El Palacio del ecuatoriano Pablo en la Feria de Libro

Roberto Miguel Torres Barbán • La Habana, Cuba

No por gusto el Pabellón de Ecuador en la XXIII Feria Internacional del Libro Cuba 2014 lleva por nombre Pablo Palacio en honor a uno de los principales exponentes de las letras de ese país. Precisamente este autor fue evocado este fin de semana  con la celebración del panel sobre su vida y obra en la Sala principal del Pabellón de Ecuador, país invitado de honor al evento.

En el espacio intervinieron la profesora de Literatura Latinoamericana de la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana, Susana Haug Morales y el investigador quiteño Raúl Pérez Torres, quienes aprovecharon la ocasión para presentar el volumen Páginas Escogidas. Pablo Palacio. Un volumen reeditado en la Isla, por Casa de Las Américas, que hizo la primera publicación del autor en 1984 y luego en 1987, según señaló la analista.

La investigadora Haug Morales, destacó la oportunidad de aprovechar este espacio para promover la lectura en la Isla, de las obras de Palacio, quien —dijo— rompió con la manera tradicional de mirar a la sociedad de su tiempo. Sus textos vanguardistas coincidieron con los de la Generación del 27 en Cuba y con lo mejor de la Vanguardia Narrativa Latinoamericana. Desde ese entonces data la primera publicación de la obra de Palacio en Cuba, cuando en 1927, desde la Revista de Avance salió a la luz pública su cuento “El hombre que mira a las estrellas”.

La especialista en Literatura Latinoamericana explicó que desde el pasado siglo Cuba fue una adelantada en promover su obra y con esta segunda edición de sus Páginas escogidas y continúa su trabajo de justiprecio al autor, ahora con la nueva edición de este texto que edita el Fondo Editorial Casa de Las Américas, explicó la investigadora.

Por su parte el director de la Casa de Cultura Ecuatoriana en Quito, escritor y uno de los principales estudiosos de la obra de Palacio, Raúl Pérez Torres evocó trágicos momentos en la vida del autor, quien pasó los últimos años de su vida encerrado en un manicomio. Paradójicamente, dijo, sus narraciones se relacionaron con la psiquis humana y sus necesarios equilibrios. También destacó la influencia del reconocido autor en la literatura ecuatoriana y latinoamericana de forma general.

Pérez Torres dio lectura a un emocionado escrito sobre Palacio quien dijo no por gusto da nombre a la sala principal de Ecuador en esta feria que el rinde honor, olvidado por muchos esta figura de las letras latinoamericanas regresa cada vez con más vigencia, atormentado por sus subjetividades amó la vida, como lo hace el lema del Ecuador.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato