Aunque tengas que afilarte el corazón

Nirma Acosta, R. A. Hdez • La Habana, Cuba

Para ti, los Ale y Vincens,
por supuesto...

La vida un día amanece muerta y no intentas explicar nada, solo aciertas a creer o a no creer. Preguntas, elaboras un supuesto, una respuesta, y al final lo que pasa es que lo eterno no es nosotros…, nunca lo fue. Lo imposible es que te vayas; lo absurdo: estos días que vienen sin ti.

Cuanta falta nos hace ahora mismo algún concierto de esos, de los geniales, para “levantar” y poder seguir. “Aquí estamos, personal…”, y arremeterías entonces con rabia incontenida contra tu guitarra zurda, que es como arremeter contra el miedo y la mentira.

Te buscamos desde siempre y ahora somos, fuimos una generación entera a la que has dejado huérfana, una suerte de herejes utópicos que te tuvimos a vos y a tus náuseas como andamios para soportar el tiempo; un manojo de soñadores que decidió quedarse aquí, en la patria sagrada, en este Planeta Cuba, aun cuando andábamos (todavía andamos) muy mal sin ti, aun cuando al final nos dimos cuenta de que no.

Santiago Feliu
Santi, por Rapi Diego
 

Repaso los encuentros y las despedidas, pasan como señales las tantas veces que nos uniste a todos una y otra vez; eras capaz de juntarnos, desde el cumpleaños de un amigo hasta las peñas en el patio de al lado.

A la muerte le queda un tiro, a la vida le quedas tú. Tú, el más zurdo, el más rojo y gago de todos nosotros, te fuiste sin hacer concesiones. Tú, un partidario de crear a creer... No te llevaron las esquirlas guerrilleras de las montañas, no fue el azar, ni las trasnochadas infinitas, ni los nauseabundos finales o principios de siglos, no fue el humo Lucky Strike, Respibien, Diclofenaco y Just for Men, ni los sueños incumplidos a toda costa. Un rafagazo fugaz desde el centro del pecho, un disparo mortal, un hachazo invisible y homicida, un empujón brutal, te ha derribado. Fue tu corazón sin idioma, desencontrado.Tú, el más zurdo,
el más rojo y gago
de todos nosotros,
te fuiste sin hacer concesiones.”

Hoy, siento más tu muerte que mi vida. Y me cuestiono cómo habremos de “sobremorirte”, si mirándote a los ojos reconocemos el mundo.

Ahora, el cuerpo tiembla y la sonrisa queda muda y mi mujer está muy sensible por ti. Tuve la suerte de compartirla en tus canciones; tú eras el pedestal inamovible donde permanecía su fé penúltima en el mejoramiento humano, tú eras (eres) el “Santi sagrado”, por encima de todo y de todos.

Te debemos el palpitar (y creo hablar en nombre de todos Ellos que también tuvimos nuestra Bárbara), te debemos la brisa, inagotable, azul…, el tema que compusiste por nosotros para Ellas, te debemos el verso y el lirismo inevitable para no dejarte ir.

Santiago Feliú
Santi, por Kcho
 

Ya sabemos que la vida vive con y sin nosotros, pero pronto, por favor, que cause canción la sobredosis de ti, y mi hijo tenga en su morral la certeza de saber que solo se arregla el mundo a pedacitos con hierro del sueño de cada cual. Sólo así… nunca que se ponga oscuro faltará un abismo por donde escapar.

Nos quedan demasiadas aristas inconformes, nos duele no haber podido aunar una vez más a "los topos" (preferias mantenerte al margen de categorizaciones y academias), justo como hoy bajo estas circunstancias menos guitarreras. Cierta vez estuvimos a punto de lograrlo, pero ahora todo será más difícil, falta Lennon, faltas tú.

Te anuncio la víspera, Santi, que el teléfono de Dios aún sigue incomunicado. Que el amor no está de moda. Ya no es noticia. Para completar, descubro que también se le caen los dientes a mi barba. Sin embargo, está el amor diciéndonos qué falta; aguardo volverte a ver alguna que otra vez por aquí, donde la ilusión tuvo hijos, sobrevolando un sueño que acuna el tiempo, y siempre siempre enamorado, con tu luna entre los brazos, pidiéndole a la esperanza para todos…, para Tod@s…

Vedado, La Habana. Febrero 12 y 2014

Pd: Dame un abrazo y no tengamos frío, dame otro abrazo y no tendremos frío.

Imagen: La Jiribilla
Santi, por Silvio

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato