Premios Villanueva a los mejores espectáculos del año 2013

El Tándem • La Habana, Cuba
Domingo, 9 de Febrero y 2014 (1:13 pm)

La Sección de Crítica e Investigación Teatral de la Asociación de Artistas Escénicos de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, fiel a su tradición y a su voluntad de saludar y estimular los mejores acontecimientos de las tablas en nuestro país, vuelve a reunir a sus miembros para elegir, entre los numerosos estrenos nacionales y extranjeros vistos en nuestro país durante el año 2013, aquellos que lograron el aplauso y el elogio por la eficacia de sus propuestas. En un momento en el que nuestra institución se alista para su VIII Congreso, quisiéramos subrayar este gesto más que como una simple carta de selección, como parte de lo que la crítica puede aportar, desde una plataforma como la UNEAC, para la validación de una vida cultural donde la jerarquía del arte verdadero sea visible, lejana de paternalismos, concesiones y facilismos que, desgraciadamente, se han ido haciendo cada vez más comunes. Confiamos en que el valor de la crítica como parte esencial del proceso de cambios al que Cuba se enfrenta no sea desdeñado en momentos en los que las voces del debate son cada vez más imprescindibles.

En atención a ello, y tomando en consideración los votos de los miembros asistentes a la reunión convocada al efecto, esta Sección entrega los premios Villanueva a los siguientes espectáculos.

En la categoría de mejores espectáculos extranjeros a:

-Por el sólido trabajo artístico que, apelando al teatro de títeres, consigue trasmitir un mensaje pletórico de valores humanos, a Soy Solito, de Todo Encaja Producciones, de Argentina.

-Por su manejo riguroso de diversas técnicas titiriteras, desplegadas con auténtico virtuosismo en un espectáculo que aúna sobriedad y eficacia en su comunicación con el auditorio, al tiempo que dialoga sobre temas de punzante actualidad, a Sopa, de Títeres de Cachiporra, Uruguay.

-Por la versatilidad del actor, que logra sostener este unipersonal a través la incorporación de diversos personajes, al tiempo que demuestra un uso verdaderamente creativo de las variantes interpretativas que ha ido acumulando a lo largo de su carrera con innegable sentido del humor, a Estudio 44, de Teatro El Puente, producción de Cuba-España.

-Por la sorprendente concepción de este espectáculo, afirmado en poderosos ejercicios actorales, y su contundente manera de acercar al público a una temática que parte del teatro para hablar sobre conflictos de actualidad, a Todo lo que necesita una gran actriz es una gran obra y las ganas de triunfar, de Vaca 35 Teatro de Grupo, México.

-Por su indudable valor dramático en la transposición de una novela fundamental de la literatura, valiéndose del baile, la iluminación, la escenografía, y la actuación enlazada a todos esos elementos como un acto total de veracidad escénica, a la puesta de Anna Karenina, del Teatro Estatal Académico Vajtángov, de Rusia.

Los miembros de la Sección determinaron, además, conceder reconocimientos, además, por valores diversos en estas puestas extranjeras a Cabezas redondas y cabezas puntiagudas, de la Asociación Cultural Comteatro, Italia; y a Mientras cuido de Carmela, del Bachín Teatro, de Argentina, ambas presentadas durante el 15 Festival de Teatro de La Habana.

En la categoría de espectáculos danzarios, dentro del apartado de espectáculos nacionales, se concede un reconocimiento a la coreografía Medea reloaded, de Gabriela Burdsall, de Danza Contemporánea de Cuba, por los valores promisorios que se descubren en esta pieza y en su joven creadora.

Y se entrega el Premio Villanueva a la coreografía El ayer y el hoy del flamenco, de la Compañía Flamenca ECOS, que a través del homenaje a una figura de renombrado prestigio dentro de esta vertiente danzaría, se organiza como un espectáculo de indudables atractivos y lograda concepción.

En la categoría de mejores espectáculos para niños, se entrega el Premio Villanueva al Teatro de las Estaciones, de Matanzas, por su montaje de En busca del conejo blanco, versión a partir de Alicia en el país de las maravillas, puesta de Rubén Darío Salazar que confirma, a 20 años de su fundación, la primacía de este colectivo como vanguardia del teatro para niños y de títeres en Cuba, asentado en sus valores de puesta en escena, actuación, diseño, música, coreografía y la confirmación de una nueva dramaturga en su repertorio.

Entre los espectáculos cubanos para público adulto presenciados durante el 2013, la Sección de Crítica e Investigación Teatral de la Asociación de Artistas Escénicos de la UNEAC destaca con un reconocimiento a la puesta en escena de El holandés errante, del Teatro Lírico Nacional, por sus valores como un montaje que aspira a actualizar las concepciones escénicas de la ópera en Cuba, valiéndose de talentos nuestros y extranjeros, a favor de dicho arte en nuestro país. Y entrega los Premios Villanueva a

-Por su cuidadoso trazado naturalista, actuaciones destacadas, y la voluntad de acercar al público, desde el manejo del espacio mismo en que se representa, a otra manera de contar esta historia, a Delantal todo sucio de huevo, puesta en escena de Julio César Ramírez para Teatro D´Dos.

-Por la mirada desacralizadora a la obra de un autor provocador y poco conocido en Cuba, mediante un ejercicio de puesta en escena que apuesta por sus actores para discutir nuevamente los riesgos de asumir identidades no solo sexuales, no solo roles tradicionales, en nuestra existencia, a Matrimonio blanco, puesta en escena de Teatro de La Luna dirigida por Raúl Martín.

-Por la relectura de una obra que tiene ya su tradición propia en nuestra memoria escénica, y que ahora se acerca a nuestra contemporaneidad desde el rigor propio de esta agrupación, a Fíchenla si pueden, a partir de La puta respetuosa de Sartre, dirigida por Carlos Celdrán para Argos Teatro.

-Por la violencia impactante de sus textos e imágenes, que convierten en espectáculo la ansiedad, los desencantos, las aspiraciones de una nueva generación que al mismo tiempo se reconoce en el pasado histórico y político del país al que miran con profundo sentido crítico, a Antigonón, un contingente épico, de Rogelio Orizondo, dirigido por Carlos Díaz para Teatro El Público.

Las puestas en escena premiadas representan un abanico muy diverso. Las une el sentido de calidad que percibimos en ellas, incluso, por encima de gustos personales o consensos de pasiva unanimidad. El teatro cubano debe entenderse como vibración múltiple, tomando de los maestros y los discípulos que aun negándolos, se reencuentran con las sombras mayores. Así se hace este oficio, del cual la crítica debe ser una memoria responsable. Durante el año 2013 perdimos a varias personalidades de rango mayor en nuestra cultura. Tal vez aún no podamos calibrar el peso de las pérdidas de Abelardo Estorino, Fernando Alonso, o Myriam Acevedo, por mencionar solo tres entre ellas. Pero debe quedarnos, como misión precisa, el preservar sus perfiles en cada noche de danza o teatro, en cada momento en el que, como artistas de este arte tan amenazado por lo efímero, vuelva a azotar el huracán a la palma, y sepamos defender lo que es también más nuestro.

Críticos presentes en la selección, 26 de diciembre de 2012:

Ismael Albelo, Vladimir Peraza, Vivian Martínez Tabares, Yuris Nórido, Abel González Melo, Frank Padrón, Noel Bonilla-Chongo, Mercedes Borges Bartutis, Blanca Felipe Rivero, Marilyn Garbey, Omar Valiño, Jorge Rivas, Norge Espinosa Mendoza, Roberto Gacio, Esther Suárez Durán, Rafael Pérez Malo.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato