Selección de poesía

El fuego

Cuando se entra al fuego de los días
con balbuceo de lo que ha de ser,
con asombro de ir descubriendo
edad tras edad la permanencia,
un hijo más en la tierra de todos,
sin borrar el primer encuentro,
con el rostro de todo y con la máscara
de todo.

Fuego de crear el estar, de convencerlo
de lo que hay que decir, y ser cada día,
cada noche palabra de la noche,
filo y espanto en cada certidumbre.

Volver al fuego que nunca se fue,
volver al fuego de la memoria,
en el acto postrero que traduce
toda una vida, todo un nacimiento.

Tocas tu identidad

Tocas tu identidad
en cada ráfaga,
pero no entiendes
la premiosa enunciación
de tus abismos.

¿Cuándo no serás
el que ha de aguardar?

¿Cuándo traerás a la casa
de ti mismo las albricias
de saber quién eres? ¿Por qué estás
con los puños cerrados
amenazando la brizna de tu muerte?

Cualquiera que sea tu rostro
eres criatura de alabanza.

 

Cada rostro una edad

Cada rostro una edad, un tiempo,
muchas edades, muchos tiempos
de crear, de creer, de esperar;
muchedumbres en una sola cara que guarda
razón y sinrazón de siglos,
chorro de luz de siempre tras lo efímero,
alzada piedra de hombre y de mujer
oteando el qué, el cómo de la vida.

Ignorante de muchos de sus caminos,
pero los que sí sabe
le bastan al misterio de lo diario,
a la canción de ser el sortilegio.

 

Cada luz

Cada luz es un rostro
en la alborada,
un ademán del fuego
a la fiebre del polvo ensimismado.

En la tarde,
la enunciación del mañana del hombre,
faz del sueño y del inmediato acontecer,
la ráfaga de un signo.

Y en la noche,
hambre de la rencorosa soledad,
constelación de lo inasible,
silencio y discurso inmensurables.

 

Poemas del libro Turbión, Editorial Letras Cubanas, La Habana, 1988.
 
Roberto Friol: Profesor, investigador literario y escritor cubano. Nació en La Habana el 3 de abril de 1928 y murió el 2 de junio del 2010. Se desempeñó como investigador literario en la Biblioteca Nacional José Martí. Colaboró, entre otros, con El País Gráfico, Bohemia, Unión, Revista de la Biblioteca Nacional José Martí, Boletín del Instituto de Literatura y Lingüística, Islas. Autor de los trabajos "El hombre de Saul Bellow" y "La novela cubana en el siglo XIX". Cultivó también el cuento. Fue galardonado dos veces con el Premio de la Crítica, por sus poemarios Turbión, en 1988, y Gorgoneión en 1991. Recibió en 1998 el Premio Nacional de Literatura.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato