Selección de poemas

Caverna

Es verdad que los muertos tampoco duran
Ni siquiera la muerte permanece
Todo vuelve a ser polvo

Pero la cueva preservó su entierro

Aquí están alineados
cada uno con su ofrenda
los huesos dueños de una historia secreta

Aquí sabemos a qué sabe la muerte
Aquí sabemos lo que sabe la muerte
La piedra le dio vida a esta muerte
La piedra se hizo lava de muerte

Todo está muerto
En esta cueva ni siquiera vive la muerte

De Islas a la deriva, 1973-1975
 
 

Alta traición

No amo mi patria.
Su fulgor abstracto
     es inasible.
Pero (aunque suene mal)
     daría la vida
por diez lugares suyos,
     cierta gente,
puertos, bosques de pinos,
     fortalezas,
una ciudad deshecha,
     gris, monstruosa,
varias figuras de su historia,
     montañas
-y tres o cuatro ríos.

De No me preguntes cómo pasa el tiempo, 1969

 

Los elementos de la noche

Bajo el mínimo imperio que el verno ha roído
se derrumban los días, la fe, las previsiones.
En el último valle la destrucción se sacia
en ciudades vencidas que la ceniza afrenta.

La lluvia extingue
el bosque iluminado por el relámpago.
La noche deja su veneno.
Las palabras se rompen contra el aire.

Nada se restituye, nada otorga
el verdor a los campos calcinados.

Ni el agua en su destierro
sucederá a la fuente
ni los huesos del águila
volverán por sus alas.

De Los elementos de la noche, 1963

 

Tulum

Si este silencio hablara
           sus palabras se harían de piedra
Si esta piedra tuviera movimiento
           sería mar
Si estas olas no fuesen prisioneras
           serían piedras
en el observatorio
          Serían hojas
convertidas en llamas circulares

De algún sol en tinieblas
           baja la luz que enciende
a este fragmento de un planeta muerto

Aquí todo lo vivo es extranjero
            y toda reverencia profanación
y sacrilegio todo comentario

Porque el aire es sagrado como la muerte
            Como el dios
que veneran los muertos en esta ausencia

Y la hierba se prende y prevalece
          sobre la piedra estéril comida por el sol
          —centro del tiempo padre de los tiempos
          fuego en el que ofrendamos nuestro tiempo

Tulum está de cara al sol
          Es el sol
en otro ordenamiento planetario
          Es núcleo
de otro universo que fundó la piedra

Y circula su sombra por el mar

La sombra que va y vuelve
         hasta mudarse en piedra

De  Islas a la deriva, 1976

 

José Emilio Pacheco Berny: Poeta, narrador, ensayista, editor, traductor y profesor mexicano. (Ciudad de México, 1939-2014) Fue uno de los escritores más importantes de la literatura mexicana del siglo XX. Su obra poética, caracterizada por la depuración extrema de elementos ornamentales, destaca por su compromiso social con su país. Temas como el paso del tiempo, la vida o la muerte vertebran su obra. Su obra narrativa destaca por la experimentación en nuevas estructuras y técnicas narrativas. Temas como la pérdida y singularidad de la niñez, así como la relaciones afectivas son recurrentes en su obra, aspectos todos ellos enmascarados por su preocupación social e histórica de México. Fue profesor en universidades de México, Estados Unidos, Canadá e Inglaterra. De su poesía destacan Los elementos de la noche (1963), No me preguntes cómo pasa el tiempo (1969), Los trabajos del mar (1984), Miro la tierra (1986) y Ciudad de la memoria (1989). Como narrador destacan El viejo distante (1963), El principio del placer (1972), La sombra de la Medusa y otros cuentos marginales (1990) y la novela Morirás lejos (1967) y Las batallas del desierto (1981). Entre los galardones que recibió destacan los premios Magda Donato (1967), Xavier Urrutia (1973), Premio Nacional de Periodismo (1990), Premio Nacional de Ciencias y Artes en el campo de la lingüística y literatura (1992), Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2009) y el Premio Miguel de Cervantes (2009).

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato