Pablo Milanés: El público cubano me da energías para seguir viviendo

Michel Hernández • La Habana, Cuba
Domingo, 19 de Enero y 2014 (2:01 pm)

Todo comenzó con un viaje. El viaje de un músico que regresa a sus orígenes para demostrar que puede pasar el tiempo pero las esencias siguen siendo las mismas. El viaje de un trovador que a sus 70 años vuelve al calor de su ciudad natal, al sonido de las noches bohemias de su juventud, y al vasto universo cultural que tomó como punto de partida para subir las escaleras al cielo de la música cubana.

De ese recorrido de ida y vuelta nació Renacimiento, el nuevo disco que Pablo Milanés presentó recientemente al público cubano con dos conciertos a lleno completo en el teatro Mella. Son ocho canciones en las que el trovador bayamés sale al encuentro de sus raíces musicales y se coloca al lado de aquellos que continúan empeñados en desarrollar y reactualizar los ritmos cubanos que hicieron época y que hoy evidentemente no corren con demasiada suerte.

“En este disco lo que cambian son los arreglos. Hice hincapié, por ejemplo, en incluir muchos ritmos como la conga, el guaguancó, la rumba, el danzón, la guajira, el changüí y el son cubano. También acompaño las canciones con un toque de barroco que son mis influencias directas, pero indudablemente lo cubano prevalece”, señala el trovador en entrevista con este redactor, en la que exhortó a poner la vista sobre la riqueza de los ritmos cubanos, expuso su opinión sobre la crisis internacional de la música, y recordó a Haydée Santamaría, cuando se cumplió el pasado 30 de diciembre el 90 aniversario de su natalicio.

MH: Hace un tiempo reveló que uno de sus sueños era hacer un disco de rumba. ¿Cree que con Renacimiento pueda comenzar a cumplirlo?

PM: “Ese sueño no está cumplido porque no me atrevo todavía a hacer un disco de rumba, a pesar de que siempre he estado muy cerca de ese estilo a través de sus grandes cultores como Gregorio Díaz “Goyito”, Juan de Dios y Yoruba Andabo. Ahora solo hago un esbozo con un número que, por cierto, se lo dediqué a La Habana y se llama Canto a La Habana”.

MH: Después de presentar Regalo hace cinco años regresa ahora con Renacimiento. ¿Qué fuentes de inspiración lo llevaron a escribir estas ocho canciones?

“En este disco reflexiono sobre acontecimientos de mi vida. Por ejemplo hay un tema (Dulces recuerdos) que refleja el día en que fui testigo en España de la legalización del Partido Comunista, hablo sobre mis anécdotas de cómo viví aquel día y cómo han pasado los años a partir de eso. También hay una canción dedicada a Guantánamo y al silencio. Este último título, Los males del silencio, responde a que siempre he pensado que debemos expresar lo que sentimos y no ir a las reuniones para callar lo que nos preocupa sobre algunas cosas que suceden en nuestro país, para luego comentarlo en los pasillos. Eso daña al organismo, a la mente y, por supuesto, al país. Yo trato de manifestar en mis canciones que hay que hablar y expresarse sin temor. Al contrario, los que dicen la verdad siempre cobran más respeto e hidalguía. En mi caso, siempre he creído que la función del trovador debe ser contar lo que ve, ser un cronista de su época”.

MH: Hace un tiempo expresó que el mundo padece una crisis musical, ¿pudiera ahondar en esa idea?

PM: “Hay bastante consenso en que hay una crisis musical por motivo de las composiciones y por el mal trabajo de los medios de difusión. Yo creo que las dos cosas se unen para hacer de la música un objeto de superficialidad en cuanto a su alcance popular y sentido artístico.

Eso lo estamos padeciendo todos y más doloroso es en Cuba donde las instituciones tienen en sus manos la posibilidad de difundir el buen arte y, en general, no lo están haciendo”.

MH: Si hoy estuviera usted en medio del próximo congreso de la UNEAC, ¿qué opinión daría?

PM: “En línea general diría que cuando se perfecciona un país se arregla todo. Cuando se ordena la economía, la sociedad, se arregla la cultura porque todo va por el mismo camino. Por eso hace falta seguir una apertura que no haga ninguna concesión de principios. Porque, además, este es un buen momento para pensar, analizar y criticar si es preciso”.

MH: El pasado 30 de diciembre se celebró el aniversario 90 del nacimiento de Haydée Santamaría. ¿Cómo recuerda su relación con Haydée?

PM: “Haydée fue un ser maravilloso con una maravillosa poesía y un maravilloso sentimiento revolucionario. Creo que ella fue una de las personas más revolucionarias que encontré en la vida y su legado aún me enseña mucho”.

MH: Durante los últimos tiempos ha estado muy vinculado a los artistas jóvenes. ¿Cree que existe calidad en la escena de los más noveles exponentes del arte cubano?

“Los jóvenes siempre son los que marcan la línea a seguir. Por eso colaboro con todos independientemente del estilo que cultiven. En ese aspecto no tengo ningún prejuicio. Pienso que se produce así una reciprocidad de talentos que a todos nos favorece”.

MH: Prácticamente se han convertido en un ritual estos conciertos de fin de año…

“Mis conciertos se han vuelto una tradición ya. De eso me di cuenta cuando falté un año y había mucha ansiedad en el pueblo por saber por qué no me presentaba. Y, por supuesto, hasta que tenga fuerzas voy a seguir cumpliendo esa tradición”.

MH: ¿Cómo es el día a día de Pablo Milanés?

PM: “Soy muy familiar y me gusta compartir mucho con mis amigos. No podría vivir sin esa relación. Mis días me los paso en la oficina atendiendo mi trabajo y haciendo planes, porque siempre estoy pensando en el futuro ya que eso es lo que me mantiene vivo”.

MH: ¿Qué planes…?

PM: “Por ejemplo, voy a grabar un disco con Pancho Céspedes que ya está en proceso; otro con mi hija Haydée Milanés y con José María Vitier y, aunque no lo creas, todo quedará listo en un plazo de tres meses.

También hice un disco con Chucho Valdés que alcanzó un reconocimiento internacional extraordinario pero lamentablemente tuvo poca promoción en Cuba. Para el próximo año también haré otro álbum con Chucho que incluirá estándares de jazz y trabajaremos con músicos destacados a nivel internacional”.

MH: ¿Cree que Renacimiento marca un hito en su carrera?

PM: “En mi carrera sí, pero no creo que marca ningún hito a estas alturas en ningún espacio porque parece que en Cuba no hay lugar ya para esta música. Cada día lo compruebo más en la radio y la televisión. Hay que ver el porcentaje de música mala y el de música buena que difunden para comprobarlo”.

MH: Sin embargo, las canciones de los trovadores copan las emisoras cuando hay alguna fecha histórica o luctuosa…

PM: “Sí, parece que solo somos los cantantes del dolor, del luto, de los actos. No pasamos de ahí”.

MH: ¿Es cierto que debutará cantando canciones de rock and roll?

PM: “Si, cantaré temas de Crosby, Stills & Nash y de otros exponentes de la música folk y rock estadounidenses. Ya grabé varias canciones con Tesis de Menta y estoy muy satisfecho con el resultado, así que puedo seguir esa línea porque siempre he estado junto a lo mejor de todos los géneros. Y el rock es una fuente de calidad extraordinaria”.

MH: Llama la atención que también ha trabajado en la promoción de los DJs cubanos a través de la institución cultural P.M. Records y del Festival Proelectrónica…

PM: “Como te dije, somos capaces de admirar lo que hay de calidad en cada género. Desde David Guetta para abajo sabemos reconocer los buenos DJs y en Cuba hay muchos. No obstante, pudiéramos tener un movimiento de mayor relevancia si las instituciones lo respaldaran. Por nuestro lado, seguiremos colaborando con los jóvenes DJs que trabajan en Cuba.

MH: ¿Cuál ha sido la mayor alegría de su carrera?

PM: “La mayor alegría es enfrentarme al público y ver el resultado. Eso es lo que más me alumbra, me llena de satisfacción. Constantemente estoy viviendo esa alegría”.

MH: ¿Algún sueño inconcluso?

PM: “El sueño lo estoy cumpliendo al tener 70 años y contar todavía con ese público que me sigue. Ese encuentro, sin duda, es el que me da energías para seguir viviendo”.

Fuente: Cubadebate

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato