Operación Peter Pan

La obligada partida al país de Nunca-Jamás

Sábado, 11 de Enero y 2014 (8:37 am)

Sus creadores del Departamento de Estado norteamericano,  la CIA, las organizaciones anticubanas y la jerarquía de la Iglesia Católica en Miami, le llamaron Operación Peter Pan, pero bien pudieron habarle identificado como Operación Desarraigo, Nostalgia o Saudade, porque eso fue lo que le provocaron a más de 14 mil niños cubanos, separados de sus familias y país de procedencia, en la Cuba de los primeros años de la década del 60, del pasado siglo.

Sobre las experiencias de participantes y testigos de uno de los episodios más tristes y vergonzosos del conflicto de EE.UU. contra nuestro país versa Operación Peter Pan. Cerrando el círculo en Cuba, texto presentado este 10 de enero en la Sala Che Guevara de Casa de las Américas, en presencia de algunos de sus protagonistas y creadores.

Niños que un día fueron llevados al país de nunca jamás regresaron en septiembre de 2009 a su Cuba natal. Algunos de sus testimonios introdujeron la presentación del texto, como el de la señora que recordó “salimos de Cuba por decisión de nuestros padres, el regreso fue decisión nuestra”.

Basado en el documental homónimo de los esposos Estela y Ernesto Bravo, en el volumen se recogen entrevistas realizadas durante más de 20 años a padres, hijos e implicados “en una parte oscura y triste de la historia de Cuba”, según precisó el Historiador de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal Spengler, quien presentó el libro y rememoró cómo esos niños no solo fueron separados de sus orígenes, obligados a padecer la nostalgia, desde la distancia de lo amado y conocido; sino que fueron víctimas de abusos y maltratos, y se les confinó en muchos casos a vivir en orfanatos.

Leal Spengler, quien hizo un esbozo de la situación en Cuba en los tres primeros años del triunfo revolucionario en enero de 1959, señaló que un grupo de los niños Peter Pan regresó, mientras otro prefirió no hacerlo, “ellos también serán recordados, porque hay un límite al rencor y al olvido donde el razonamiento se impone. La historia, dijo, ha llegado para pronunciar este epílogo “Cuba es una sola y como una sola se salvará, para eso ha llegado este libro”.

La edición y diseño de este texto, publicado por el Fondo Editorial Casa de Las Américas en 2013, estuvo a cargo de Iris Cano y Ricardo Rafael Villares, respectivamente. Al encuentro asistieron destacados intelectuales de la región.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato