Parrandas remedianas, un festejo que no envejece

Foto del Autor

Con casi 200 años de trayectoria y una rica herencia que ha pasado de generación en generación, las Parrandas de Remedios se distinguen por ser las festividades más antiguas de Cuba y aún mantener intacto su espíritu de celebración popular, avivado cada año por la pasión de sus protagonistas, que se niegan a dejar morir la tradición legada por padres y abuelos.

Imagen: La Jiribilla
Cuenta la leyenda que un sacerdote local allá por 1820 fue quien sin saberlo dio origen a las fiestas, reuniendo a un grupo de niños que con su algarabía despertaran a los vecinos y los sacaran de sus camas para asistir a las tradicionales Misas de Aguinaldo, que según la costumbre tienen lugar entre el 16 y el 24 de diciembre.

Imagen: La Jiribilla
Las procesiones con toques de instrumentos rústicos dieron paso a una rivalidad entre los habitantes de la octava villa, que se concentró en dos bandos, el perteneciente al barrio de San Salvador, que reclamó para sí los colores rojo y azul y adoptó como símbolo el gallo; y El Carmen, reconocible por su distintivo carmelita y un gavilán al acecho.

Imagen: La Jiribilla
Convertidas en verdaderas “batallas”, las Parrandas devinieron
escenario para desplegar la inventiva y la creatividad de ambas partes, quienes emplean todo el año en planificar el ataque en forma de trabajos de plaza –estructuras fijas lumínicas- y carrozas, superadas en la siguiente temporada por otras más originales y fastuosas.

Imagen: La Jiribilla
Este 24, después del saludo inicial en la tarde, donde se rindió
homenaje a los parranderos ausentes con fuegos de pirotecnia y polcas; la noche se iluminó con los adornos y figuras formadas por cientos de bombillos adosados a los trabajos de plaza, saludados con voladores y fanfarrias, mientras develaban poco a poco los diseños secretos ante la multitud expectante.

Imagen: La Jiribilla
En medio del bullicio y las congas, un momento para recordar los
inicios de estos festejos, proclamados en junio de este 2013 Patrimonio Inmaterial de la Nación junto a la red de fiestas populares de la región central de Cuba.

Imagen: La Jiribilla
La Iglesia Mayor de Remedios acogió a los fieles y a los curiosos, en
una peculiar Misa de Gallo, donde se oró por la unidad y la paz,
mientras fuera seguían explotando los fuegos artificiales y la música
anunciaba que la celebración continuaría hasta la madrugada, cuando se entonaría la marcha fúnebre dedicada por el ganador al bando rival y la rumba de la victoria cerrara la marcha en los albores del 25 de diciembre.
Casi al acabar la velada, el clímax de la noche. El momento para el
que tantos trabajaron durante todo el año y por el que acudieron
habitantes de los pueblos vecinos y turistas de todo el mundo: la salida de las carrozas y sus estáticos personajes.
En esta ocasión fue San Salvador el que arrancó los aplausos más
salvajes al hacer doblar por la esquina de la Plaza remediana, no a una, sino a dos de estas estructuras, engalanadas con elementos inspirados en el mundo de los videojuegos de fantasía, en especial del famoso y adictivo World of Warcraft, con sus duendes guerreros, elfos magos y princesas no tan delicadas.
Un poco más apegado a la tradición de utilizar temas literarios y de
la mitología mundial estuvo el barrio de El Carmen, quienes tomaron como referencia al Dante y su viaje por el Infierno, en una espectáculo que titularon Ángeles y Demonios.

Imagen: La Jiribilla
El pueblo, el que da siempre la última palabra, se inclinó este año
por el gallo y el rojiazul, pero en realidad nadie sale perdiendo en
estas Parrandas, verdaderos exponentes de lo mejor del folclor de la
Isla, pues mientras se mantenga la tradición, todos los que tengan la
suerte de ser parte de ellas saldrán vencedores.

Imagen: La Jiribilla

Comentarios

Bellísimo e instructivo artículo, que sin dudas, legaremos a las futuras generaciones a las que entre otras cosas les piden trabajos sobre la Cultura Cubana en 5to grado. Gracias por nosotros y por ellos. Isa

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato