La realidad de la ficción desde Juventud Técnica

La literatura de ciencia ficción en Cuba ha transitado por múltiples etapas, unas de luces, otras de tristes sombras. La década del 60 del pasado siglo llegó como caldo de cultivo para la producción y publicación del género, que se detendría con la llegada de los 70, cuando  durante 6 años no se publicó ninguna obra. Luego llegaría el amanecer de los 80' y regresa el boom del género: se crean grupos y talleres literarios sobre la ciencia ficción, tras la pauta iniciada por taller "Oscar Hurtado", y entonces al reciente premio David de la UNEAC se suma la revista Juventud Técnica (JT), que lanza otro concurso anual.

Sobre el papel de JT en la promoción de la literatura de ficción cubana, el vacío de los 90, el reencuentro con la publicación y concursos  del género a las puertas de nuevo siglo, así como los caminos que se siguen actualmente desde la publicación, conversamos con Iramis Alonso, directora de JT.

¿Qué se hace desde Juventud Técnica para otorgarle una mayor visibilidad a la ciencia ficción entre los nuevos creadores del país? ¿Desde otros medios o tribunas se trabaja por promover el género?

Juventud Técnica desde los años 80 creó el concurso de cuento corto de ciencia ficción, con el propósito de promover este tipo de literatura. De ese premio surgieron dos antologías “Astronomía se escribe con G” y “Recurso Extremo”, que aunque fueron muy populares, en algún momento se les cuestionó su calidad literaria.

Durante el periodo especial, con la desaparición de la revista, también se perdió el premio, pero al recuperarse la publicación a partir del año 98, se retomó el concurso, que otorga tres premios y menciones, todos los cuales se publican íntegros en la revista.

Recientemente se realizó una antología con los cuentos premiados, titulada “Tiempo Cero”, que se presentó en la Feria del Libro del año 2012.  Si se hace una revisión de los autores premiados por el concurso se verá que están algunos de los que hoy son nombres de la ciencia ficción en Cuba como Michel Encinosa, Yoss, Raúl Flores, Elaine Vilar, entre muchos otros; por lo cual el concurso se ha constituido en una puerta de entrada para escritores jóvenes interesados en el tema. Nos escriben, incluso, adolescentes que se encuentran en un proceso de descubrimiento de su vocación literaria. 

Además, como tenemos contacto con los escritores y promotores de la ciencia ficción, sobre todo en la capital, aprovechamos las posibilidades del sitio web para promover desde el escenario virtual los diferentes concursos a los que se convoca, y sus resultados, así como los espacios de encuentro o debate de los escritores que ocurren durante el año. 

En el 2012 convocamos a un nuevo premio, Hydra, para premiar además la noveleta de ciencia ficción y fantasía heroica (un subgénero muy gustado), el cual saldrá cada dos años, pues nos hemos percatado de que la mayoría de la literatura de ciencia ficción que se está publicando son cuentos (ya sea antologías) o libros originales, y nos parece que el público comienza a sentirse un poco agotado. 

En esta Feria del Libro del 2014 se presentará la noveleta ganadora de la primera edición de Hydra, que se titula “El regreso de los endemoniados”, del escritor Víctor Hugo Gallo.

Aunque Juventud Técnica no los ha promocionado, existe una gran cantidad de publicaciones electrónicas (revistas) que abordan el tema de la ciencia ficción e incluyen críticas literarias, reseñas de libros, cuentos, entrevistas a escritores, etc., las cuales circulan vía electrónica.

¿Existe algún concurso o premio que contribuya a catalizar la producción de este género?

Además de los ya mencionados, el premio Calendario que otorga la Asociación Hermanos Saíz,  ha reconocido en varias oportunidades literatura de ciencia ficción, sobre todo los cuentos. También existen el Concurso Oscar Hurtado que premia cuento, poesía y ensayo de tema fantástico, y el Mabuya, que galardona ilustración o dibujo de ciencia ficción, fantasía o terror.

¿Podría mencionar los que a su consideración podrían ser algunos de los creadores más destacados y si conoce alguna región en el país donde se promueva de manera especial la ciencia ficción?

De siempre: Agustín de Rojas (fallecido, pero que ha dejado una impronta única), Oscar Hurtado, Miguel Collazo, Daína Chaviano, Chely Lima y Alberto Serret. De ahora: Michel Encinosa, Yoss, Raúl Flores, Yonnier Torres, Elaine Vilar, Erick Mota y Erick Flores.

¿Qué retos deben de enfrentar los creadores del género y el público que lo consume?

Esta es una pregunta que me queda grande pues no soy una especialista en el tema, apenas una entusiasta, con la posibilidad temporal de tomar decisiones; apenas me atrevo a sugerir que se publican muchos cuentos (demasiadas antologías) y pocas novelas y lo que sale se divulga muy poco y por tanto no se atrapan nuevos lectores. En el mundo hay una tendencia a seguir las sagas (como Canción de Hielo y Fuego por mencionar una más reciente), que en mi modesta opinión en Cuba no se ha explotado. Los adolescentes buscan estas sagas, también bajo el influjo del audiovisual.

Lo más cercano que tenemos son la serie de noveletas de Michel Encinosa y faltan novelas cerradas, con diversidad de personajes y escenarios como “Fábulas de una abuela extraterrestre”, de Daína Chaviano o “El año 200” de Agustín de Rojas, que son además muy cinematográficas. Falta diálogo entre los diferentes soportes donde se está publicando la ciencia ficción.

¿Se han compilado recientemente textos sobre el tema, podría sugerir algunos?

Existen varias compilaciones.  Una de las mejores es “Quibit. Antología de la nueva ciencia ficción latinoamericana”, una selección de cuentos de ciencia ficción de 20 autores de igual número de países latinoamericanos; están también la ya mencionada  “Tiempo Cero” y “Crónicas del mañana: 50 años de cuentos cubanos de ciencia ficción”, publicada por Letras Cubanas, en el año 2009, del compilador Yoss.

¿Seguirá la Revista otorgándole prioridad al tema?

La revista le otorga importancia al tema, y al público. Nuestro interés es continuar promoviendo este tipo de literatura y coadyuvar a abrir espacios de publicación en la Editorial Abril, a la que pertenece Juventud Técnica, para la publicación de obras de ciencia ficción.  La antología “Tiempo Cero” inauguró una nueva colección de la Editorial, denominada Nébula. Existe la voluntad de que cada año salga al menos un libro de ciencia ficción o de fantasía heroica. Teníamos la intención de que Hydra se convirtiera en un premio anual, pero no va a ser posible por un problema del presupuesto que tiene asignado la editora para la producción de libros. 

Considero no obstante que aún la revista no hace todo lo que pudiera por este tipo de literatura y por promover más a los escritores de ciencia ficción en todo el país, sus espacios de diálogo y encuentro (Proyecto Dialfa-Hermes, Behique, Espacio Abierto…), y tampoco es, como debiera, al menos en la versión digital, un sitio para dar a conocer o recomendar la mejor literatura de ciencia ficción y fantasía que se escribe en el mundo, o al menos la que está en idioma español.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato