El sol está apagado

Susadny González • La Habana, Cuba

¿Qué culpa tenemos nosotros, los de abajo, los que cargamos sobre las espaldas el peso del descalabro económico, los que sentimos que el sol está apagado?

Con esta interrogante, una suerte de metáfora a la libertad que da nombre al libro —El sol se está apagando, ¿qué culpa tenemos nosotros?—, el economista italiano Luciano Vasapollo y Rita Martufi nos conminan a sacudirnos la apatía e involucrarnos en una lucha antineoliberal, humanitaria también.

La sala Carpentier de la fortaleza La Cabaña acogió la presentación de este volumen dedicado especialmente a los Cinco prisioneros en EE.UU., precisamente porque para ambos autores el capitalismo arropa esa “situación de venganza que sufren los antiterroristas cubanos”.

“La otra cara de la crisis es la guerra militar, la presencia mercenaria en Libia, Siria, detrás de los recursos naturales y el control geopolítico. Lo es también el terrorismo de estado que acomete la derecha fascista en Venezuela para desestabilizar al gobierno, como es terrorismo de estado el caso de los Cinco, que constituye un ataque político contra la autodeterminación de Cuba”, dijo el vicepresidente del Comité Italiano de Justicia para los Cinco, un viejo amigo de la Isla, que para él “queda como el punto de referencia más alto, el ejemplo a seguir”.

El texto está dividido en cinco segmentos, encabezados por el verso o la palabra de personalidades del arte y las letras criollas (Miguel Barnet, Vicente Feliú, entre otros), con el ánimo de dotar de otra dimensión los análisis que reputados especialista antillanos aportan a este compendio —José Luis Rodríguez, Ramón Pichs, Osvaldo Martínez…— pues, como ya ha dicho en otras ocasiones el dirigente de la Red de los Comunistas de Italia, la batalla “tiene que ser cultural, económica, científica y política”.

Para Vasapollo los “EE.UU. han agotado su función de locomotora de la economía mundial y la crisis es, al mismo tiempo, el conjunto de muchas otras crisis: ambiental, alimenticia, energética, de derecho, cultural y ética, es la crisis real de la civilización capitalista”. Por eso la trascendencia del libro radica precisamente en su concepción como material de consulta para los estudiantes de la Universidad La Sapienza, de Roma (la más grande de Europa); un instrumento donde además de economía los jóvenes y otros sectores puedan conocer el caso de los prisioneros del imperio.

Las páginas constituyen en sí mismas una declaración de solidaridad, así lo patenta el mensaje de esperanza que firman los reclusos de la cárcel Rebibbia (la mayor de ese país europeo), quienes al conocer de la injusta prisión que guardan nuestros héroes, para los que el sol está apagado hace 15 años, suscriben: “la dignidad de una persona no tiene culpa”.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Más información sobre opciones de formato