Nuevos horizontes para el rock and roll

Michel Hernández • La Habana, Cuba
Lunes, 10 de Febrero y 2014 (12:10 pm)

Es cierto que la escena cubana alternativa, por diversos motivos, ha estado huérfana durante mucho tiempo de festivales de impacto internacional. Pero el panorama ha ido cambiando con la organización de encuentros de resonancia que han abierto algunas puertas para que los exponentes de ese ámbito de la música cubana contemporánea puedan medirse con artistas de otras regiones y, de paso, darse a conocer en mayor grado a nivel global.

Cabe destacar, por ejemplo, el Brutal Fest, el Peace and Love y el Caimán Rock, aunque, a decir verdad, este último tiene algunas deudas pendientes en cuanto a la preparación de un programa sin resquicios. Tampoco se pueden dejar de mencionar la primera edición del Havana World Music Festival, que este fin de semana le concedió lustre a las vertientes sonoras ajenas al mainstream de las grandes industrias de la música, y el Festival Patria Grande, que organizado por la consultora argentina TertiusOrbis se realizará del 10 al 16 de noviembre próximo en los escenarios de La Habana, Pinar del Río, Santa Clara y Cienfuegos y tendrá como cabeza de cartel a una de las bandas