Selección de poemas

A. Storni

Desde mi habitación en sombras veo el mar

como una mentira.

A veces voy a observarlo de cerca,

es tan inmenso,

tan inquietante su lenguaje de infinita espuma.

Refleja el cielo como un espejo al mar,

con idénticas olas de nubes, con atardeceres,

con silenciosas piedras de luz.

Desde mi habitación en sombras veo el mar,

como una mentira.

Algún día iré hasta su orilla, me dejaré arrastrar a lo profundo.

como un amante antiguo devolverá mi cuerpo

en la mañana,

impregnado de Luna y raras algas.

Los curiosos llenarán la playa,

y yo lo observaré todo tranquila, desde mi casa,

desde mi habitación en sombras.

 

Juana de Asbaje

Ayer han colocado el velo sobre mi cabeza,

el velo negro.

Me han dado la cruz y he cerrado los ojos.

Nadie vio mis lágrimas,

ni Dios.

Nadie vio mis manos temblorosas bajo el hábito burdo.

Sentí un olvidado temblor

una felicidad solo comparable

a la que siente el mar cuando devuelve sus ahogados.

 

Figuras del sueño

Cada no