la AHS. DiALFa  posee una lista por correo electrónico auspiciada por la Biblioteca Rubén Martínez Villena, sede del Proyecto, donde se brindan informaciones de eventos y actividades afines (se puede solicitar suscripción a dialfa@correodecuba.cu y dialfa.hermes@gmail.com).

En el mes de septiembre del 2007 toma cuerpo otro grupo, la Orden Cultural ARCANGEL, el cual reúne a artistas plásticos jóvenes, casi todos de formación autodidacta, aunque incursionan también en la música y la literatura del género. Con líneas de trabajo entraban dentro del fantástico, la fantasía épica, la leyenda, la mística, el realismo mágico, el surrealismo y la ciencia ficción, sus objetivos principales eran ayudar a proteger el derecho de autor, apoyarse mutuamente en el proceso de creación, promover las obras del grupo y de otros autores, y colaborar con el trabajo de otros grupos afines. La Orden Cultural ARCANGEL apoyó actividades del Proyecto DiALFa y el Grupo Espiral.

Un sueño de no pocas personas se hizo realidad en junio del 2008 cuando se fundó el Proyecto Cultural Anime no kenkyū con el objetivo de difundir la cultura japonesa en nuestro país, tomando al manga y al anime como eje central. Organizado principalmente por Rosa Jordán Enríquez, Tania Pevida Fernández, Ernesto Rodríguez López y José Luis Valdés, Anime no kenkyū ha desarrollado actividades mensuales los segundos sábados de cada mes en la “Madriguera”, sede de la AHS. En estas actividades se brindan conferencias sobre: estilo de anime, literatura, mitología japonesa, y artes marciales, siempre acompañados de la proyección de un audiovisual vinculado al contenido que se aborda. También han organizado festivales de cosplay, competencia de videojuegos, torneo de cartas Yu–Gi–Oh!, concursos de dibujo, etc. Anime no kenkyū se constituye en colaborador primordial del Proyecto DiALFa-Hermes, participando en la realización de varias actividades y en el evento BEHIQUE, promocionando el manga y el anime de fantasía y Ciencia Ficción. Un ejemplo de esta colaboración lo constituyó el Festival de Historieta y Animación cubanas, realizado en mayo del 2009, con el auspicio de la Vitrina de Valonia. Los interesados deben escribir a: animenokenkyuu@yahoo.com.mx

Imagen: La Jiribilla
Revista Cuenta Regresiva
 

En marzo del 2011 se crea la revista Cuenta Regresiva cuyo director es el escritor Leonardo Gala Echemendía, la diseñadora Leonor Hernández Martínez, y la redactora quien les escribe. Muy pesada para ser enviada por correo electrónico, está destinada a pasar de mano en mano, especialmente, en las actividades y eventos como los realizados por el Proyecto DiALFa, y se propone abrir otro espacio más para la publicación de artículos, críticas y literatura sobre el género fantástico, en todas sus manifestaciones.

Un Espacio Literario para los amantes del género

Si el fin de Espiral, a principios del 2008 fue un duro golpe para de fantasía y Ciencia Ficción de la Isla, felizmente los escritores de la capital no se quedaron de brazos cruzados. Y en marzo del 2009 se crea el Taller Espacio Abierto, idea original de los escritores Elaine Vilar y Jeffrey López, quienes pidieron ayuda a Eliette Lorenzo y Juan Pablo Noroña, miembros del Grupo Espiral, para ayudarles a conformar un nuevo taller. A ellos cuatro pronto se les sumaría Carlos Duarte, quedando establecidos así los cinco primeros coordinadores.

Imagen: La Jiribilla
Espacio Abierto
 

Tras unas primeras sesiones informales en las casas de Elaine Vilar, Carlos Duarte y Gabriel Gil; el taller empezó a sesionar en la Casa de la Cultura Mirta Aguirre de Playa. En septiembre de ese año el taller se traslada hacia el Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, gracias a una gestión del escritor Raúl Aguiar. En el Onelio se realizan los encuentros, los domingos cada quince días. Allí se imparten conferencias por especialistas, se debaten y analizan los cuentos de sus miembros, y se hacen ejercicios de escritura. En la actualidad el taller es coordinado por Elaine, Jeffrey, Carlos y Raúl Aguiar. Yoss, Gabriel Gil, Leonardo Gala, Yadira y Denis Álvarez, Bruno Henríquez, Jorge Bacallao, Yonnier Torres y Enrique D´Cepeda, son tan sólo varios de los autores que suelen asistir. Las visitas que realizaran Gina Picart, y Agustín de Rojas, en la etapa inicial de la Casa de la Cultura de Playa, fueron también muy importantes para el taller.

En julio del 2010 ve la luz por primera vez la revista Korad de fantasía y Ciencia Ficción, portavoz del nuevo taller literario. Dirigida por el escritor Raúl Aguiar y como co-editores, Elaine Vilar, Jeffrey López y Carlos Duarte. La revista persigue el objetivo de publicar conferencias, ensayos, críticas y reseñas referidas al fantástico cubano, incluyendo la narrativa de CF, fantasía heroica, el comic y la poesía especulativa. Los interesados pueden solicitar subscripciones en: revistakorad@gmail.com.

Imagen: La Jiribilla
Revista Korad
 

También, y ante la ausencia de un espacio teórico para debatir el fantástico (como el Ansible, o los Cubaficción), los miembros del taller deciden crear un evento anual para suplir dicha carencia. Fue así que surge el Evento Teórico de Fantasía y Ciencia Ficción Espacio Abierto, el cual tuvo su primera edición en diciembre del 2009. Se han realizado dos ediciones más, en abril del 2010, y en marzo del 2011 (a las que han asistido conferencistas extranjeros: como Juan Carlos Toledano y Daniel Koon en el 2010, y Emily Maguire en el 2011). En el Evento Espacio Abierto se presentan ponencias teóricas; se realiza la premiación del concurso “Oscar Hurtado”, en las categorías de cuento corto de Ciencia Ficción, cuento corto de fantasía, poesía fantástica, y ensayo; se proyectan materiales fílmicos; juegos de participación; exposiciones plásticas… entre muchas otras actividades.

Gracias al trabajo de Espacio Abierto, varios de sus integrantes han obtenido premios en diferentes concursos literarios, y han sido publicados o están en vías de publicación en diversas antologías o revistas, cuentos analizados en el taller. Los interesados en asistir al taller deben escribir a: carlos.duarte@cigb.edu.cu y raul@centro-onelio.cult.cu

Algunas consideraciones finales…

Con más de 50 años de historia, si a la Ciencia Ficción cubana le ha faltado un mayor apoyo institucional, le sobra el entusiasmo de sus escritores y fanes, los cuales se han dedicado a cultivar y divulgar el género por largos años. Hemos hecho verídico con el presente artículo, de este trabajo que han realizado y realizan muchos intelectuales y aficionados convertidos en verdaderos promotores culturales sin proponérselo, que invierten gran cantidad de tiempo y recursos propios sin obtener a cambio remuneración monetaria alguna. Movidos solo por el interés en llevar adelante un movimiento cultural de creación literaria y artística; fomentando espacios de esparcimiento sano del individuo donde se eleva el nivel cultural, se promueve la lectura, el espíritu creativo, emprendedor y crítico. Incluso, me atrevo a decir que, también hay un aporte sociocultural, de identidad y patrimonio nacional.

Aunque hoy en día siga marginado el género, cada vez se hace más masivo y menos “oculto”. Nuevas generaciones surgen con fuerzas renovadoras y creativas. Paso a paso el género fantástico va ganando un peldaño como formador e integrador de la cultura cubana. Con múltiples influencias extranjeras u originalidades nacionales, al final, la ciencia ficción la hacemos nuestra.

 

Fuentes consultadas:
- Entrevistas realizadas a Anabel Enríquez, Javier de la Torre, Raúl Aguiar y Carlos Duarte.
- “Universo de la Ciencia Ficción Cubana” N. V. Román, Ediciones Extramuro, La Habana, 2005.
- Ciencia ficción cubana. http://es.wikipedia.org/wiki/Ciencia_ficción_cubana
- Raúl Aguiar, “La Ciencia Ficción en Cuba”,
en: http://www.lajiribilla.cu/2002/n71_septiembre/1675_71.html
-Fabricio González Neira, “Ciencia ficción cubana. Problemática y supervivencia”, en:
http://www.bibliopolis.org/articulos.htm
- Revista Disparo en Red No.36.
- Revista, La voz del Alnader, Edición 1- Octubre/ 2006, Artículo: "Límites de la Realidad", un espacio para tus inquietudes. Sección Skitter´s.

Comentarios

Creo que a todos se les debe dar una oportunidad en este hermoso mundo de la cinecia ficción, la página está genial.

Es maravilloso ver como en nuestro pais se le da lugar al mundo de la ciencia y ficción.Creo que en este campo, así como en otros géneros se le debe dar oportunidad a otros. Existen muchos talentos que aun no decubren su potencial. Esta páginame parece genial.

No me asombra que justo sea la buena amiga (y maga) Sheila quien haya escrito tan mágico articulo sobre los senderos y caminantes del arte fantástico en Cuba. Mi agradecimiento eterno por este acto y mis ligeras disculpas por omitir las tildes. Un abrazo

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato