Mi amigo El Santi Feliú

Yusa • Argentina

Recuerdo la primera vez que escuché al Santi. Yo vivía en el barrio de Buena Vista y tenía una vecina, Caridad, que era acomodadora del cine Cosmos, el cual se encontraba en 19 y 70 (o sea, a solo cinco cuadras de casa de mi abuela). Muchas veces nos íbamos con ella, su hija y mis primos al cine; a ver películas que pasaban o solo a pasear hasta allí el fin de semana.

En uno de esos paseos de tarde al cine, casualmente, no estaban pasando películas porque había un grupo musical ensayando: era Santiago Feliú que en los 80 se escuchaba mucho. Entonces yo estaba estudiando en el conservatorio guitarra clásica y Santi era uno de mis paradigmas musicales de ese momento.

Era un verdadero desafío para cualquier guitarrista tocar temas del Santi por lo que era de mis compositores preferidos. Comencé a buscar sus discos y los tenía aprendidos de memoria.

Imagen: La Jiribilla

Luego la vida conspiró a favor para que coincidiéramos y nos hiciéramos amigos. Una de las mejores cosas es que yo me divierto mucho con él. Cuando hemos tocado y grabado juntos ha sido maravillosa la experiencia, pues su música tiene mucho de osadía, como es él. No sabría explicarlo muy objetivamente, pues me encanta lo que hace Santi. Es un lindo viaje tocar con el Santi. Como siempre digo: ¡una suerte de vida!

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato