María Woyzeck en la Casa

La Ventana • La Habana, Cuba
Lunes, 10 de Febrero y 2014 (10:32 am)

Teatro El próximo martes 11 de febrero a las cuatro de la tarde, en la sala Manuel Galich de la Casa de las Américas, se presentará la actriz uruguaya Raquel Diana con el unipersonal María Woyzeck.

Codirigido por ella junto a Gonzalo Morales Colman, la pieza pertenece al repertorio del Proyecto GMC Producciones.

Autora de numerosas obras originales, adaptaciones y versiones de piezas de otros autores, algunas de las cuales han sido llevadas a la escena, Raquel Diana cuenta con una sólida formación teatral.

Según ha dicho, su estancia por más de dos décadas en Teatro El Galpón fue una experiencia de formación y Atahualpa del Cioppo uno de sus maestros. Mauricio Kartún, Rafael Spregelburd y Gabriel Calderón han sido sus profesores de dramaturgia.

Raquel Diana es una dramaturga que alega escribir “con las letras y con el cuerpo, porque peor es el desasosiego y la casi muerte de no crear”.

En este caso llega María Woyzeck, concubina de Franz Woyzeck, personajes de la pieza teatral Woyzeck, creada por el alemán Georg Büchner. A un año de haberse celebrado 200 años del nacimiento de Buchner, la teatrista uruguaya encontró en María una manera de hablarnos de sí misma, de representar “a los que en un sentido real y a la vez metafórico, estamos fuera, al margen, al costado”. Esa es María, una víctima, la palabra de los que no tienen voz, en el gran juego del poder social y político; al decir de la actriz “un poco victimaria en su intento por ser ella misma, como todas en el cada día”.

Personajes como estos, mujeres como María, le interesan a Raquel Diana para escribir sus historias, contemporáneas y propias de Latinoamérica. Al decir de ella, le interesa dar voz a “las asesinadas, las golpeadas, las reprimidas, las solas, las que son capaces de entender a las otras y tratar de hacer algo por ellas, por todas”.

Con una muestra del compromiso y la entrega que para Raquel Diana representa hacer teatro, llega María Woyzeck a dialogar con el público cubano y a través de las preguntas e incertidumbres de este personaje, la actriz nos propone un espacio para “reflexionar sobre la condición humana, sobre el sentido de nuestra existencia, conmover a la gente, y beber la alegría en traguitos cortos”.

Luego de esta función en la Casa de las Américas, la pieza podrá ser vista en el Teatro Terry como parte del II Festival del Monólogo Latinoamericano en Cienfuegos, que tendrá lugar entre el 12 y el 16 de febrero y que cuenta con la colaboración y asesoría de nuestra Dirección de Teatro.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato